reconocimiento

Un abogado malagueño en la cima mundial

  • El letrado Javier Cremades recibió ayer el premio 'Jurista del Año' de la World Jurist Association

Javier Cremades recibe ayer el premio de manos de Franklin Hoet en Málaga. Javier Cremades recibe ayer el premio de manos de Franklin Hoet en Málaga.

Javier Cremades recibe ayer el premio de manos de Franklin Hoet en Málaga. / javier albiñana

El abogado malagueño Javier Cremades sumó ayer un nuevo premio a su ya dilatado currículo nacional e internacional. El letrado recibió el galardón Jurista del Año concedido por la World Jurist Association que han recibido personas de talla mundial como Nelson Mandela. Cremades mantuvo el tipo con la serenidad que le caracteriza, aunque ayer se le veía emocionado al conseguir tal distinción internacional acompañado de sus familiares, amigos y compañeros de profesión en su tierra, pues el galardón le fue entregado de manos del presidente de esta institución en la sede del Colegio de Abogados de Málaga.

Es llamativo porque Cremades ha obtenido uno de los mayores premios mundiales en materia de la abogacía y, según dijo, "llegué a esta profesión sin motivación". El letrado comentó que su idea inicial era estudiar periodismo en Madrid, "pero al final vi más práctico hacer Derecho en la facultad de Málaga". Comentó que una de las personas que le hizo apasionarse por el mundo del Derecho fue el catedrático de Derecho Constitucional de la UMA Ángel Rodríguez, que ayer también estaba en la sala y tuvo unas palabras de recuerdo para ese joven Cremades "inquieto y atrevido que simultaneaba el estudio en la facultad con un trabajo de periodista". Rodríguez aseguró que en 30 años en la docencia "de vez en cuando he tenido alumnos brillantes que se convierten en profesionales brillantes y uno de ellos es Javier Cremades", del que señaló que siempre, por esa doble pasión entre la abogacía y el periodismo, se ha sentido atraído por el estudio del derecho de la libertad de expresión y que fue precisamente sobre esa materia sobre la que hizo un proyecto de fin de carrera.

El letrado malagueño, que lamentó que su padre fallecido no pudiera asistir ayer al acto porque "estaría muy orgulloso", subrayó que "el Derecho se crea para ayudar a que la gente pueda crear su proyecto vital en paz y libertad". Ese pensamiento es el que le ha llevado a obtener el premio Jurista del Año pues, según detalló Franklin Hoet, presidente de la World Jurist Association, "estimulamos a quienes luchan por la justicia y la paz en el mundo". Hoet recordó que esta institución fue creada en 1963 en Atenas "para defender la paz mundial a través del Derecho", que ha celebrado 25 congresos bianuales a lo largo de su historia en los cinco continentes -entre ellos varios en España- y que el despacho de Cremades asesora, por ejemplo, a presos políticos en Venezuela entre los que se encuentra el líder opositor a Maduro Leopoldo López. Varios de los abogados venezolanos que trabajan en esta causa y que están en el exilio estuvieron ayer en Málaga para acompañar a Cremades.

Hoet destacó que "el jurista es más que el abogado porque crea Derecho" e hizo hincapié en que este "alto reconocimiento" no se entrega de forma regular "sino que se da a juristas que dejan huella o labran un camino en la defensa de los derechos humanos". Juan José Hinojosa, decano de la facultad de Derecho de Málaga, y Francisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados, también se congratularon del premio a este letrado malagueño que ha entrado en un selecto grupo mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios