Málaga

El ayuntamiento pide libertad horaria comercial todo el año en toda la capital

  • El Consistorio de Málaga reclama a la Junta ampliar la Zona de Gran Afluencia Turística desde 2019 a 2022 con el gran crecimiento turístico de la ciudad como aval

Varios turistas en una tienda de souvenirs en el centro de Málaga. Varios turistas en una tienda de souvenirs en el centro de Málaga.

Varios turistas en una tienda de souvenirs en el centro de Málaga.

Los propietarios de comercios con una superficie mayor de 300 metros cuadrados en Málaga capital solo tienen autorización para abrir sus puertas todos los domingos en Semana Santa y en agosto y no en toda la ciudad sino en determinadas zonas del centro y el este. Esa fue la resolución que dictó la Junta de Andalucía para el periodo comprendido entre 2015 y 2018. El plazo está a punto de expirar y el Ayuntamiento de Málaga acaba de reclamar al gobierno autonómico que entre 2019 y 2022 conceda la libertad de horarios a toda la capital y todo el año apoyándose en su fuerte crecimiento turístico. En caso de que esta solicitud no prosperara, el Consistorio propone como segunda opción la libertad horaria a todo el término municipal en Navidad, el domingo de Semana Blanca, la Semana Santa y desde el 15 de junio al 15 de septiembre. Así reza en un escrito firmado el pasado 24 de agosto por la delegada de Promoción Empresarial y Fomento del Empleo, Elisa Pérez de Siles, al que ha tenido acceso este diario. En ese texto se estima, además, que si se aceptara esa propuesta se crearían 3.000 nuevos empleos en los próximos cinco años y se incrementaría la facturación anual del comercio malagueño un 2%, lo que supondría un ingreso extra de entre 40,5 y 48,6 millones de euros.

La Junta de Andalucía es la administración competente para regular los horarios comerciales y nunca ha visto con buenos ojos una liberalización completa -como sí han hecho otras regiones- porque entiende que así se perjudicaría al pequeño comercio. Sí lo permite en lo que ha denominado zonas de gran afluencia turística (Zgat), es decir, territorios en los que hay tal número de turistas que es necesario mantener los comercios abiertos incluso los domingos para dar un buen servicio. Cada municipio tiene que justificar esa necesidad y la Dirección General de Comercio de la Junta es la que decide.

Asegura que se crearían 3.000 empleos en cinco años y habría un 2% más de facturación anual

El Ayuntamiento de Málaga considera en su propuesta que la capital tiene razones de sobra para poder ser zona de gran afluencia turística en todo su término municipal y no solo en el centro o el este. Para ello destaca, por ejemplo, que la zona de la estación María Zambrano y el Perchel es la que ofrece un mayor número de plazas hoteleras de la capital, al poseer 14 establecimientos hoteleros con 1.452 plazas, más del 30% del total. En el entorno de la avenida Velázquez hay otros 12 hoteles con 1.152 habitaciones disponibles, mientras que el centro histórico son 23 hoteles con 1.264 habitaciones y en la zona este y La Malagueta 15 hoteles con 640 habitaciones. "El hecho turístico no es un elemento exclusivo del centro histórico", destacan.

La delegación encabezada por Pérez de Siles también pone sobre la mesa la gran evolución turística de Málaga en los últimos años, algo lógico si se tiene en cuenta que la capital fue el destino urbano que más creció en España en 2017. "En 2017 se registraron 1,3 millones de turistas, un 9% más que el año anterior, con una cifra cercana a los 2,47 millones de pernoctaciones, un 3,5% más, y el mercado extranjero se ha incrementado en un 18%", afirman desde el Consistorio, a la vez que añaden que "la capital es además el municipio de la provincia con mayor número de viajeros alojados y el que más ha crecido a lo largo del último año, algo impensable hace solo una década en un entorno altamente competitivo".

El Ayuntamiento ha comparado los datos turísticos de la capital de 2013 -los utilizados cuando solicitó la zona de gran afluencia turística en 2014- con los de 2017. El crecimiento es más que significativo y es una de las principales razones esgrimidas desde el consistorio malagueño para exigir esa ampliación. Se ha pasado de 1,98 millones de pernoctaciones a 2,49 millones; de 970.000 viajeros a 1,31 millones; de un grado de ocupación medio de los hoteles del 56% al 79% (el segundo mayor de España tras Barcelona); de 66 a 76 hoteles (dos de ellos de cinco estrellas); o de 7.836 plazas hoteleras a 9.391.

En ese análisis hay otros parámetros importantes. El primero es que una de las exigencias de la Junta de Andalucía es que se reciban más de 300.000 cruceristas al año. Málaga capital ya superaba ampliamente esa cifra en 2013 con casi 400.000 pasajeros, pero ahora el volumen es incluso mayor tras cerrar 2007 con más de medio millón y casi 300 cruceros. El ayuntamiento recalca que la temporada alta de cruceros es en primavera y otoño por lo que "sostener una delimitación de la Zgat en el mes de agosto, justificándola por la afluencia de cruceristas, es una contradicción".

En el texto también se hace mención a que el año pasado había, oficialmente, 3.487 viviendas de uso turístico declaradas -algo que en 2013 no estaba contabilizado porque el decreto regional es de 2016- y se subraya el fuerte tirón cultural de la ciudad con la presencia de 37 museos, de los cuales los seis principales fueron visitados por 1,78 millones de personas en 2017.

Otros requisitos solicitados por la Junta de Andalucía para ser declarada zona de gran afluencia turística es ser declarado Patrimonio de la Humanidad o tener varios bienes inmuebles de interés cultural integrados en el patrimonio artístico. El Ayuntamiento de Málaga expone que la capital cuenta con 35 bienes declarados de interés cultural por la propia Junta de Andalucía repartidos por todo el término municipal. El gobierno autonómico también pide que se pueda hablar de que hay un turismo de compras en la zona solicitada y que haya centros comerciales abiertos, a lo que el Ayuntamiento responde que Málaga tiene dos centros comerciales abiertos: Centro y Cruz de Humilladero. "Es el único municipio junto a Córdoba que posee más de un centro comercial abierto reconocido en su término municipal", indican. "En la capital se distinguen hasta 16 áreas de comercio denso consolidadas, a las que habría que sumar algunas de distintos sectores urbanos en proceso de formación y consolidación", añaden.

En resumen, el Ayuntamiento de Málaga considera que "limitar la zona de gran afluencia turística a un área tan reducida y por un periodo tan reducido de tiempo [lo que tiene concedido entre 2015 y 2018] supone limitar la capacidad de desarrollo turístico y económico de la ciudad, un desarrollo que ha sido constante en los últimos años convirtiendo a Málaga en uno de los destinos turísticos más importantes de nuestro país".

La Dirección General de Comercio de la Junta tendrá la última palabra. Su anterior decisión [la Zgat actual] fue polémica porque contentó a los pequeños empresarios pero no al Ayuntamiento ni a centros comerciales que se quedaron fuera. En esta ocasión se avecina una nueva polémica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios