Málaga

El aeropuerto prepara su despegue

  • Aena invertirá 124 millones de euros que permitirán al aeródromo malagueño aumentar su capacidad máxima de viajeros desde los 27 hasta los 29 millones en el año 2021

Una empleada trabaja en la torre de control del aeropuerto de Málaga. Una empleada trabaja en la torre de control del aeropuerto de Málaga.

Una empleada trabaja en la torre de control del aeropuerto de Málaga. / j. a.

Comentarios 1

El aeropuerto de Málaga es el cuarto más grande de España en volumen de pasajeros y cada año pulveriza sus registros. Para seguir creciendo, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) invertirá 124,2 millones de euros hasta 2021 que permitirán modernizar aún más la instalación y, sobre todo, elevar su capacidad máxima de viajeros anual desde los 27 millones actuales hasta los 29 millones.

En 2017 alcanzó su récord histórico con 18,6 millones de viajeros y en 2018 podría repetir porque hasta el mes de julio ya contabiliza 10,8 millones, un 2,1% más. Las obras de ampliación de la terminal 3, que fueron inauguradas en 2010, y la apertura de una segunda pista, entre otros aspectos, facilitan que esta instalación tenga capacidad para mover hasta 27 millones de pasajeros al año. Hay, por lo tanto, margen, pero el desarrollo de las infraestructuras suele tener un periodo largo de maduración y hay que anticiparse. El Gobierno aprobó en enero de 2017 un plan de inversiones para todos los aeropuertos españoles, llamado Dora, que contemplaba una inversión inicial de 112 millones de euros entre 2017 y 2021 y que se ha incrementado hasta los 124,2 millones de euros, según se recoge en una respuesta del Gobierno al diputado socialista malagueño Miguel Ángel Heredia publicada a finales de julio.

En 2019 se prevé destinar 56 millones a sistemas de inspección de equipajes y explosivos

Entre las inversiones más destacadas, según reza ese documento oficial, están las actuaciones de balizamiento para el cumplimiento de las normas técnicas, que están actualmente en ejecución por un importe adjudicado de 8,4 millones de euros; el suministro con instalación de pasarelas y equipos de asistencia a aeronaves para la terminal 2 en su fase 2, que está también en obras con un desembolso de 7,2 millones de euros; la adecuación de aparcamientos públicos, de empleados y de vehículos de alquiler actualmente en desarrollo por 4,1 millones; la adecuación de los controles de pasaportes por 4,9 millones; la remodelación del edificio terminal Picasso (t2) ya adjudicada por 6,3 millones; la segunda fase del drenaje general previsto para el año 2019 con un importe planificado de 1,6 millones de euros; o la adaptación de sistemas de inspección de equipajes en bodega y el suministro en estado operativo de equipos detectores de explosivos que tienen una inversión estimada de 56,5 millones de euros y que se prevén colocar en 2019.

Un aspecto llamativo es que el plan Dora, aprobado en 2017, estimaba que el aeropuerto de Málaga tendría 18 millones de pasajeros en 2021 y determinaba ese tipo de inversiones para poder dar un servicio de calidad. Sin embargo, el aeropuerto de Málaga, tras dos años espectaculares, ya rebasó esa estimación en 600.000 viajeros en el mismo 2017, por lo que el Dora se quedó muy corto. Si no hay caídas bruscas que no se esperan el aeropuerto de Málaga podría alcanzar, ya en 2018, los 20 millones de pasajeros, por lo que el margen se va estrechando antes de lo previsto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios