Málaga

La Universidad de Málaga reanuda las prácticas académicas externas presenciales

  • La institución aclara que sólo se permitirán en empresas que no estén afectadas por expedientes de regulación de empleo

Alumnos en uno de los centros del Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga. Alumnos en uno de los centros del Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga.

Alumnos en uno de los centros del Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

La Universidad de Málaga (UMA) ha reanudado este miércoles de forma parcial las prácticas académicas externas presenciales de los estudios de grado, master y enseñanzas propias impartidos por la institución académica este mes de junio, atendiendo “escrupulosamente” a las directrices de las distintas fases del plan para la transición hacia una nueva normalidad respecto a la movilidad en la provincia dentro de Andalucía o de otras regiones si las prácticas se realizan en ella.

La reanudación de las prácticas presenciales no significa la abolición de las prácticas no presenciales que se desarrollen actualmente de forma telemática. Los dos modos se pueden usar simultáneamente o en combinación. Aunque la realización telemática no presencial sigue siendo la opción prioritaria, precisaron desde la UMA.

Sólo se autorizarán prácticas académicas externas, presenciales o no presenciales, en empresas que no se encuentren en un ningún procedimiento de regulación de empleo (ERTE/ERE), excepto si este está ligado a una parte específica de la empresa, no relacionada con la actividad formativa que desarrollará el estudiante.

La realización de prácticas académicas externas presenciales sólo podrá llevarse a cabo en aquellas áreas de actividad autorizadas por el Gobierno en las distintas fases del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. Dichas prácticas instalaciones de la propia Universidad estarán permitidas únicamente en modalidad no presencial, de acuerdo con lo referido a lo vigente para la actividad docente universitaria.

Además, a partir de la entrada en vigor de esta Resolución Rectoral, tanto empresas y entidades colaboradoras como estudiantes deberán asumir expresamente el compromiso de respetar y aplicar escrupulosamente cualquier directriz de las autoridades sanitarias, con la finalidad de garantizar la seguridad del alumnado que se encuentre en los centros de trabajo. Este requisito será de aplicación tanto para aquellas prácticas que sean iniciadas como para aquellas que sean reanudadas de forma presencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios