Málaga

Las agresiones en centros sanitarios de la provincia de Málaga aumentan casi un 5%

  • Málaga, es la segunda después de Sevilla, en número de casos

  • Los ataques físicos representan el 21%

Concentración contra las agresiones en centros sanitarios.

Concentración contra las agresiones en centros sanitarios. / M. H.

Las agresiones en los centros sanitarios de la provincia siguen aumentando. En 2019 crecieron casi un 5% con respecto al año anterior. Los datos fueron facilitados este miércoles por el Sindicato de Enfermería (Satse) e incluyen todas las categorías.

En total, en 2018 se registraron a nivel provincial 309 agresiones. Entonces, Málaga estaba a la cabeza en la comunidad autónoma en ataques tanto físicos como verbales. El año pasado, la cifra se elevó a 323 agresiones. Málaga pasa en 2019 a ocupar el segundo puesto en ataques al personal de centros sanitarios después de Sevilla. Pero no porque disminuyan los casos –que pasan de 309 a 323–, sino porque en territorio hispalense en ese periodo de 282 se incrementó a 388.

A nivel provincial bajan, eso sí, las agresiones físicas en la comparación entre ambos años. En 2018, con 81 casos registrados, representaban el 26% del total. En 2019, con 69, suponían el 21%. El incremento en Málaga es consecuencia del aumento de los ataques no físicos, entre los que se incluyen insultos, gritos y amenazas. De 228 en 2018 se pasó a 254 en 2019, según la información facilitada por el Satse.

Si la comparativa se hace por un periodo más amplio, los datos no dejan bien parada a la provincia en agresiones físicas. De media, en la última década hubo medio centenar de este tipo de ataques. En 2018, en cambio se produjeron 81 agresiones físicas y en 2019, hubo 69. En ambos casos, el dato se sitúa por encima de la media registrada desde 2008.

Las agresiones afectan mayoritariamente a las mujeres, que representan tres de cada cuatro víctimas. Y sobre todo, a personal sanitario, en el que recae el 85% de los ataques tanto físicos como verbales. Tras dar a conocer los datos, el Satse señaló:“Estas situaciones son intolerables. No se puede increpar, insultar y mucho menos agredir a profesionales que simplemente cumplen con su trabajo. Es tal la humillación e indignación, que muchos de estos profesionales tienen que darse de baja por no poder soportar la situación. Los enfermeros y enfermeras y los profesionales del SAS en general estamos para cuidar a los personas y no es justo que nos veamos sometidos a estas agresiones por las posibles deficiencias del sistema sanitario”.

Satse pide más plantilla y que se cumplan las ratios recomendadas

Sindicatos y profesionales siempre insisten además en que la realidad que reflejan las estadísticas apenas son la punta del iceberg porque muchos trabajadores optan por no denunciar ante las instancias judiciales. Por provincias, Satse precisa que Sevilla es la que contabiliza mayor número de ataques al personal del SAS en 2019 con un total de 388 (84 físicas), seguida de Málaga con 323 (69 físicas), Cádiz con 202 (29 físicas), Córdoba con 145 (14 físicas), Huelva con 126 (13 físicas), Jaén con 122 (23 físicas), Granada con 114 (24 físicas) y por último Almería con 87 víctimas de agresiones (33 físicas).

Para el sindicato, el incremento –que a nivel regional es del 22% al pasar de 1.234 casos a 1.507 y bastante superior al de Málaga– pone en evidencia “la necesidad de mejorar tanto las medidas preventivas como una regulación normativa de las actuaciones necesarias para proteger a todos los profesionales”.

Entre las medidas incluidas en la propuesta del Sindicato de Enfermería para tratar de atajar estos comportamientos delictivos destacan la dotación de recursos humanos suficientes con respeto a las ratios recomendadas por las organizaciones internacionales a fin de evitar situaciones de conflicto generadas por largas demoras en la atención o la implementación de medidas de carácter reactivo, destinadas a implantarse una vez se ha producido un acto de violencia con el propósito de evitar o disminuir el riesgo de que el daño se vuelva a producir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios