Málaga

El Vithas Parque San Antonio incorpora un novedoso láser para tratar la incontinencia urinaria

Hospital Vithas Parque San Antonio. Hospital Vithas Parque San Antonio.

Hospital Vithas Parque San Antonio. / M. H.

Comentarios 0

La Unidad de Ginecología Funcional del Hospital Vithas Parque San Antonio de Málaga capital acaba de incorporar un novedoso láser que permite tratar, sin necesidad de cirugía, patologías femeninas como la incontinencia urinaria, sequedad vaginal, verrugas, dolor durante el acto sexual, cicatrices posparto o atrofia. El equipamiento permite a la mujer “recuperar su calidad de vida y lo hace sin dolor y sin necesidad de cirugía, sólo con anestesia local aplicándose en la zona una crema con lidocaína”, explicó el centro sanitario.

Este sistema de rejuvenecimiento vaginal distribuye la energía láser de un modo uniforme, controlando de una manera precisa la profundidad, porcentaje de zona tratada y densidad de energía entregada por punto, para obtener la máxima seguridad y eficacia.

En los casos de incontinencia urinaria de esfuerzo leve o moderada, el tratamiento con este láser (CO2 fraccional) produce una regeneración de colágeno en las células y tejidos del suelo pélvico. La producción de este nuevo colágeno devuelve a la mujer su capacidad normal de retención urinaria, sin necesidad de pasar por el quirófano.

La responsable de la unidad, Emilia Villegas, indicó que este procedimiento se aplica, por norma general, en tres sesiones. “El láser emite un haz de luz fraccional en el interior de la vagina, dosificando la energía de forma precisa y segura. Esto estimula la remodelación del colágeno y favorece la síntesis de nuevas fibras que fortalecerán la mucosa y submucosa vaginal, consiguiendo un aumento del nivel de lactobacilos, recuperando el PH vaginal y mejorando la defensa de las agresiones por agentes externos”, explicó.

No requiere hospitalización y permite la reincorporación inmediata a la actividad diaria

Además, añadió que “este aumento de fibras produce un tensado vaginal y una disminución de la laxitud, corrigiendo la incontinencia urinaria. Y también, al mejorar la mucosa vaginal, aumenta su grosor y la lubricación en los casos de atrofia vaginal”.

Villegas indicó que no hay una edad o perfil específico de mujer para la aplicación de este láser ginecológico, su prescripción viene dada, únicamente, por la presencia de ciertas patologías: “Si la paciente tiene pérdidas de orina al realizar un esfuerzo, sequedad vaginal, problemas al mantener relaciones sexuales, verrugas o cicatrices posparto, el láser puede ser una muy buena solución para mejorar su calidad de vida”.

Pese a ser un procedimiento muy seguro y no invasivo, antes de un tratamiento láser el ginecólogo siempre debe valorar la aptitud de la paciente para recibirlo, al igual que sucede con todas las intervenciones médicas. “Pero más allá de esto, el carácter ambulatorio de esta técnica, sumado a su casi nula invasividad y la ausencia de cualquier tipo de incisiones, permite que la paciente se reincorpore de manera inmediata a su actividad diaria y que note la mejoría de los síntomas desde la primera de las tres sesiones”, señaló Vithas en un comunicado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios