Málaga

Una ex jefa de Urbanismo denuncia en la comisión "la injerencia política"

  • La oposición se niega a preguntar al gerente, al considerar que quien debía estar era el alcalde

Sesión de ayer de la comisión de investigación sobre expedientes urbanísticos. Sesión de ayer de la comisión de investigación sobre expedientes urbanísticos.

Sesión de ayer de la comisión de investigación sobre expedientes urbanísticos.

La que fuera jefa de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Málaga, Teresa Domingo, aseguró ayer, durante la comisión de investigación sobre los expedientes de infracciones y concesión de licencias en el periodo 2006-2016, que la "injerencia política empieza con la llegada del concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, y José Cardador como gerente" en Urbanismo, y que fue "progresiva". Asimismo, incidió en que fue cesada porque no quería prevaricar y ha hablado en su intervención de que querían un "urbanismo a la carta".

A las preguntas de la oposición, Domingo relató su paso por la Gerencia y afirmó en que en 2009, cuando se le nombra jefa del Departamento de Disciplina, se le encomendó por el alcalde "expresamente" el hacer funcionar el departamento y "llegamos a hacer que el servicio funcionara prácticamente solo". "En 2013 el servicio de Inspección era una máquina que andaba sola, a todo gas y la única forma de parar eso era eliminando toda la cadena de mando y dejando lo que han dejado, el chasis", especificó.

Sin embargo, reconoció que "la gota que colmó el vaso" fueron los expedientes de Villa Arenal, insistiendo en que la "injerencia política" comenzó con la llegada de concejal Pomares y Cardador; con "trabas" que, a su juicio, le iban poniendo, como las acciones que le encomendaban para "sumar y dilatar tiempos". Como ejemplo citó la "prohibición expresa, evidentemente, verbal" de que los inspectores de obra fueran al distrito sin antes llamar al director o al concejal para que vayan acompañados".

"Las injerencias políticas no son una llamadita", advirtió, añadiendo que "todo está documentado". A juicio de Domingo, lo que se pretendía con las acciones era "un urbanismo a la carta, algo a lo que yo me negaba", asegurando que no se lo decían por escrito, pero sí en presencia de compañeros.

Sobre la ausencia del alcalde en la comisión, que en esta sesión tenía que haber participado pero que delegó en el gerente de Urbanismo, José Cardador, la ex jefa aseguró no sorprenderse "teniendo en cuenta lo que yo he vivido respecto al regidor en los últimos cinco años". En este punto, aseguró que cuando no pudo más con la presiones, pidió un "cita al alcalde para ponerle en conocimiento de todo". El encuentro se produjo, según especificó, el 1 de julio de 2014 y duró "una hora y 40 minutos", poniendo su puesto a disposición del regidor. "Pomares y Cardador estaban exigiendo cruzar una línea que jamás iba a cruzar, que era la de la legalidad", detalló

José Cardador, por su parte, sólo fue cuestionado por Francisco Pomares, ya que la oposición en bloque rechazó preguntarle al entender que quien tenía que estar es el regidor. Durante su intervención afirmó que lo que se está viendo en esta comisión de investigación "desvirtúa" el tema de los expedientes de infracciones y concesiones de licencias. Habló igualmente de sus cargos y de cómo en 2014 y 2016 se hacen restructuraciones, "una más global y otra más concreta", en licencia, añadiendo que en época de Domingo en las resoluciones comenzó a ver en infracciones "errores jurídicos administrativos". Por último, aseguró que el tema de Villa Arenal es "cosa juzgada", e incluso afirmó que el equipo podría haber incurrido "en prevaricación activa", porque todo el equipo trabajaba en esos expedientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios