Málaga

Un camionero de Mollina, grave al incendiarse su vehículo en Alicante

  • La víctima dormía en la cabina del vehículo y sufre quemaduras graves en el tronco y los brazos

"¿Por qué lo han hecho, por qué a mí? Son mis compañeros", se preguntaba lleno de dolor y desconcierto, Juan Carlos Páez, de 43 años edad y natural del municipio malagueño de Mollina. Juan Carlos estaba durmiendo en el interior de su camión cuando supuestamente un piquete prendió fuego a varios vehículos estacionados en el polígono de La Granadina, en San Isidro (Alicante). Juan Carlos lleva 11 años trabajando como camionero, aunque desde hace seis trabaja para la empresa Acotral, que suministra a Mercadona.

Según testigos, el camionero consiguió salir de la cabina y, una vez fuera, fue atendido por médicos del servicio de emergencias y trasladado en una ambulancia al hospital. El herido sufre quemaduras de segundo grado en el 25% de su cuerpo, principalmente en el tronco y un brazo, según una portavoz del Hospital General de Alicante, donde se encuentra ingresado.

Juan Carlos será trasladado hoy jueves en avión a las 9:00 mañana al Hospital Carlos de Haya de Málaga. Durante el día de ayer, la Guardia Civil le tomó declaración y él mismo pudo facilitar su nombre y dirección, ya que toda la documentación fue pasto de las llamas junto al resto del vehículo.

Petri García, la esposa, indicó ayer a este periódico que su marido se encuentra sedado en la UCI de quemados de Alicante y aunque es consciente de lo que le ha pasado, no entiende por qué lo han hecho. "Él estaba parado desde el sábado. Había descargado y estaba a la espera de que la empresa decidiera si tenía que trabajar o no. Desde el sábado no se movió ni un centímetro. No entiendo por qué lo han hecho. Es muy duro. Pero más penoso es saber que lo han hecho sus propios compañeros. Espero que averigüen quién ha sido y que pague por lo que ha hecho. Al principio estaba derrumbada pero ahora tengo odio, venganza, rencor y mucha rabia", aseveró Petri. Todavía no se han determinado las causas del siniestro, pero los primeros indicios apuntan a que el fuego pudo ser provocado.

La mujer de Juan Carlos se disponía a viajar a Alicante ayer pero los trámites la paralizaron. "Me dijeron que me llevara toda la documentación pero después de la valoración del médico y tras prestar declaración llegaron las seis media de la tarde y me comunicaron que mi marido llegaría al día siguiente a Málaga. He hablado con él y me ha dicho que no le duele. Su compañero-jefe no ha querido decirme la gravedad de sus heridas porque estaba delante de él. Estoy tranquila porque está vivo y hablo con él continuamente. Ahora no sé qué va a pasar", suspiró Petri.

Juan Carlos tiene una hija de 24 años de edad. Ella fue la primera en ver las imágenes de su padre en televisión. "Tanto mi hija como yo estamos muy afectadas", se lamentaba Petri.

Las Fuerzas de Seguridad han abierto una investigación para esclarecer el incidente, aunque de momento no hay detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios