Turismo

El aforo de medusas, algas, natas... y personas en las playas de Málaga

  • La aplicación Aforo Costa del Sol creada por la UMA da información muy detallada de cada playa de la provincia

  • Predice, por ejemplo, la probabilidad de que haya medusas gracias a algoritmos matemáticos desarrollados con inteligencia artificial

Varias personas en la playa de la Misericordia en Málaga. Varias personas en la playa de la Misericordia en Málaga.

Varias personas en la playa de la Misericordia en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Este verano será algo más difícil acceder a una playa por las medidas para evitar la propagación del coronavirus, pero será posiblemente el año en el que el usuario tendrá una información más detallada de cada playa de la provincia de Málaga antes de salir de su vivienda. A través de la aplicación Aforo Costa del Sol, creada por profesionales de la Cátedra de Ciencias del Litoral y el grupo Edanya de la Universidad de Málaga, los ciudadanos y los turistas pueden conocer gratis y en tiempo real la temperatura máxima y mínima en la arena, la velocidad y la dirección del viento, la existencia de olas con su respectiva altura y dirección, la probabilidad de que lleguen a esa playa algas invasoras, que haya natas o medusas. Esta nueva aplicación permitirá conocer también el número de personas que hay en esa playa, su aforo y da la posibilidad de avisar sobre una visita en los próximos cinco días con vistas a intentar que no haya saturación.

La aplicación ya está operativa. Al acceder se observa que hay tres apartados (costa occidental, ciudad de Málaga y costa oriental) y en cada uno de ellos aparecen las playas de cada municipio. Por ejemplo, si se pincha en Benalmádena aparecen una veintena de playas. En el momento de la realización de este reportaje, en la playa de Carvajal apuntaba una temperatura máxima de 24,6 grados en la arena, vientos de 10,7 kilómetros por hora, olas de 0,7 metros o un 36% de probabilidad de que haya medusas.

¿Cómo es posible predecir las algas o las medusas que habrá en una playa a una hora concreta? “Somos científicos y llevamos años estudiando las algas, las natas y las medusas, por lo que hemos desarrollado algoritmos matemáticos mediante inteligencia artificial que predicen la probabilidad teniendo en cuenta los datos de las corrientes, de las mareas o la orientación de las costas”, explica Francisco Ignacio Franco, director de la Cátedra.

Vista de los datos de una playa de Rincón. Vista de los datos de una playa de Rincón.

Vista de los datos de una playa de Rincón.

Se pueden ordenar las playas por cualquier parámetro, de forma que, por ejemplo, se podrían ver las playas con menos probabilidad de que haya medusas en Marbella, Fuengirola o Rincón de la Victoria. Los datos se actualizan cada hora entre las 9:00 y las 21:00 a través de un sistema automático y por las noches cada tres horas, por lo que es bastante preciso. “Es una aplicación muy potente”, subraya Franco.

Esta aplicación se ha hecho conocida principalmente porque permite conocer el grado de ocupación exacto que hay en cada playa y su aforo. Aún no aparecen reflejados los datos de todos los municipios porque, según explica el director de la Cátedra, “son los ayuntamientos los que tienen que meter los datos sobre el número de personas que hay en cada playa”. Cada municipio se hace responsable de sus datos, si bien Málaga capital tiene una aplicación propia de la que Aforo Costa del Sol extrae los números. Ayer, por ejemplo, no había datos de ocupación de las playas de Marbella, Benalmádena o Torremolinos, pero sí de Málaga capital o Fuengirola, entre otros.

Se creó cierta controversia con el aforo definido en la aplicación ya que marca más personas de las que realmente caben. Franco explica que “el aforo está calculado de acuerdo a los criterios del BOE del 23 de mayo, que se hace con cartografía calculando la superficie útil desde el paseo marítimo hasta la orilla y que tiene sentido en las playas del norte de España, pero que aquí se modificará para dar una información real”.

La aplicación cuenta además con un espacio de planificación de visita, en la que el usuario deja sus datos personales. Franco quiere dejar claro que “no se trata de una reserva de un espacio en la playa sino de la intención de ir a una en los cinco días siguientes” con vistas a establecer una previsión de ocupación. Franco subraya que esos datos “se borran automáticamente tras recibir un email de respuesta y no son enviados a ningún ayuntamiento”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios