Belleza

Cinco barberías de Málaga donde poner a remojo nuestras barbas

  • Cortar las puntas quiere decir cortar las puntas

  • Aquí no te tomarán el pelo

  • Tres pelos tiene mi barba

Nada más de machote que una peluquería clásica y viril. Nada más de machote que una peluquería clásica y viril.

Nada más de machote que una peluquería clásica y viril. / Barbería 13

Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar y acércate a las cinco barberías de Málaga y la provincia que a continuación describimos aquí con tanta precisión y esmero. Y es que, gracias al Cielo, hoy en día que te afeiten como a un señor es algo normalizado y te lo procuran en cada vez más peluquerías masculinas (y unisex, palabra que cada vez se usa menos, por cierto).

El sector del afeitado y el corte masculinos se ha profesionalizado de una manera absoluta y ya no tenemos que salir de las barberías mal rasurados o con el único estilo que se conocía y practicaba hasta hace bien poco: es decir, al tres por arriba y al uno por los lados. Y dando las gracias, caballero.

En la actualidad el ritual del afeitado se ha convertido en una especie de ritual del té, pero para machotes. Y cortarse el pelo, ah, qué especiales son los días que uno va a cortarse el pelo; y, si no, que digan lo contrario los que viajan a Turquía. ¡Cada euro invertido en propecia es un euro invertido en felicidad!

Además, los peluqueros son los primeros psicólogos del hombre. Y antes, también, te sacaban una muela y te herraban el caballo por medio penique más.

Se nos acusará de estar obsesionados con El crack de Garci, pero cómo no acordarnos del barbero de Germán Areta que, al mismo tiempo que lo rasuraba, le relataba los combates de boxeo a los que supuestamente había asistido en el Madison Square Garden.

¡En cada charla que mantienes con el peluquero arreglas el país cinco veces! Y lo mejor: no importa que seas de izquierdas, o de derechas, de Podemos, de Vox, del PP o de Pacma... tu peluquero siempre estará de acuerdo contigo. Aunque mejor procurar no acabar con su paciencia.

Los barberos tienen el cielo ganado, la verdad: si hasta en Sevilla ayudan a que los enamorados consigan casarse.

Ah, las peluquerías, qué lugares. Y recuerda: aunque no tengas pelo que cortar, siempre tendrás una barba que afeitar. ¡Hay que ver el vaso medio lleno, amigos!

Barbería Pablo, Rincón de la Victoria

Localizamos la Barbería Pablo en Rincón de la Victoria. Localizamos la Barbería Pablo en Rincón de la Victoria.

Localizamos la Barbería Pablo en Rincón de la Victoria. / Barbería Pablo

En Rincón de la Victoria encontramos la Barbería Pablo. Regentada por -cómo no- Pablo Moreno desde el año 2014, cuando decidió abrir esta barbería como modo de reinventarse tras la crisis.

Además, según nos cuenta el propio Pablo, "en Rincón no existía este servicio". Sin embargo, al año siguiente, "estos negocios comenzaron a proliferar, cosa de la que me alegro porque es un servicio que se ha profesionalizado mucho, contando con grandes y buenos profesionales".

Un sector, el de las barberías que, "como dice mi amigo Pepe Salas -de las peluquerías y academia Salas-, hasta que no le pongamos hierbabuena, como hacen los cocineros, no se nos va a valorar lo suficiente".

Y tal vez Pablo tenga razón porque parece que no sabemos valorar la sensación que experimentamos tras salir de una barbería. Y pocas sensaciones más agradables que estar recién afeitado, con un rasurado bien apurado, sintiendo que tenemos la piel como recién estrenada y suave -permitan el cliché- como el culito de un bebé.

Pablo con un pequeño cliente que está deseando crecer lo suficiente para que puedan afeitarle. Pablo con un pequeño cliente que está deseando crecer lo suficiente para que puedan afeitarle.

Pablo con un pequeño cliente que está deseando crecer lo suficiente para que puedan afeitarle. / Barbería Pablo

Lo más importante: Pablo Moreno es un auténtico "amante de esta profesión, siempre reciclándome" cosa que hoy en día es "más fácil gracias a la profesionalidad que se ha adueñado de las barberías". "En mis comienzos la manera de aprender era ir a cortarte el pelo allí donde decían que había un barbero que era una maquina", rememora.

La Barbería Pablo es un lugar perfecto para lucir afeitado, pero también para recibir un corte de pelo de calidad premium. Y todo sin dejarnos, ni un ojo de la cara, ni una oreja a lo Van Gogh.

13 de Junio, La Barbería

La entrada de 13 de Junio, La Barbería. (No, no puedes aparcar tu vespilla dentro). La entrada de 13 de Junio, La Barbería. (No, no puedes aparcar tu vespilla dentro).

La entrada de 13 de Junio, La Barbería. (No, no puedes aparcar tu vespilla dentro). / 13 de Junio, La Barbería

Encontramos 13 de Junio, La Barbería situada en la parte alta de la malagueña avenida Eugenio Gross, conexión entre Blas de Lezo y Eugenio Gross: allí se localiza 'La Almedina', una plazoleta residencial con apertura en horario comercial.

Esta barbería está dedicada a los servicios propios, pues de eso, una barbería, pero con especial cuidado en un afeitado clásico adaptado a las nuevas técnicas y las herramientas de hoy en día.

Su capitán, Antonio Torres, realiza todo tipo de cortes y se atreve con todo tipo de barbas -con una atención y asesoramiento personalizadas- desde el año 2013 (de manera profesional; de modo amateur Antonio corta el pelo desde los 15 años).

A Antonio, como él mismo dice, siempre le gustó este mundillo, "sin embargo, mi camino no optó por este rumbo hasta los 21 años; mientras tanto cursé tres años de Ingeniería Industrial. Al tercer año me desmotivé, me di cuenta que no era mi sitio y me replanteé mi horizonte profesional".

Antonio Torres, un casi ingeniero industrial que lleva toda su vida dedicado al noble arte de la peluquería. Antonio Torres, un casi ingeniero industrial que lleva toda su vida dedicado al noble arte de la peluquería.

Antonio Torres, un casi ingeniero industrial que lleva toda su vida dedicado al noble arte de la peluquería. / 13 de Junio, La Barbería

Así, su establecimiento lleva abierto dos años y medios, desde mayo de 2017. "13 de Junio, La Barbería nace en unas de mis visitas a Ibiza. Un atardecer idílico con amigos en la bahía de San Antonio me llevo a pensar que 'La barbería de San Antonio' sería el nombre perfecto, pero tras darle algunas vueltas opté por el día en el que se celebra este santo: 13 de junio, San Antonio de Padua".

Los precios de Antonio están ajustados al milímetro: se sitúan en torno a los 9 euros. Desde 8 euros el corte básico, hasta 12 euros el corte más barba.

En cuanto al compromiso de esta barbería, Antonio lo tiene claro: "buen trato, calidad, limpieza y puntualidad, algo tan necesario hoy día". De esta forma se cumple su eslogan: 'Si te ves bien, te sientes mejor'.

13 de Junio, La Barbería abre con horario especial los miércoles, de 15:00 20:00 horas, ofreciendo de este modo un horario perfecto para los clientes que suelen coincidir con el horario de apertura tradicional de las peluquerías.

Gustavo Peluqueros

El moderno local de Gustavo Peluqueros. El moderno local de Gustavo Peluqueros.

El moderno local de Gustavo Peluqueros.

Gustavo Peluqueros se ubica en el número 10 de la avenida Dr. Gálvez Ginachero de Málaga.

Esta peluquería se fundó hace 4 años donde su dueño, Gustavo, empezó "con un sueño, y con ideas muy claras de a dónde quería llegar: ofrecer un servicio de calidad e intentar hacer de la peluquería algo más cómodo fácil para mis clientes, siempre simplificando el día a día de cada uno de ellos".

Así, Gustavo siempre trata de procurar el look que más se ajusta a cada uno de sus clientes, buscando asesorar a todos los que entran en su barbería.

Una barbería de "profesionales con ganas de trabajar y a la vanguardia de las últimas tendencias en afeitados y cortes de pelo, en la que además se utilizan productos de primera calidad".

Cortes clásicos y de vanguardia son la referencia en Gustavo Peluqueros, en donde también disponen de un espacio dedicado a la belleza y cuidado de la piel, porque hace mucho ya que se acabaron los tiempos en los que los hombres no se cuidaban. Hoy, todos somos metrosexuales (¿cuánto hace que se puso de moda esa palabra tan fea? ¡Qué horror! ¡Con qué velocidad pasan los años!).

Barbería 13, en Fuengirola

La Barbería 13 de Fuengirola mezcla lo clásico con las técnicas actuales. La Barbería 13 de Fuengirola mezcla lo clásico con las técnicas actuales.

La Barbería 13 de Fuengirola mezcla lo clásico con las técnicas actuales. / Barbería 13

La Barbería 13  en Fuengirola -en el número 6 de la avenida de la Estación, local 2- es un salón dedicado al corte clásico, al afeitado y a los arreglos de barba. Día tras día, los responsables de este local han aprendido a saber qué desea un hombre (¡ya es saber!) y, aseguran, "aquí lo tiene todo".

De este modo, en Barbería 13 se jactan de ser una barbería tradicional, conservando el estilo de la vieja escuela tanto en los cortes clásicos como en el afeitado a navaja. Un afeitado con su ritual completo, abarcando también, claro, el estilo moderno con todas las tendencias actuales.

Un lugar donde entrar con pelos de loco y barba de misionero franciscano, y salir como un auténtico dandi, oliendo a esencias de almizcle y dispuestos a comernos el mundo.

Barbería Echeverría

En Barbería Echeverría trabajan numerosos profesionales entre los que elegir. En Barbería Echeverría trabajan numerosos profesionales entre los que elegir.

En Barbería Echeverría trabajan numerosos profesionales entre los que elegir. / Barbería Echeverría

En la malagueña avenida Juan Sebastián Elcano nos topamos con la Barbería Echeverría, un establecimiento en el que prima la calidad y donde sus clientes pueden encontrar los mejores cortes de pelo a los precios más ajustados.

Además, en Barbería Echeverría se puede pedir cita con cualquiera de sus profesionales, a la hora que se necesite, con un servicio totalmente personalizado.

Y es que la Barbería Echeverría cuenta con un novedoso sistema de coworking, de modo que cada profesional dispone de un espacio de trabajo colaborativo que le permite desarrollar su labor de la manera más productiva y flexible posible.

Una barbería donde se reúnen profesionales que aprenden unos de otros, lo que implica un mejor servicio para sus clientes. Y mucha más gente con la que hablar, por supuesto. ¡Todo ventajas!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios