Málaga

Un apuñalado y cinco detenidos en una riña por ruido en Fuengirola

  • La pelea se originó de madrugada, cuando los moradores de un piso subieron al de otro

Comentarios 1

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado sábado en Fuengirola a cuatro hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad noruega, por su presunta responsabilidad en los delitos de tentativa de homicidio, riña tumultuaria y lesiones graves. Los arrestados están implicados en una pelea entre vecinos por un problema de ruidos en la que resultó herida una persona por arma blanca. Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la mañana del pasado sábado en un bloque de viviendas en la localidad. La Sala del 091 recibió una llamada comunicando que se había producido una reyerta en la que había resultado herido un hombre por arma blanca.

A su llegada al edificio, los agentes atendieron en primer lugar a los heridos -dos personas-. Uno de ellos, que presentaba una herida por arma blanca en un costado, fue trasladado a un hospital. Otro, que no revestía gravedad, fue asistido en un centro de salud, según informaron ayer desde la Policía Nacional. Tras la asistencia a las víctimas, los agentes recabaron información de los hechos e identificaron a los participantes en la riña. Según las indagaciones, los moradores de un inmueble se dirigieron a sus vecinos del piso de arriba para pedirles que no hicieran ruido. Así se inició una reyerta en la que resultó apuñalada una persona y herida otra por un golpe.

Al parecer, cinco personas del piso de donde procedían los ruidos habrían participado en la agresión investigada, por lo que fueron detenidas por presunto delitos de tentativa de homicidio, riña tumultuaria y lesiones graves. A uno de los investigados se le intervino un cuchillo con el que al parecer se cometió la agresión. El pasado 2014, la Audiencia confirmó la sentencia que condenaba a cinco personas, pertenecientes a dos familias vecinas, por una pelea a causa de la celebración de una barbacoa y del exceso de ruido. Así, se desestima el recurso y se ratificó la condena a cada uno por lesiones y el pago de la multa de 400 euros.

Los denunciantes llamaron a la Policía "porque les molestaba el ruido que hacían". Tras marcharse los agentes, se inició una discusión "a voces" que terminó con una pelea en la que los vecinos "se agarraron, golpearon y forcejearon, causándose lesiones todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios