Málaga

Los “artistas invisibles” de Málaga se encadenan para proteger su casa

  • El centro cultural ha llevado a cabo una protesta pacífica este sábado en respuesta a la notificación de desalojo del Ayuntamiento

Cadena humana formada por los "artistas invisibles".

Cadena humana formada por los "artistas invisibles". / MARILÚ BÁEZ (MÁLAGA)

Este viernes se cumplió el plazo para que los “artistas invisibles” efectuaran el desalojo voluntario de su casa tras recibir la segunda notificación por parte del Ayuntamiento de Málaga. Sin embargo, el centro cultural mantiene firme su postura. “Somos indesalojables”, se puede leer en algunas de las pancartas que cuelgan sobre los balcones de los números 9 y 11 de la calle Nosquera.

En protesta, este sábado han llevado una “reivindicación pacífica”. En torno a unos 400 asistentes –según fuentes de La Invisible–, entre personas mayores , adultos, jóvenes y niños, han formado una cadena humana “hecha de manos, vísceras y corazón” –explicaba un manifiesto leído por representantes del centro cultural en distintos puntos de la sucesión– alrededor de la manzana del edificio, conectando las dos entradas de la casa: la ubicada en calle Nosquera y la de Andrés Pérez.

Tras la lectura del manifiesto, que también recordaba los quince años de historia de la casa y de “cultura libre”, los integrantes de la cadena han pasado al patio para disfrutar una jornada de convivencia y degustar unas migas.

Una de las pancartas que han lucido los defensores de La Invisible Una de las pancartas que han lucido los defensores de La Invisible

Una de las pancartas que han lucido los defensores de La Invisible / MARILÚ BÁEZ (MÁLAGA)

“La Invi se queda” y “Arriba, arriba. Todos a luchar. Si nos tocan La invisible, si nos tocan La Invisible, les paramos la ciudad” han sido algunos de los cánticos que han gritado los defensores de la Casa Invisible. El clamor también ha ido dirigidos al alcalde de la capital malagueña: “Paco atiende, La Invi se defiende”, “Paco no te enteras, La Invi se queda” o “Dónde está Paquito, Paquito dónde está. Paquito está vendiendo lo que queda de ciudad”.

El Consistorio debe ahora solicitar un permiso judicial para poder efectuar el desalojo. Un desahucio que, tanto la concejala de Cultura, Noelia Losada, como el edil de Urbanismo, Raúl López, han asegurado –en múltiples ocasiones– que lo hará “si es necesario, por la fuerza”.

Uno de los portavoces de La Invisible, Kike España , ha explicado a este periódico que piden al regidor malagueño que “vuelva a la senda del diálogo”, ya que asegura que no se ha reunido con “los invisibles” desde la mesa de negociación que mantuvieron en 2018.

España afirma que, pese a las “amenazas”, La Invisible seguirá adelante con su programación cultural. Así, desde el 25 hasta el 27 de febrero, se desarrollará el congreso Multiplicity en colaboración con el European Institute for Progressive Cultural Policies y el Museo Reina Sofía. Un encuentro internacional sobre el futuro de las Políticas Culturales en Europa que contará con una segunda parte en los meses de marzo a junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios