15 aniversario Málaga Hoy | Infraestructuras Un territorio a la espera de nuevas oportunidades

  • El olvidado tren a Marbella o el saneamiento contrastan con la transformación de un territorio que se beneficia del AVE, de un aeropuerto moderno y del Metro

Uno de los trenes del Metro de Málaga a su llegada a la estación Andalucía Tech. Uno de los trenes del Metro de Málaga a su llegada a la estación Andalucía Tech.

Uno de los trenes del Metro de Málaga a su llegada a la estación Andalucía Tech. / Javier Albiñana

Comentarios 1

Málaga, territorio beneficiado en los últimos lustros por inversiones mil millonarias, que sabe de las mieles del éxito con la llegada del AVE, la transfortmación del aeropuerto (nueva terminal, segunda pista...), la modernización de las infraestructuras viarias (hiperronda, enlaces Virreina y Alameda, nuevo acceso al puerto), la puesta en marcha parcial del Metro, la modernización del puerto de la capital de la Costa del Sol, sigue a la espera de respuesta para asignaturas pendientes. Los 15 años de Málaga Hoy están acompañados por algunos de esos proyectos anclados en el tiempo, con un alargado pasado, con apenas presente y un futuro incierto. El más fiel exponente de todos ellos, el tren litoral. Pero no es el único.

La construcción de un tren capaz de unir Málaga con Marbella y Estepona fue puesto sobre la mesa por vez primera en 2000. Fue el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, quien, en plena campaña electoral, prometió la ejecución del también conocido como Corredor Ferroviario de la Costa del Sol. 19 años más tarde no hay piedras ni raíles sobre el terreno. Todo sigue en el plano de la teoría. Y eso a pesar de que hubo un momento en que, con la licitación y contratación de un primer tramo de apenas tres kilómetros, pareció que el sueño se empezaría a cumplir. La crisis económica enterró cualquier esperanza y obligó a la Junta de Andalucía a desentenderse de su promesa. El asunto pasó a manos del Gobierno central que, sea cual sea el color político de su inquilino, tampoco se muestra capaz de avanzar. El último paso conocido tuvo lugar en enero de 2018, cuando el entonces ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, presentó las conclusiones del estudio informativo realizado por su departamento. Se dibujaban tres posibles trazados hasta Marbella y Estepona. Las obligaciones económicas esbozadas elevaban el esfuerzo necesario a 2.000 millones de euros para alcanzar el primero de los destinos;a unos 3.800 millones para llegar al segundo. Desde entonces, silencio.

Las infraestructuras para garantizar el tratamiento de las aguas residuales que se vierten al mar siguen incompletas

En el ámbito ferroviario la intención de la Junta de unir por alta velocidad las capitales de Málaga y Sevilla también quedó truncada. Tras invertir varios cientos de millones de euros, tuvo que devolver parte de la financiación concedida por la Unión Europea ante la imposibilidad de culminar la actuación. Hoy, la mejora de los tiempos entre ambos territorios se deja a la construcción de un baipás en la localidad cordobesa de Almodóvar del Río. Una actuación que permitirá ahorrar unos 20 minutos en el trayecto en tren. El desarrollo de esta operación empieza a encarrilarse después de que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) haya licitado el inicio de las obras. A la espera de que culmine el proceso ya iniciado, parece que será realidad en los próximos años.

Más longeva incluso es la demanda histórica del saneamiento integral. Por más que transcurran las décadas, las administraciones siguen sin completar el conjunto de infraestructuras necesarias para garantizar el tratamiento de las aguas residuales que se vierten al mar. Una demora de años acumulada que ha motivado que la Unión Europea impusiese a finales del pasado ejercicio una multa de 22 millones de euros a España. Entre las aglomeraciones urbanas afectadas se encuentran Nerja, cuya estación depuradora acumula tres años de retraso, y Alhaurín el Grande y Cártama, municipios que siguen a la espera de que la Junta acometa la construcción de la Edar Norte, instalación valorada en unos 80 millones y que la Administración regional se compromete a que esté en servicio a lo largo de 2022.

Frente al estancamiento generalizado que sufren buena parte de los males pendientes en la provincia, el problema de los accesos al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), patente desde pocos años después de su apertura, empieza a recibir tratamiento. Lo hace con soluciones de poco coste económico pero que se dejan notar con una reducción significativa en los niveles de atasco en la hora punta matinal. Las maniobras del corto plazo serán acompañadas en un año o año y medio con una ampliación del principal acceso al parque desde la autovía del Guadalhorce. La prolongación del Metro en superficie hasta la tecnópolis se ha convertido en prioridad para los nuevos responsables del Gobierno andaluz, que, no obstante, fían la decisión final a los resultados del estudio de demanda que está próximo a ser adjudicado. En el horizonte de la necesidad se mantiene la reclamación del Cercanías, cuya ejecución queda en manos del Ministerio de Fomento. Los trabajos del suburbano avanzan pero sin la certeza de alcanzar el Centro en la última fecha comprometida:noviembre de 2020. Oficialmente, el único apunte que hacen los nuevos responsables autonómicos queda reflejado en el presupuesto autonómico de 2019, en el que se aplaza la culminación de la red ferroviaria a 2021.

La prolongación del Metro en superficie hasta el PTA se ha convertido en prioridad para la Junta de Andalucía

Otra de las imágenes que se mantiene perennes en el discurrir de los años es la de los Baños del Carmen. Suspendida la concesión del antiguo balneario (actual restaurante) y de la zona del camping, queda pendiente de que el Gobierno central, de la mano del Ayuntamiento de Málaga, confirmen el propósito ya anunciado de intervenir sobre la parte terrestre, dando forma a un parque, y marítima, con la construcción de los espigones que garanticen la defensa del espacio frente a las acometidas del mar.

Una de las infraestructuras que en el último año había quedado desbloqueada, el acceso norte al aeropuerto de la capital de la Costa del Sol, sigue paralizada. A pesar de que transcurren ya más de 15 meses desde que las obras fueron adjudicadas por el Ministerio de Fomento, la realidad es que la actuación se encuentra bloqueada, sin fecha cierta para su inicio. La carretera, que cuenta con un presupuesto de contrata de 26,6 millones (15 millones menos que la licitación), dotará de un acceso directo a la segunda ronda de circunvalación con el aeródromo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios