Málaga

La apertura del restaurante Trocadero Casa de Botes en el puerto de Málaga se espera para finales de 2021

  • El futuro establecimiento dispondrá de una carta ecológica y de una zona, la de terraza, centrada en la coctelería y las copas

Imagen prevista para la Casa de Botes tras la obra de recuperación. Imagen prevista para la Casa de Botes tras la obra de recuperación.

Imagen prevista para la Casa de Botes tras la obra de recuperación.

Con la vista puesta en el próximo año y medio, Grupo Trocadero ya marca los plazos para la puesta en funcionamiento del que será su primer restaurante en Málaga capital. "Será el octavo" de la firma, recuerda Dionisio Hernández, propietario de la empresa que hace apenas unas semanas ha recibido ya formalmente la concesión por un periodo de 25 años de la Casa de Botes del puerto de Málaga para su recuperación y explotación como restaurante.

El estado de conservación en el que se encuentra el inmueble, que data del año 1953 y la necesidad de respetar buena parte de su esencia actual, obligan a una intervención de gran calado. La inversión comprometida por Trocadero en el concurso se eleva a 4,8 millones de euros, de los que la mayor parte, unos 3,6 millones se destinan a la obra. El resto, al mobiliario y adecuación interior.

Con todo, la pretensión de la empresa es que Trocadero Casa de Botes, nombre inicialmente elegido, pueda abrir sus puertas en diciembre de 2021 o enero de 2022. "Los trabajos estimamos que empezarán en octubre o noviembre y que se alargarán entre un año o año y medio; en función de la situación del COVID-19 alargaremos o acortaremos", explica Dionisio, quien precisa que a diferencia de otros emplazamientos en los que ya están instalados, caso de Marbella o Estepona, en Málaga preocupa menos la estacionalidad turística.

¿Qué podrán encontrar los malagueños que acudan a Trocadero Casa de Botes? El responsable de la empresa asegura que se mantendrá el modelo de lo que es Trocadero. El edificio cuenta con una superficie construida de 1.078 metros cuadrados, distribuidos en planta baja (unos 735 metros) y primera planta (343 metros).

La idea es destinar parte del inmueble a la carta ya conocida de la firma, con la apuesta por carnes, pescado y ensañadas, y, como novedad, se introducirá otra zona con carta ecológica, "que es algo que está muy de moda". La parte de terraza, con unos 363 metros cuadrados, estará reservada a las copas. "Pero en plan tranquilo", precisa, incidiendo en la importancia que se da a la coctelería.

Dionisio destaca que Casa de Botes era uno de los dos emplazamientos por los que la empresa quería apostar desde hace años. El otro era Baños del Carmen, cuya concesión no ha salido finalmente a concurso. "Cuando vi el edificio me encantó", confiesa, destacando que reúne las condiciones de amplitud que requiere Trocadero para desarrollar su modelo.

El concurso impulsado por el Puerto de Málaga hace varios meses concitó el interés no solo de la firma finalmente ganadora, sino de otras dos alianzas empresariales. Una de ellas con el acto Antonio Banderas como principal referente. Sin embargo, y a pesar de que económicamente era la mejor de las propuestas, con una inversión de 6 millones sobre el edificio, Banderas optó por retirarse. 

Una de las particularidades de la operación ya resuelta es que va a permitir dar continuidad a la zona de paseo peatonal conectando, así, con el nuevo mirador colindante, lo que permitirá integrar este espacio portuario en las áreas destinadas a uso ciudadano. Entre las exigencias que tiene que cumplir la empresa está la mejora de los accesos peatonales y conexiones y flujos peatonales exteriores cercanos, "al menos y en particular desde Muelle Uno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios