Sociedad

Unos 6.000 abogados eligen a su nuevo decano en Málaga

  • Hay tres candidatos: María Dolores López, José Manuel Conejo y Salvador González

  • La votación telemática arrancó el jueves y la presencial será el miércoles

Una junta de gobierno del Colegio de Abogados de Málaga. Una junta de gobierno del Colegio de Abogados de Málaga.

Una junta de gobierno del Colegio de Abogados de Málaga.

Unos 6.000 abogados están participando, desde este pasado jueves, en el proceso electoral para elegir al nuevo decano del Colegio de Abogados tras la salida de Francisco Javier Lara, que ha permanecido en el puesto desde finales de 2012 y que no puede optar a la reelección al impedir los estatutos estar más de ocho años en el cargo.

Hay tres candidatos -María Dolores López Marfil, José Manuel Conejo Ruiz y Salvador González Martín- aunque las elecciones no terminan ahí. De hecho, son interesantes porque, además de al decano, se elige al vicedecano, al secretario y a 13 diputados. Son listas abiertas, por lo que es más que probable que el equipo de gobierno resultante esté formado por integrantes de las tres candidaturas. En este sentido, hay tres candidatos en cada puesto y cada votante elige a uno de ellos.

El coronavirus ha provocado que, para facilitar la tarea, se haya implantado con más fuerza el voto telemático, que arrancó el pasado jueves. Los abogados llevan, por lo tanto, cuatro días ya ejerciendo su derecho al voto y podrán seguir haciéndolo on line. El miércoles será el día de la votación presencial en la sede del Colegio, en las delegaciones y en la Ciudad de la Justicia. Las urnas estarán abiertas hasta las ocho de la tarde -salvo en la Ciudad de la Justicia que será hasta las 14:00- y se espera que el resultado final se pueda obtener de madrugada, aunque dependerá del porcentaje de votos telemáticos que se haya realizado. Si el volumen es alto, se irá más rápido en el recuento al estar contabilizado con anterioridad.

El turno de oficio, la formación, la digitalización, la dignidad del ejercicio de la abogacía o el Covid-19 son varios retos del sector

Hay muchos temas sobre la mesa por mejorar, aunque entre los más recurrentes están el turno de oficio, la formación, la digitalización, la dignidad del ejercicio de la abogacía o el reto del Covid-19.

María Dolores López forma parte del turno de oficio desde el inicio de su actividad como letrada, excepto laboral, violencia doméstica, extranjería y penitenciario. Ha ocupado varios cargos en el Colegio de Abogados, es miembro de varias asociaciones profesionales y comisiones y profesora del Master de la Abogacía, en la parte de Civil, desde el año 2.012.

José Manuel Conejo ha sido abogado durante más de 15 años de varias compañías de seguros, y asesor jurídico de diversas empresas inmobiliarias y promotoras, llevando asuntos tanto judiciales (Civil, Penal, Mercantil, Social, Contenciosos-Administrativo) como extrajudiciales, a través del despacho que es titular, Bufete Conejo Abogados, y la empresa Estudio Jurídico D.A.M en todo el territorio nacional. También es voluntario en el turno de oficio y ha ocupado varios cargos en el Colegio de Abogados y en otras asociaciones profesionales.

Salvador González es abogado especialista en Derecho Mercantil, Civil, Procesal y Arbitraje. Además, es abogado del turno de oficio. En la actualidad es el director legal de Grant Thornton Andalucía y profesor asociado del departamento de Derecho Mercantil de la Universidad de Málaga, entre otros puestos.

Este diario ha entrevistado a los tres candidatos para que den a conocer sus propuestas. 

María Dolores López Marfil

María Dolores López Marfil. María Dolores López Marfil.

María Dolores López Marfil.

“Evitaremos personalismos innecesarios y favoreceremos la transparencia y la democracia”

-¿Por qué se presenta a estas elecciones?

-Por varias razones: en primer lugar para dar vida a un proyecto; en segundo lugar, porque creo que existe una forma muy distinta de gestionar nuestro Colegio de como se ha hecho hasta ahora, y el equipo que hemos formado va a estar a la altura; y sobre todo, por honrar la memoria de mi padre, Antonio López Ceres, que era letrado y fue mi maestro. Creo que llegar a ser la primera mujer decana del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga sería, aparte de marcar un hito en la abogacía malagueña y andaluza, la culminación de mi carrera como letrada.

-¿Cuál es el mayor problema de los abogados en Málaga y como lo solucionaría usted?

-La situación de la Justicia es caótica. Los abogados estamos a disposición de la administración para colaborar en todo lo que podamos aportar. Somos los primeros interesados en que funcione bien y el servicio a los ciudadanos sea el mejor. Pero todo pasa por invertir dinero y escuchar siempre lo que tienen que decir los Colegios de Abogados. En España, y Andalucía en particular, que es lo que a los abogados malagueños nos concierne, se toman medidas para “mejorar” la justicia que jamás tomaría un abogado de a pie como somos nosotros, y que conocemos la realidad de los Juzgados. Por eso, la simple implementación del expediente digital, la reordenación del trabajo funcionarial en los juzgados, y la toma de decisiones prácticas, como así ha demostrado la crisis del COVID19, que ha hecho posible actuaciones que antes eran negadas por los órganos judiciales, ayudarían a mejorar bastante el panorama profesional en nuestro ámbito. Su capacidad de trabajo y experiencia, que se conjugan con la juventud de parte del equipo que, por otro lado tienen un amplio conocimiento de la institución desde todos los ámbitos y delegaciones de la provincia y su entusiasmo por hacer mejorar la abogacía malagueña, haciendo cosas diferentes a las que se vienen realizando.

-¿Qué otros objetivos se marca para su mandato si es elegida decana?

-Es difícil destacar solo algunos de ellos, pero es sencillo explicar lo que los une a todos: Los Colegiados son lo primero. Si alguna medida pasa el filtro de ser buena para los colegiados, se hará. En caso contrario, será rechazada, asegurando así, que los miembros de nuestro colegio vean prioritariamente atendidas sus necesidades. Esto se aplica a medidas tanto que lleven aparejado gasto económico, como a acciones sociales o mediáticas que no sean del ámbito o del interés propio de nuestro colegio y de sus colegiados. Evitando los personalismos innecesarios y favoreciendo la democracia y transparencia.

Desde que presentamos nuestra candidatura, nos hemos distinguido por ello: presentamos nuestro equipo completo, publicamos nuestro programa los primeros y hemos respondido a todos los compañeros que nos han planteado alguna duda o nos han hecho cualquier aportación, y recientemente hemos presentado la postulación con los avales requeridos antes que ninguna otra candidatura. En segundo lugar, podemos destacar la racionalización económica. El Colegio de Abogados de Málaga es el quinto colegio a nivel nacional en número de colegiados, y necesita gestionarse optimizando sus recursos, de forma que algunas de las partidas deben eliminarse y otras deben aumentarse, para mayor beneficio de los colegiados y la posible repercusión en su cuota.

Otro de nuestros pilares es la defensa del turno de oficio. A los compañeros que desempeñamos esta función, se nos paga poco, tarde y mal. Nos vemos obligados a justificar cualquier cosa que se nos exige por la Junta de Andalucía, cuando nuestra función es llevar a cabo la defensa de los clientes que se nos asignan y no rellenar un sinfín de formularios para que luego nos salgan diciendo que falta cualquier nimiedad como excusa, para evitar abonar el trabajo que ya se ha realizado. Esto ha ido a peor en los últimos años. 

-¿En que momento está la profesión?

-La profesión se encuentra en el momento actual minusvalorada y amenazada por una serie de poderes fácticos que quieren hacerse con el control de la misma, imponiendo sus condiciones y aprovechándose de la debilidad que muestran los Colegios y, sobre todo, la Abogacía Institucional. Eso, en general, y en lo particular, debemos hacer una defensa de nuestra dignidad real, recuperar nuestro lugar y consideración, desde la perspectiva básica de que constituimos un pilar fundamental dentro de la justicia, y hacer ver que debemos ser tenidos en cuenta a la hora de la toma de decisiones, a todos los niveles y que nuestro trabajo es importante y como tal, debe ser retribuido en lo que vale y entrar en mercadeos que únicamente nos perjudican a todos.

-¿Por qué cree que tienen que votarle a usted y a su equipo?

-Queridos compañeros, desde nuestra candidatura #SomosTuColegio que tengo el honor de encabezar, te pedimos tu voto en estas elecciones para mejorar el Colegio de abogados, pero también para mejorar tu vida profesional. No queremos solo cambiar cosas, que sería lo fácil, queremos hacer de la Abogacía malagueña un referente por las medidas que se adopten para el beneficio del conjunto de los Colegiados. Los Colegiados son para nosotros lo primero. Nuestra candidatura es un equipo en el que quiero destacar su capacidad de trabajo y experiencia, donde se conjugan con la juventud de parte del equipo que, por otro lado tienen un amplio conocimiento de la institución desde todos los ámbitos y delegaciones de la provincia y su entusiasmo por hacer mejorar la abogacía malagueña, haciendo cosas diferentes a las que se vienen realizando, siempre beneficio vuestro, formado por compañeros voluntarios que ya han demostrado su entrega al colegio y que quieren optimizar la profesión y el Colegio. Y somos abogados de a pie, con intereses comunes a todos los compañeros del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. 

José Manuel Conejo Ruiz

José Manuel Conejo. José Manuel Conejo.

José Manuel Conejo. / Javier Albiñana (Málaga)

“Muchos despachos pueden desaparecer y el Colegio estará con los más necesitados”

-¿Por qué se presenta a estas elecciones?

-Tras 35 años de ejercicio profesional, vinculados muchos de ellos al Colegio, y la experiencia adquirida en estos últimos años en la gestión del mismo, es el momento de dar el salto y pasar a primera línea con un equipo, de 10 abogadas y 6 abogados, muy cohesionado y coordinado, un proyecto real, con propuestas concretas realizables, que lleve al Colegio de Abogados de Málaga al futuro que se merece. Y todo ello, para y por los abogados malagueños, en defensa de la Abogacía, sin olvidarnos de la sociedad a la que pertenecemos y prestamos nuestros servicios profesionales. La defensa de la Abogacía y la dignificación de la profesión son nuestras premisas.

-¿Cuál es el mayor problema de los abogados en Málaga y cómo lo solucionaría usted?

-El mayor reto de la abogacía profesional malagueña es sobrevivir a esta pandemia, al igual que otros muchos autónomos o profesionales libres que estamos desprotegidos y que nos mantenemos con nuestros propios recursos, de ahí que el Colegio tenga que estar en estos momentos difíciles con los más necesitados, ya que, desgraciadamente, muchos despachos de abogados pueden llegar a desaparecer. Muy ligado a lo anterior está el reto de la transformación digital de los despachos de abogados, ya que pienso que quien no de el salto en estos momentos quedará fuera de juego. La Administración de Justicia se irá adaptando a la transformación digital y los Abogados tenemos que ir por delante adaptando nuestros despachos a las nuevas tecnologías.Todo ello sin olvidar la dignificación de la profesión ante los ciudadanos, tribunales, administraciones, etcétera. 

-¿Qué otros objetivos se marca para su mandato si sale elegido decano?

-Crearemos el Centro de Informatización y Digitalización Icamalaga para ayudar a los compañeros y sus despachos. Le daremos la misma estructura que al Centro de Formación Icamalaga, que tan bien ha funcionado. La Covid-19 nos ha obligado a actualizarnos en unos días en las nuevas tecnologías y los despachos de abogados tienen que actualizarse también. Además de asesorar e informar a los compañeros, dispondremos en la web colegial de todos los recursos y programas necesarios para el ejercicio profesional. Cerraremos convenios con distintos proveedores para los abogados que quieran poner al día sus equipos informáticos. Facilitaremos acuerdos para adquirir los programas informáticos necesarios para el ejercicio profesional y licencias comunes para todos los abogados, etc. Asimismo, hemos de terminar la digitalización del Colegio y conseguir el papel cero, tanto en la sede central y delegaciones como ante el ciudadano y la Junta de Andalucía, con respecto al turno de oficio.Renovaremos la web del Colegio para que cualquier colegiado, esté donde esté pueda acceder a todos los trámites necesarios con el Colegio desde su dispositivo móvil.

La conciliación profesional y familiar en los despachos de abogados y la igualdad será nuestro objetivo. Hemos conseguido la conciliación familiar en el Colegio de Abogados, ahora llevaremos la conciliación familiar y laboral a los despachos, asesorando a los compañeros y poniendo a su disposición las herramientas necesarias para ello. Vigilaremos y denunciaremos las situaciones discriminatorias que se puedan producir, tanto en abogados y abogadas jóvenes, como con mujeres abogadas. Instaremos al Ministerio de Justicia a instaurar un sistema para que los abogados podamos disponer de un periodo vacacional de notificaciones y que cada Abogado pueda señalar los días que no podrá recibir notificaciones vía Lexnet. Desde la comisión normativa propondremos las modificaciones legales necesarias para que se regule la desconexión digital del Abogado con Lexnet en periodos vacacionales de Semana Santa, Navidades, etc. todo ello con el fin de conciliar la vida profesional y familiar.

Potenciaremos las delegaciones en cada una de sus demarcaciones y desde cualquier delegación del Colegio se podrán realizar todos los trámites. Seguiremos mejorando todas las sedes colegiales y Delegaciones del Colegio, donde se puedan prestar servicios a los compañeros de la demarcación, así como puedan realizar formación, presencial, telemática y mixta, para todos los colegiados en general, desde cada una de las sedes y delegaciones. Seguiremos siendo firmes en la defensa del mantenimiento de los partidos judiciales y reivindicando la renovación de las sedes judiciales en la provincia. Las elegaciones tienen el papel fundamental de acercar el Colegio a los compañeros de su demarcación, atender sus necesidades y contribuir a que el Colegio esté presente en la sociedad, por lo que ampliaremos sus servicios y competencias.

En el turno de oficio, reivindicamos la mejora de honorarios, y la mejora de la gestión con la Junta de Andalucía, exigiendo el pago puntual de todas las actuaciones que realicemos los Abogados y presionaremos hasta que se consiga, empleando todos los cauces que estén a nuestro alcance. El papel cero con la Junta de Andalucía será otro de nuestros objetivos, así como la cobertura por la Seguridad Social a los abogados de oficio durante el desempeño de sus funciones.

La formación seguirá siendo otro de nuestros objetivos. Potenciaremos el Centro de Formación Icamalaga que tan buenos resultados ha dado. Formación telemática, presencial y mixta. Desde el Centro de Formación impulsaremos la formación telemática en todas las Delegaciones, Secciones, Comisiones y Subcomisiones para consolidar el gran esfuerzo que hemos realizado en esta época de pandemia. Crearemos una videoteca de todos los cursos y jornadas, para su consulta en cualquier momento por los colegiados. Además del Máster de acceso a la profesión con la UMA, considerado a nivel nacional como uno de los mejores de los másteres públicos, crearemos un Máster de acceso bilingüe que conveniaremos con una Universidad pública o privada.

-¿En qué momento está la profesión?

-La profesión de abogado está en un momento muy complejo, afectada como las demás por la pandemia, pero además con un horizonte muy preocupante. Se ha encargado por el Gobierno la Ley del Derecho de Defensa a uno de los grandes despachos de abogados, lo que los abogados independientes no entendemos muy bien, ya que los intereses de los abogados que acuden a diario a los Juzgados en defensa de sus clientes, no suelen coincidir con los de los despachos internacionales. Se anuncian reformas de los Estatutos de la Abogacía, de la Justicia Gratuita, de la Ley de Plantas, y otras, que no sabemos en el sentido que irán, y de las que habrá que estar muy atentos. Nos preocupa que los pequeños y medianos despachos de abogados puedan desaparecer y se imponga el modelo de negocio de los grandes despachos internacionales.

-¿Por qué deberían los colegiados votarle a usted y no a otro candidato?

-Porque tengo claro que nuestro proyecto estrella son los abogados malagueños, su dignificación, amparo, formación, conciliación familiar y profesional, y ayuda en estos tiempos, es lo que necesitamos, y lo sabemos bien porque somos abogados de despachos pequeños y medianos, abogados de a pie y conocemos los problemas de los compañeros, tanto en las delegaciones como en Málaga capital, porque también los sufrimos. Y porque conocemos perfectamente el Colegio de Abogados y las necesidades de los colegiados. Y porque estos últimos años lo hemos demostrado. Por y para los abogados hemos presentado nuestro proyecto ilusionante con el que llevaremos al Colegio de Abogados de Málaga a que siga siendo uno de los más destacados de España, por su lucha en la defensa de la abogacía, su participación en la sociedad, su dinamismo en la formación, su ayuda a los compañeros que lo necesitan y en definitiva un Colegio a la altura de sus colegiados.

Salvador González Martín

Salvador González. Salvador González.

Salvador González.

“La retribución del turno de oficio es indecente y adelantaremos los pagos”

-¿Por qué se presenta a estas elecciones?

-Porque a lo largo de mi carrera he recibido mucho de la profesión y siento que es el momento de devolverle lo que me ha aportado a la largo de los años. Además, afrontamos una etapa de cambios en nuestra profesión para la cual debemos estar preparados y debemos tener un Colegio que nos acompañe en este proceso. Por eso Derecho al cambio es nuestro lema de campaña, porque entendemos que los abogados malagueños tenemos derecho al cambio, derecho a mejorar lo que nos ofrece en la actualidad nuestro Colegio.

-¿Cuál es el mayor problema de los abogados en Málaga y cómo lo solucionaría usted?

-Los abogados malagueños afrontamos grandes desafíos que nos imponen la modernización, la digitalización y la reorganización de la justicia. Son tres factores clave para el futuro de nuestra profesión, para lograr una justicia ágil y de calidad. La realidad es que en la actualidad los órganos de justicia están saturados, las sedes judiciales de nuestras delegaciones no todas son dignas y la retribución del turno de oficio es verdaderamente indecente. Conscientes de estas problemáticas, desde nuestra candidatura hemos diseñado una hoja de ruta de lo que queremos lograr para nuestro Colegio. Si algo nos ha dejado claro el coronavirus es la necesidad de la digitalización del Colegio. Debemos llevar adelante una profunda transformación digital en el ICAMALAGA. En este aspecto, desde la campaña proponemos, entre otras cosas, crear una sede digital colegial que permita realizar todos los trámites con el Colegio de forma digital a través de la web en todo momento (24/7). También esa digitalización y modernización se podrá usar para la formación.

Crearemos una nueva plataforma que multiplicará la actual oferta formativa y sus soportes haciendo uso de variados tipos de formación: presencial, online, a disposición en la web, etc. Además, es urgente adelantar una nueva gestión del turno de oficio, buscando mejorar constantemente las condiciones en las que se prestan esos servicios. Por ello, me he comprometido a adelantar los pagos del turno de oficio y conseguiremos que se actualicen las remuneraciones que siguen siendo las aprobadas por la Junta de Andalucía hace 10 años.

Otra de mis prioridades será vertebrar el Colegio, que todas las especialidades del derecho y su ejercicio estén presentes en la institución a través de unas potentes secciones. Una vertebración que incluye, también, fortalecer las delegaciones, darle potencia a cada una de ellas y hacerlas protagonistas de sus localidades.

-¿Qué otros objetivos se marca para su mandato si sale elegido decano?

-En la candidatura Derecho al cambio hemos diseñado nuestro programa para que, desde el Colegio, seamos capaces de acompañar a los abogados y darles todas las herramientas que necesitan para afrontar los desafíos que nos impone la actualidad de la mejor manera posible y que sepan que no están solos, que cuentan con el amparo del Colegio para conseguir aquello que, por cualquier razón, no pueden conseguir por sí mismos. Por ello, hemos planteado crear una Oficina de Defensa de la Abogacía que recibirá toda la información sobre situaciones de vulnerabilidad, indefensión y conflictos que afecten a la profesión; entendemos que la defensa de la Abogacía es la primera obligación de nuestro Colegio y debe abordarse con toda la intensidad posible. También proponemos la creación de una Oficina de Desarrollo Profesional que pueda ayudar a los abogados a afrontar los cambios que está imponiendo el mercado y la situación actual, que los oriente en las oportunidades que estos cambios ofrecen a la actividad profesional. En un entorno tan competitivo y exigente como el que vivimos hoy en día, el ICAMALAGA debe ofrecernos apoyo en todas las etapas de nuestra vida profesional.

-¿En qué momento está la profesión?

-Creo que nuestro colectivo está falto de ilusión. Los últimos años han sido muy difíciles y la profesión está tocada en su ánimo y en su autoestima. Yo creo que ha llegado el momento de tomar conciencia de nuestra valía y la importancia que tenemos en la sociedad. Los abogados debemos saber que contamos con el amparo del Colegio para conseguir aquello que, por determinada razón, no podemos conseguir por nosotros mismos. Porque una persona ilusionada se siente grande, se siente fuerte y capaz de cualquier cosa. Y esa fuerza se la vamos a devolver a los abogados malagueños.

-¿Por qué deberían los colegiados votarle a usted y no a otro candidato?

-Porque el Colegio se encuentra en el final de una etapa, con proyectos ya agotados y es el momento de iniciar otros nuevos e ilusionantes, es el momento de plantear una forma diferente de afrontar los retos de la profesión. Solo nuestra candidatura representa el cambio, propone mejorar aquello que nos ofrece el Colegio en la actualidad y no representa la continuidad. Los abogados malagueños tienen derecho a mejorar lo que les ofrece su colegio, hay que cambiar muchas cosas dentro de la institución y eso es lo que haremos nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios