Málaga

Urbanismo prevé que parte del bulevar esté abierto en 2011

  • El proyecto estará para octubre y la obra se licitará a finales de año · La avenida tendrá cinco rotondas, 11 pasos de peatones, dos viales por sentido y un carril bici

Comentarios 1

Las empresas encargadas de redactar el proyecto constructivo del bulevar sobre el soterramiento de las vías del tren, Narval y KV, siguen avanzando en el documento final que permitirá iniciar el proceso de licitación de los trabajos constructivos e impulsar de manera definitiva esta infraestructura. Este paso definitivo podría producirse, según el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, a principios del año 2010, con lo que, de cumplirse el calendario inicial de obra, buena parte del nuevo vial de acceso a la capital podría estar culminado en los primeros meses de 2011.

Díaz Guirado explicó a este periódico que de acuerdo con la actual disposición de los terrenos (a la espera de alcanzar un acuerdo definitivo con Adif sobre los terrenos ganados con el soterramiento) es perfectamente viable la ejecución en unos 12 meses del tramo del bulevar que discurre entre la calle Sillita de la Reina y el puente Juan Pablo II, que quedaría dotado de una doble calzada de dos carriles por sentido y plataformas reservadas para autobuses, así como de la mitad de la sección entre Sillita de la Reina y la futura conexión con la ronda oeste, ya que parte de los suelos necesarios no estarán en manos municipales hasta dentro de varios años. Ante este obstáculo, la intención municipal es la de delimitar en esta parte del vial dos carriles, uno por sentido.

"La idea es hacer todo lo que se pueda", apostilló el edil del PP, quien señaló que esta parte de la infraestructura supondría un coste próximo a los 19 millones de euros, que, tras el acuerdo con la Junta de Andalucía, serían financiados a partes iguales por la Administración autonómica y el Ayuntamiento. "No tiene sentido tener ese suelo baldío, sin uso", agregó. Díaz Guirado dijo que el diseño definitivo estará listo en octubre, todo ello después de que en lo que resta de julio, agosto y septiembre se contacte con los colectivos vecinales del entorno y se adapten las determinaciones técnicas a las sugerencias que planteen. A ellas hay que sumar las apreciaciones que haga la Consejería de Obras Públicas, cuya opinión en este tema se estima crucial.

Un primer paso en el proceso de diálogo que busca el equipo de gobierno se producirá la semana que viene, cuando el Consistorio tiene previsto presentar públicamente a los vecinos una infografía y un video de cómo quedará este espacio de la zona oeste una vez ejecutado el bulevar y los numerosos proyectos inmobiliarios previstos en la zona, caso de las torres sobre los antiguos suelos de Repsol o el traslado del polígono San Rafael. En este sentido, subrayó que esta infraestructura es el gran motor de empuje de estas operaciones.

Más allá de la sección tipo que tendrá el bulevar, el concejal de Urbanismo hizo hincapié en la delimitación de una franja de espacio verde y uso ciudadano, con carril bici incluido, en la margen sur, que dispondrá de una anchura de unos 15 metros y que irá en paralelo a espacios residenciales como Barceló, Calerito, Dos Hermanas y San Andrés. En esta primera etapa se suma otro espacio de diez metros de ancho en la parte norte y que complementará el futuro parque lineal de 1,5 kilómetros de longitud que el Ayuntamiento quiere desarrollar sobre parte de los suelos ahora ocupados por las naves industriales de San Rafael.

Díaz Guirado señaló que en el desmantelamiento de este espacio productivo, el próximo mes de septiembre abrirá sus puertas la oficina creada al efecto para negociar con los propietarios de las mismas y diseñar localizaciones alternativas para un posible traslado. El bulevar incluye cinco grandes glorietas que permitirán las conexiones norte-sur, poniendo fin a la barrera que durante décadas ha supuesto el paso del ferrocarril para los vecinos de las dos márgenes de las vías, así como una docena de pasos de peatón. Asimismo, apuntó la posibilidad de que la actuación final contemple acciones para garantizar la unión de la nueva avenida con calles como Héroe Sostoa o la Avenida de Europa, tal y como han planteado algunos colectivos vecinales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios