Málaga

Los autónomos andaluces bajan sus expectativas para la segunda mitad del año

  • Instan a acabar con la morosidad, que la sufren 200.000 de estos profesionales

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, presenta los datos del barómetro junto a la vicepresidenta de la CEM, Natalia Sánchez El presidente de ATA, Lorenzo Amor, presenta los datos del barómetro junto a la vicepresidenta de la CEM, Natalia Sánchez

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, presenta los datos del barómetro junto a la vicepresidenta de la CEM, Natalia Sánchez / Europa Press

Los autónomos andaluces reducen un poco sus expectativas en cuanto a la economía de cara a la segunda mitad de 2018 y consideran la morosidad como uno de los principales problemas, que sufren 200.000 de estos profesionales. Así, prevén seguir generando empleo, como ya lo han hecho en el primer semestre, y la mayoría espera mantener una estabilidad en su negocio, aunque para "uno de cada cuatro la actividad sigue siendo un verdadero calvario".

Esas son algunas de las conclusiones expresadas por el presidente nacional de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, respecto a los resultados del Barómetro de Autónomos de Andalucía, presentado este viernes en Málaga, junto a la vicepresidenta ejecutiva de la Confederación de Empresarios malagueños (CEM), Natalia Sánchez.

Amor ha explicado que este barómetro se basa en una encuesta a autónomos para conocer su situación y valoración del primer semestre y ha reiterado la importancia de la actividad que desarrollan estos profesionales dentro de la economía y la creación de empleo, ya que uno de cada cuatro puestos generados en Andalucía hasta junio lo fue por autónomos o empresas con menos de cinco trabajadores.

Ha explicado que un 49,4 por ciento de los encuestados considera que la recuperación económica es un hecho y se mantendrá una buena tendencia de creación de empleo, pero uno de cada tres ve que esto se puede frenar. En cuanto a su propio negocio, tres de cada cuatro autónomos (76,8%) confía en que no empeorará en lo que queda de 2018.

De ese 76,8 por ciento, el 31,2 por ciento incluso espera que su negocio mejore en el segundo semestre del año, porcentaje este inferior al registrado de media en España. Amor ha explicado que este barómetro va dirigido a autónomos personas físicas, de los que solo el 20 por ciento genera empleo.

No obstante, ha indicado que el 55,2 por ciento de los encuestados tiene al menos un empleo. Sobre el total preguntado, uno de cada tres (32,3%) prevé prescindir de algún trabajador en los próximos meses, pero el 53,2 por ciento no. Además, el 28,1 por ciento ha contratado en los primeros seis meses del año y el 30,7% prevé generar empleo, aunque el 65 por ciento no.

Respecto al crédito, ha indicado que "hay menos demanda pero más concesiones". El barómetro apunta a que tres de cada diez autónomos encuestados en Andalucía (29,2%) se dirigió en el primer semestre del año a una entidad financiera para solicitar liquidez y al 78,8 por ciento de los autónomos que pidieron financiación esta les fue concedida, de los que un 18,1 por ciento manifiesta que le dieron un importe inferior a la cantidad solicitada.

A pesar de que la demanda del crédito está bajando, ha señalado que únicamente al 18,5 por ciento de los autónomos andaluces que han acudido a una entidad financiera en 2018 se les ha denegado la financiación y un 2,7 por ciento señalan que aún no han recibido respuesta y su solicitud está en proceso de estudio.

Amor ha expresado que los autónomos y las familias, tras la crisis, "han aprendido que no les gusta endeudarse", apuntando que la capitalización del desempleo ha sido una de las principales fuentes de financiación, junto con la tarifa plana de 50 euros, que ha influido en bajar la mortalidad de los negocios en el segundo año.

Principales preocupaciones

La morosidad y necesidad de establecer un régimen sancionador a las empresas y administraciones públicas que no cumplen con los plazos de pago está entre los principales problemas y preocupaciones para el 81,3 por ciento de los encuestados -lo consideran muy importante-, lo que supone ocho de cada diez. Si a ese porcentaje se les suma los que valoran este índice como importante, la morosidad es la prioridad para nueve de cada diez (el 94,8%).

En este sentido, ha indicado que el 40 por ciento de los autónomos encuestados sigue sufriendo la morosidad. Así, ha precisado que el 44 por ciento cobra por debajo de los 90 días y no tiene problemas, aunque el 27,3 por ciento tarda más de seis meses en hacer efectivo el cobro de sus facturas, de los que el 12,3 por ciento tarda más de un año.

Ha confiado en que "sea uno de los objetivos de este Gobierno acabar de una vez por todas tanto con la morosidad pública como con la privada" y ha considerado que "la morosidad no tiene color político", apostando por aplicar recargos a las administraciones que no paguen según los periodos que marca la ley, "y ya verán como se preocuparán para pagar a tiempo". "La ley es igual para todos", ha dicho, esperando que la medida de un régimen sancionador tanto para el sector público como el privado esté en marcha en enero de 2019.

Asimismo, Amor ha considerado "una torpeza que tal y como están las arcas de la Seguridad Social, los autónomos societarios tengan que pagarse su cotización y que no sea un gasto deducible de la sociedad, como sí lo es la retribución o las cotizaciones y salarios de los trabajadores". Siete de cada diez encuestados aumentaría su base si la cuota que paga a la Seguridad Social fuera un gasto deducible para la empresa.

"Si a ese 68 por ciento de autónomos societarios que dicen que sí se les permitiera lo que estamos demandando significaría que la Seguridad Social recaudaría cada año más de 1.500 millones de euros que serviría para reducir el déficit", ha manifestado.

La jubilación activa, que permite compatibilizar el trabajo con el 100 por cien de la pensión a todo el colectivo, es otra preocupación; mientras que las cotizaciones a la Seguridad Social de los autónomos societarios sean consideradas un gasto de la empresa, para permitir así aumentar su base en función a su retribución, es considerada muy importante también para el 68,7 por ciento de los encuestados.

Ha dicho que el 30 por ciento de los autónomos andaluces encuestados está de acuerdo con establecer cotizaciones según ingresos netos y ha apuntado que la falta de políticas de segunda oportunidad y la cotización a los autónomos cuyos ingresos no llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) son otras cuestiones destacadas por los encuestados, junto a la carencia de una verdadera prestación de paro para los autónomos y las deducciones de Hacienda.

Falsos autónomos

Asimismo, otro de los problemas es "combatir la situación de los falsos autónomos", lo que es señalado por un 42,7 por ciento, ha indicado el máximo responsable de ATA a nivel nacional, quien ha incidido en que "es un problema", que se ha extendido a otros sectores, y ha dejado claro que "contratar a un falso autónomo es un fraude a la Seguridad Social, que pierde 400 o 500 millones de euros cada año por esto".

"Esto hay que perseguirlo, no sólo con la Inspección de Trabajo", ha manifestado, apuntando que el Gobierno "prevé aprobar el próximo viernes un plan director que entrará en agosto a funcionar y uno de los objetivos es combatir los falsos autónomos".

En cuanto al conocimiento de la Ley de Emprendedores, el 76,1 por ciento ha oído hablar de ella o la conoce, del que un 6,3 por ciento manifiesta conocerla en profundidad, el 53,1 por ciento ha oído hablar de las medidas que han entrado en vigor pero no las conoce en profundidad y el 16,7 por ciento restante ha oído hablar de ellas por la prensa o por redes sociales. Por contra, un 19,8 por ciento afirma no conocerla. Además, seis de cada diez autónomos andaluces encuestados cree que las medidas que incorpora han sido acertadas y eran necesarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios