Málaga

2021: año clave para sentar las bases de la ampliación del Metro de Málaga, el tercer hospital y la Edar Norte

  • A lo largo de este año se espera el inicio de la marina de San Andrés y de la Biblioteca del Estado en San Agustín

Trabajos en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía. Trabajos en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía.

Trabajos en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía. / Marilú Báez

Un año para olvidar, en el que la crisis sanitaria del coronavirus ha ido acompañada de una quiebra económica mayúscula, da paso a un ejercicio que en el plano de obras públicas y proyectos ha de servir, al menos, para sentar las bases definitivas de algunas de las grandes infraestructuras aún pendientes en la provincia de Málaga.

2021 seguirá sin ser el año del tren de la Costa del Sol, asignatura en el que el Gobierno central sigue atascado y sin visos de progresar adecuadamente, pero sí será clave para allanar el camino a la llegada del Metro soterrado hasta el Hospital Civil, previsiblemente para dar nuevos pasos en la larga senda del tercer hospital de Málaga y abrir de par en par las puertas a la transformación del eje litoral en la capital, la gran apuesta del alcalde, Francisco de la Torre, en el que podría ser su último mandato al frente de la Alcaldía.

Tres operaciones que, dado su estado de gestación actual, se asientan aún en el escenario teórico, que es aquel en el que se instalan aún las redacciones de proyectos y anteproyectos, piezas clave para la futura licitación y adjudicación de las obras. Una circunstancia que hace prever un año en el que brillarán por su ausencia las grandes inversiones, dejando su espacio protagonista al estudio de las mismas.

En el caso de la gran obra municipal, que incluirá el soterramiento de buena parte de la Avenida Manuel Agustín Heredia, el Paseo de los Curas y el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, con una extensión de unos 2 kilómetros, cualquier avance cierto en la operación queda condicionado a que el Ayuntamiento pueda disponer de los fondos necesarios para afrontar una actuación que, en el mejor de los casos, se aproximará a los 400 millones de euros.

Patio del antiguo convento de San Agustín, donde se instalará la Biblioteca de Estado en la provincia. Patio del antiguo convento de San Agustín, donde se instalará la Biblioteca de Estado en la provincia.

Patio del antiguo convento de San Agustín, donde se instalará la Biblioteca de Estado en la provincia. / Javier Albiñana

Porque la iniciativa va más allá de ganar espacio en la superficie enterrando el tráfico. Incluye también la ejecución de sendos intercambiadores modales de transporte en la Plaza de la Marina y la Explanada de la Estación. En la búsqueda de esta financiación, De la Torre quiere aprovechar la oportunidad que brinda el plan de la Unión Europea para ayudar en la reconstrucción económica tras el Covid. El listado de operaciones municipales, de la que es central el proyecto del eje litoral, incluye 67 actuaciones valoradas en más de 1.900 millones de euros.

En obra contante y sonante, el Metro seguirá siendo el rey de la fiesta. Los meses por delante deben permitir a la Junta de Andalucía casi completar la infraestructura del suburbano en los dos tramos aún por culminar: Renfe-Guadalmedina y Guadalmedina-Atarazanas. Pero no será este año recién iniciado el que vea la llegada de los pasajeros hasta la Alameda Principal. Las ultimas previsiones manejadas por la Consejería de Fomento apuntan a finales de julio de 2022 como fecha prevista, alcanzando los últimos días de 2027 para hacer lo propio hasta el Civil.

Otro avance histórico será el arranque de las operaciones en el antiguo Convento de San Agustín, sobre el que se proyecta desde hace décadas la implantación de la Biblioteca del Estado en la provincia. Impulsado el concurso para contratar los trabajos de recuperación del inmueble, es de presumir que ya a mediados del ejercicio o finales del mismo se puedan ver las primeras acciones sobre el terreno. Su valor asciende a unos 16 millones (sin IVA), fijándose el plazo en 46 meses.

Y en un estado semejante hay que colocar la futura Edar Norte, o tercera depuradora de la capital. El volumen de inversión que requerirá, 131 millones, la convierten en uno de los grandes contratos de obra pública a nivel regional y, posiblemente, nacional. El pasado agosto fue cuando la Junta de Andalucía puso en marcha el procedimiento de contratación, que debería quedar resuelto en los primeros meses. A partir de ahí, obra. La infraestructura es clave para que la región cumpla definitivamente con las obligaciones marcadas por la Unión Europea en materia de reciclaje de aguas.

Aunque de menor impacto presupuestario, 2021 será también relevante para las últimas transformaciones ideadas en el puerto de Málaga. Una de ellas permitirá a la capital disponer de una marina deportiva, con alrededor de 600 atraques, a escasos metros de la estación de trenes Málaga María Zambrano. A finales del pasado noviembre se cerró el plazo de presentación de proposiciones.

Dos son los grupos que pugnan por una obra que podría requerir una inversión superior a los 30 millones. Marina Málaga San y Marina de Formentera, una unión temporal de empresas (UTE) de la que forma parte el mismo fondo de inversión que está detrás del hotel del dique de Levante, y Formentera Mar, Aliana Cubed y Port Med Málaga, son las referencias empresariales.

En el mismo recinto portuario, los próximos meses serán clave en la apuesta por activar el concurso que permita transformar los suelos de Muelle Heredia en un complejo de oficinas y uso comercial. La apuesta del presidente de la entidad, Carlos Rubio, parece clara en el sentido de respetar los parámetros de edificabilidad marcados en el actual Plan Especial del Puerto, lo que cierra la puerta a la idea de incrementarla de manera sustancial, como defendía el Ayuntamiento.

Diseño previsto para la marina de San Andrés. Diseño previsto para la marina de San Andrés.

Diseño previsto para la marina de San Andrés.

También el nuevo año debe servir para definir el camino al Auditorio en los suelos de San Andrés. Apuesta casi personal del alcalde de Málaga, el equipamiento cultural se encuentra en una especie de tierra de nadie, afectado, como otros muchos proyectos, por el difícil momento económico actual. Los alrededor de 120 millones en los que se valora su materialización obligan a un encaje de piezas amplio, en el que tendrán cabida las administraciones públicas y empresas privadas dispuestas a colaborar.

Aunque en la provincia de Córdoba, más en concreto en las proximidades de Almodóvar del Río, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) seguirá avanzando en la construcción del bautizado baipás de Almodóvar, infraestructura clave para acortar la distancia en tren que actualmente separa a Málaga de Sevilla. El plazo comprometido por las adjudicatarias, 20 meses, hacen prever que su culminación tenga lugar en la primera mitad de 2022.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios