Málaga

El 'boom' del alquiler turístico rebaja el número de pisos vacíos en la capital

  • Un estudio encargado por el Ayuntamiento cifra en 10.770 las viviendas desocupadas, unas 17.000 menos que en 2011

  • La zona Centro concentra el 23% de estos inmuebles

Vista aérea del Centro histórico de Málaga Vista aérea del Centro histórico de Málaga

Vista aérea del Centro histórico de Málaga / javier albiñana

La decisión del Gobierno central de estudiar la posible aplicación de medidas "coercitivas" a los dueños de viviendas vacías pone de nuevo sobre el tapete este tipo de inmuebles, en especial en un momento en el que el auge del sector inmobiliario es creciente, con una oferta sensiblemente alejada de la demanda, lo que contribuye al alza de los precios tanto de compra como de alquiler. Un fenómeno del que no solo no es ajena Málaga capital, sino que incluso se ha convertido en protagonista indiscutible en el ámbito nacional.

Este hecho refuerza la necesidad de saber al menos cuántas viviendas vacías se reparten por la ciudad. Un interrogante al que ahora el Ayuntamiento sí puede dar respuesta gracias a la elaboración de un mapa de pisos desocupados. De acuerdo con los datos recabados, en termino municipal se reparten 10.770 viviendas vacías. Una cifra que representa apenas el 4% de todo el parque residencial de la capital de la Costa del Sol, situado en 246.944.

El estudio determina que hay 209.000 viviendas principales y otras 26.700 secundarias

El trabajo de análisis y numeración ha sido elaborado por la cooperativa Espacio Común en el marco de la actualización del Plan Municipal de Vivienda y ampliación hasta el año 2023. Las conclusiones serán presentadas en los próximos días a la comisión de seguimiento de la Oficina de Derecho a la Vivienda, constituida en una especie de foro de análisis y debate sobre desahucios, precios de las viviendas...

De acuerdo con las conclusiones del mencionado trabajo, a las que tuvo acceso este periódico, el equipo de analistas considera que el índice de deshabitación no supone "una patología urbana reseñable", dada a necesidad de que exista un stock técnico de vivienda deshabitada o en rotación "para el óptimo funcionamiento del mercado inmobiliario".

Conforme al diagnóstico realizado se observa una evidente reducción del conjunto de pisos vacíos en el intervalo de los últimos siete años. Así, se apunta que en 2011 este paquete estaba integrado por unas 17.000 viviendas más que en la actualidad, produciéndose un traspaso bien para su uso como residencia habitual por parte de los propietarios o bien para su explotación como viviendas secundarios. Es especialmente ilustrativo este último caso, ya que según Espacio Común se cuentan del orden de 12.000 inmuebles que en 2011 estaba desocupados pero que con la irrupción de la vivienda turística, principalmente, ha recuperado su uso.

El reparto de las viviendas vacías no es especialmente significativo desde el punto de vista geográfico, al menos en su relación con el parque en su conjunto. Las zonas donde la proporción de estos pisos es mayor son las del Centro y Palma-Palmilla. En ambos casos, las construcciones desocupadas suponen un 6% del global; por el contrario, es Carretera de Cádiz, con un 3%, el que menos proporción tienen. En números absolutos, el Centro acumula 2.550 viviendas desocupadas, el 23,6% del total; seguido por Carretera de Cádiz, con 1.596, y Cruz de Humilladero, con 1.954.

Para poder llegar a la conclusión de que se trata de viviendas desocupadas, los técnicos encargados del estudio tuvieron que realizar una prolija labor de cribado de datos, incluyendo información catastral y de los consumos en materia de agua y electricidad. Para poder discernir entre las viviendas desocupadas del resto, en el conjunto del parque residencial, se revisa el padrón y se confirma la existencia de viviendas donde no hay nadie empadronado.

De ese primer filtro resultan unos 40.000 pisos, pero cabe la posibilidad de que muchos de ellos sean alquileres a estudiantes o tenga uso parcial durante el año. Por esta razón se realiza un segundo filtro atendiendo a los consumos de suministros. "Analizan las 40.000 casas y ven en cuál hay consumo de agua, por ejemplo; en los que se constate que hay consumo se tratan de viviendas secundarias", explicaron.

Por más que la llegada de fondos de inversión a la capital de la Costa del Sol es creciente en los últimos meses, la realidad es que la inmensa mayoría de las viviendas que se levantan en la capital de la Costa del Sol están en manos de personas físicas, es decir, particulares. Este es uno de los aspectos que analiza la cooperativa Espacio Común en el trabajo encargado por el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV). En el mismo, se precisa que de las 246.944 unidades residenciales contabilizadas, apenas un 2%, con unas 5,.384 es propiedad de personas jurídicas privadas. Y dentro de este capítulo entrarían los bancos y los fondos de inversión, por ejemplo. Hay que precisar que esta cifra no incorpora las cerca de 6.000 viviendas públicas de las que disponen el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Desde el IMV sí señalan que la posesión residencial de las entidades financieras en la ciudad puede rondar los 1.300 pisos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios