Málaga

El alcalde da su solución al problema del ruido: "Hablar bajo"

  • "Si bajo la voz el silencio reina", dice, al tiempo que insiste en educar a las personas en esta línea

De la Torre, ayer, en el desayuno informativo. De la Torre, ayer, en el desayuno informativo.

De la Torre, ayer, en el desayuno informativo.

La solución del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a los graves problemas de ruido que sufren los residentes de ciertas zonas de la capital, caso del Centro histórico, o el entorno de Teatinos, es cuanto menos pintoresca: "hablar más bajo". A juicio del regidor, es necesario educar a las personas "en hablar moderadamente bajo, de tal manera que podamos entendernos aunque uno baje la voz". Así lo dijo en el desayuno informativo que protagonizó ayer. "Si bajo la voz el silencio reina y puedo hablar más bajo", apuntó.

No es la primera vez que el regidor del PP apunta en esta dirección cuando de la contaminación acústica se trata. Pero la aportación se produce en un momento en que el área de Sostenibilidad Ambiental está tramitando, con el deseo de poder aplicar las primeras medidas antes de finalizar el año, la declaración de las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS). Esta figura se aplicará en aquellas calles en las que se superan de manera clara los límites acústicos permitidos. Un hecho constatado en buena parte del casco histórico, incluyendo plazas como las de la Merced, Mitjana y Uncibay, y en calles como Larios y Alcazabilla, entre otras. A estos puntos céntricos hay que sumar otras vías de la zona de El Romeral. El plan de acción municipal para reducir el impacto sonoro en todos estos puntos pasará, entre otras medidas, por la fijación de una moratoria a la concesión de nuevas licencias para la apertura de bares y restaurantes, acotando también la posibilidad de traspasos de los mismos.

Asimismo, se exigirá a los propietarios de locales de música que funcionen con puertas y ventanas cerradas partir de las 00:00. Los titulares de los establecimientos deberán velar, disponiendo de los medios necesarios, para que los usuarios, al entrar o salir y permanecer en el exterior del local, no produzcan molestias al vecindario. A partir de las 00:00 y hasta el cierre del local se designará a una persona responsable de garantizar este aspecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios