Málaga

Con el agua al cuello

EL agua, mejor dicho, la gestión del líquido elemento, también se convierte en arma entre partidos políticos en tiempos electorales, e incluso en causa de fricciones internas en alguno de ellos. La pasada semana la empresa pública de Aguas y Saneamiento de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía (Axaragua) aprobaba una subida de la tasa de depuración, en un 36%, alegando la necesidad de enjugar las deudas de la compañía.

Una decisión que sirvió para que el representante de los populares en el consejo de administración en Axaragua, Francisco Delgado Bonilla, pusiera el grito en el cielo al considerar la medida como "un nuevo atraco al contribuyente", al tiempo que la consideraba innecesaria si se procediera a eliminar el canon de cerca de 900.000 euros que la empresa de aguas debe pagar anualmente a la Mancomunidad.

Y aquí empiezan las diferencias políticas, ya que los populares mantienen que los partidos que conforman el gobierno del órgano mancomunado, PSOE e Izquierda Unida, utilizan el canon citado para "mantener los sueldos de los políticos fracasados de ambos partidos que cobran de la institución".

La subida de la tasa, que todavía debe ser ratificada por el Pleno de la Mancomunidad de la Axarquía y que en la tarde de ayer se abordaba en la comisión de Hacienda, también ha levantado malestar en el seno del PSOE donde algunos creen que la subida del agua prevista para enero, a la que habrá que sumar el canon de mejora las infraestructuras establecida por la nueva Ley de Aguas, supondrá un handicap electoral allí donde ahora gobierna la izquierda, como son los casos de Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria o Torrox. Una circunstancia que habría obviado el equipo del presidente de la Mancomunidad José Jesús Domínguez Palma.

Al otro lado de la provincia la gestión del agua también es motivo de controversia al anunciar el PP que va a solicitar en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental la convocatoria de un Pleno extraordinario para pedir explicaciones a José Bernal, consejero delegado de Acosol, y candidato socialista a la Alcaldía de Marbella, de la existencia de presuntas irregularidades en su gestión relacionadas con el desvío de fondos públicos para financiar la campaña de varios socialistas en el litoral.

Según anunció el secretario general de los populares, Francisco Salado, también pedirán los gastos producidos en torno a las cuentas destinadas a publicidad y protocolo, a investigación y desarrollo y a los capítulos de otros servicios y gastos anticipados, así como información relativa a las obras que desde Acosol se están llevando a cabo, grados de ejecución y previsiones de finalización de las mismas.

La solicitud de explicaciones de los populares fue respondida de inmediato por Bernal, que acusó al PP de aportar datos falsos y de "mentir de manera permanente y organizada" y señaló no tener constancia de dónde salen las cifras que facilitan. "La única explicación es que para que cuadrase un titular que vender a los medios de comunicación, buscando empañar mi imagen, sólo les venía bien inventarse esa cifra de 43.000 euros para poder mentir diciendo que entre 2008 y 2009 el gasto había aumentado un 400%", explicó Bernal que, además, acusó a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, de dirigir los ataques orquestados que sufre Acosol desde su llegada.

A esta ola de agua dulce también se sumó la voz del secretario de Organización del PSOE, Francisco Conejo, para decir que "ha quedado demostrado que todas y cada una de las acusaciones que ha lanzado el PP sobre Bernal son falsas. El Partido Popular miente con descaro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios