Campaña de la DGT en Málaga contra el consumo de alcohol y drogas "Me tomé varias copas, me estrellé contra una farola con la moto, casi muero y estoy en silla de ruedas"

  • Un tercio de los conductores fallecidos habían tomado alcohol o drogas

  • La DGT intensificará esta semana los controles en Málaga dentro de una campaña de concienciación junto a la asociación Aspaym

Sergio Hijano, esta mañana, de espaldas, informa al conductor de una motocicleta Sergio Hijano, esta mañana, de espaldas, informa al conductor de una motocicleta

Sergio Hijano, esta mañana, de espaldas, informa al conductor de una motocicleta / A. R. (Málaga)

"En diciembre de 2009 salí a tomar unas copas con los amigos y tomé una mala decisión. Cogí la moto bajo los efectos del alcohol, me disminuyeron los reflejos y me estrellé solo contra una farola. Tuve unas consecuencias gravísimas como la rotura de las dos piernas y, lo que es peor, una lesión medular completa de dorsal uno por la que no tengo sensibilidad en gran parte del cuerpo. El 24 y el 25 de diciembre de 2009 mi familia estaba en la puerta del hospital Carlos Haya esperando para ver si me iba a morir o no, teniendo una niña de seis años y otra de dos. Es algo que no me perdono y nunca podré reparar el daño que le hice a mi familia en esas Navidades, aunque por suerte estoy vivo y puedo ayudar a otras personas". Es el testimonio de Sergio Hijano, que estuvo tres meses ingresado en el hospital Carlos Haya y otros nueve meses en el hospital de Parapléjicos de Toledo. Han pasado 10 años y, aunque tardó dos en asimilar lo que le ocurrió, ha conseguido superarlo. De hecho, ha estado los últimos ocho años como concejal del PSOE en el ayuntamiento de Vélez Málaga y es miembro de la asociación de lesionados medulares y otras discapacidades causadas por accidentes de tráfico Aspaym.

Hijano ha estado esta mañana participando junto a José Antonio Rueda y Sebastián Ortega en una campaña promovida por la Dirección General de Tráfico y Aspaym, llamada No corras, no bebas, no cambies de ruedas, para evitar el consumo de alcohol y droga entre los conductores. Los guardias civiles han ido parando vehículos de forma aleatoria para hacerles la prueba y estos tres miembros de Aspaym le contaban su historia para concienciarles. 

Sebastián Ortega solo tiene 18 años y ha salido hace muy poco del hospital. Tuvo hace un año un accidente con la motocicleta por una distracción que le ha dejado postrado en una silla de ruedas. "Me siento bien ayudando a los demás. Si me lo hubieran dicho a mí antes a lo mejor no les habría hecho caso pero las circunstancias cambian", afirma este joven, quien añade que "lo he asimilado bastante rápido, siempre intento tirar hacia delante y la diferencia es que antes iba a todos sitios andando y ahora voy en silla de ruedas".

José Antonio Rueda, Sergio Hijano y Sebastián Ortega esta mañana con Trinidad Hernández José Antonio Rueda, Sergio Hijano y Sebastián Ortega esta mañana con Trinidad Hernández

José Antonio Rueda, Sergio Hijano y Sebastián Ortega esta mañana con Trinidad Hernández / A. R. (Málaga)

José Antonio Rueda es abogado y hace cuatro años tuvo un accidente de moto por exceso de velocidad. "Queremos hacerle ver a los conductores que cualquier despiste, tomar alcohol o drogas o ir más rápido puede acarrear trágicas consecuencias. He dado charlas en colegios, institutos o centros penitenciarios y sí es verdad que cuando ven a una persona que ha sufrido un accidente con estas consecuencias les afecta", señala. 

Un tercio de los conductores fallecidos en Málaga en accidentes de tráfico habían tomado alcohol o drogas previamente a coger el vehículo. Así lo señalan las estadísticas del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses y ha detallado el capitán de la Guardia Civil de Tráfico en Málaga José Antonio Montes. Este profesional asegura que "estamos viendo un cierto descenso del consumo en los controles que hacemos los fines de semana" y resalta que las drogas más consumidas son el cannabis y la cocaína.

"La cocaína es un estimulante y el conductor tiene más actividad, repite frases e ideas y hasta tiene un comportamiento más agresivo, mientras que el cannabis y la heroína ralentizan el sistema nervioso central y el conductor va adormecido", explica Montes. El 90% de los fallecidos por accidentes de tráfico tras el consumo de alcohol y drogas son varones mayores de 45 años, al contrario de lo que se pudiera pensar de que sea un fenómeno más común entre los jóvenes.

José Antonio Rueda conversa con el conductor de un vehículo al que ha parado aleatoriamente la Guardia Civil José Antonio Rueda conversa con el conductor de un vehículo al que ha parado aleatoriamente la Guardia Civil

José Antonio Rueda conversa con el conductor de un vehículo al que ha parado aleatoriamente la Guardia Civil / A. R. (Málaga)

La ley permite en España tener hasta una tasa de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado: La multa por exceder esa tasa hasta los 0,50 miligramos es de cuatro puntos y 500 euros, mientras que si se pasan los 0,50 miligramos es de seis puntos y 1.000 euros. La multa por consumo de drogas es de seis puntos y 1.000 euros.

"Queremos concienciar a los conductores sobre la incidencia del consumo de alcohol y drogas en los accidentes de tráfico", ha dicho Trinidad Hernández, jefa provincial de la DGT, quien ha indicado que se intensificarán los controles hasta el lunes fruto de esta campaña con Aspaym. "Vamos a hacer más controles en la provincia en colaboración con las policías locales a cualquier hora y en cualquier ubicación, porque está comprobado que hay gente que consume droga y alcohol a cualquier hora del día", subraya. Hernández ha recordado que el año pasado murieron 18 personas en accidentes de tráfico en Málaga. Es un dato históricamente bajo, pero el objetivo es obviamente que no pierda nadie la vida en la carretera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios