Málaga

Urbanismo activa el ajuste para el hotel de 150 metros en el puerto

  • Quiere que la Junta de Gobierno Local de mañana apruebe inicialmente la modificación

Infografía del diseño del hotel del puerto. Infografía del diseño del hotel del puerto.

Infografía del diseño del hotel del puerto.

El proyecto de construcción del hotel de 150 metros de altura, 35 plantas, con 353 suites y una inversión estimada en 116 millones de euros, promovido por un fondo de inversión catari está en la antesala de dar un paso significativo. La Gerencia de Urbanismo tiene previsto presentar a la Junta de Gobierno Local que tiene lugar mañana la aprobación inicial de la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto, al objeto de asignar uso hotelero a los suelos del Morro de Levante y permitir un techo edificable máximo de 45.000 metros cuadrados.

De facto, este paso supondrá el arranque del largo proceso administrativo que aún tiene por delante esta iniciativa empresarial, que cuenta, de inicio, con todos los parabienes de la Autoridad Portuaria, del Ayuntamiento de la ciudad y de la Junta de Andalucía. No obstante, en caso de que el procedimiento urbanístico concluya felizmente para los promotores de la actuación, aún será el Consejo de Ministros el que tenga la última palabra, dado que deberá autorizar el levantamiento del veto existente sobre los espacios portuarios para usos habitacionales.

La aprobación por parte de la Junta de Gobierno Local viene a responder a la petición realizada en mayo de 2017 por el Puerto de Málaga. En un primer momento, ante la insuficiencia de la documentación presentada por el ente presidido por Paulino Plata, el departamento de Planeamiento reclamó más información, en especial en lo tocante a la viabilidad económica de la intervención, así como a los supuestos beneficios para el interés de la ciudad que va a traer consigo una construcción contestada desde diferentes sectores sociales y políticos, que subrayan el "impacto" que provocará sobre el paisaje de la capital.

Entre las voces contrarias está la del órgano asesor de la Unesco en materia de patrimonio, Icomos, que llegó a elaborar un informe en el que, a modo de conclusión, recomendaba la no ejecución de la Torre hotelera debido a su carácter irreversible. Lejos de asumir esta y otras tesis, tanto el Puerto como el Consistoril han ido adelante con la actuación. Y en ese proceso resulta clave la activación del trámite urbanístico. El mismo podría alargarse del orden de ocho meses antes de culminar con una aprobación definitiva. Y en medio de ello, los diferentes organismos implicados deberán emitir sus informes sectoriales. A esto se suma la necesidad de abrir un periodo de información pública, momento en que el podrá medirse la oposición al proyecto catarí.

A la espera de conocer en detalle el informe sobre el que se sustenta la decisión de Urbanismo, los datos ya conocidos y publicados por este periódico confirman la envergadura de la operación contemplada. Un primer apunte ciertamente significativo es que lo que va a permitir este ajuste urbanístico es asignar a la parcela elegida para el hotel un volumen edificatorio siete veces superior a lo ahora permitido. El actual plan del puerto solo dibuja en este espacio un edificio satélite, relacionado a la estación de cruceros, con un techo de 6.000 metros cuadrados. Y frente ello, la iniciativa catarí eleva a 43.000 el volumen edificatorio.

Precisamente este crecimiento exponencial va a provocar que se rompan las costuras actuales del plan del puerto en su integridad. Ello queda puesto de manifiesto en la memoria ejecutiva emitida meses atrás por Plata, en el que reconoce, por vez primera, que para poder ejecutar el hotel va a ser necesario modificar el índice de edificabilidad asignado a todo el recinto, no solo al terreno del dique de Levante. De manera precisa, el informe firmado por el presidente del Puerto constata que el volumen edificatorio total para uso portuario-ciudadano es de 81.177 metros cuadrados (resultado de aplicar un índice de edificabilidad de 0,50 a una superficie total de 162.354,95 metros cuadrados).

De ellos, "las superficies construidas o pendientes de construir" alcanzan los 62.688 metros cuadrados (20.788,12 metros zona muelle 1 y 2 y esquina 1-2; 30.900 metros Muelle Heredia, y 11.000 metros en la plataforma de San Andrés). Tomando como base los parámetros marcados en el plan vigente, el techo que quedaría por desarrollar en todo el recinto sería de unos 18.500 metros cuadrados, muy lejos de los 43.000 que se reclaman para el hotel. Por ello, para alcanzar las dimensiones necesarias, el Puerto se ve en la necesidad de alterar los parámetros actuales, elevando la edificabilidad a 0,50 a 0,66, un 32%.

Otra de las dudas que quedó sobre la mesa era la necesidad o no de que la propuesta sea sometida al dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía, por cuanto lo que se pretende es eliminar una zona ahora calificada como sistema general para ser urbanizada. Queda por determinar el informe jurídico al respecto y si será necesario o no ese pronunciamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios