Inmobiliario

Urbania le compra a Unicaja Banco una parcela para hacer 2.000 pisos en Sánchez Blanca

  • La operación ha sido firmada hoy y forma parte de la política del banco de eliminar activos inmobiliarios tóxicos

Vista aérea de la zona de Sánchez Blanca Vista aérea de la zona de Sánchez Blanca

Vista aérea de la zona de Sánchez Blanca

El eterno proyecto inmobiliario en la barriada de Sánchez Blanca, situada junto a los bloques de Intelhorce, se reactiva. La promotora Urbania International llevaba varios meses negociando con Unicaja Banco la compra de una parcela para hacer 2.000 viviendas y hoy ha rubricado definitivamente la firma en el contrato, según apuntan fuentes cercanas a la operación.

Esta urbanización tiene una extensión de 66 hectáreas y se planteaba levantar más de 3.400 viviendas ya que el suelo está repartido entre varios propietarios. Uno de ellos era Gestión de Inmuebles Adquiridos (GIA), la inmobiliaria de Unicaja Banco, que, a su vez, se quedó con el activo de Prasa, que entró en concurso de acreedores.

Esta operación se enmarca dentro de la política de reducción de activos tóxicos del banco malagueño. La reducción de activos no productivos ha sido uno de los principales retos de Unicaja Banco en los últimos años para sortear los coletazos de la crisis inmobiliaria y financiera. La mayoría de estos activos, tanto los dudosos como los adjudicados inmobiliarios, proceden de Ceiss y Unicaja Banco ha ido año a año reduciéndolos para rebajar la tasa de morosidad y ser más solventes.

Según los datos aportados por Unicaja Banco el pasado 30 de abril, la entidad consiguió reducir esos activos no productivos un 20% en un año, es decir, en 872 millones de euros. En el primer trimestre, el saldo de activos dudosos del grupo cayó hasta los 1.833 millones de euros y el de los inmuebles adjudicados hasta los 1.640 millones. Unicaja Banco ha comunicado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que ha vendido activos tóxicos por valor de 939 millones de euros, de los cuales 389 millones corresponden a créditos dudosos y 560 millones de euros a activos inmobiliarios. La operación de Sánchez Blanca con Urbania se incluye en este último apartado, entre otras ventas. 

Urbania adquiere el solar libre de carga, toda vez que Unicaja Banco ya abonó en enero de este año 18 millones de euros al Ayuntamiento de Málaga, de los cuales 11,4 millones eran de capital principal y 6,4 millones de intereses acumulados. Ese dinero corresponde a convenios urbanísticos suscritos hace más de una década entre el Consistorio malagueño y el anterior propietario. Urbania refuerza su apuesta por Málaga ya que cuenta con varios proyectos en la Costa del Sol. Uno de ellos es Higuerón West 217, que contempla la creación de 900 apartamentos y villas de lujo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios