Málaga

Campaña contra la segunda causa de muerte entre los presos, la droga

  • "Si pasas droga en prisión, tu próxima visita podría ser en el cementerio" es el lema de la iniciativa de Instituciones Penitenciarias para reducir el consumo de estupefacientes en las prisiones

Prisión de Alhaurín de la Torre. Prisión de Alhaurín de la Torre.

Prisión de Alhaurín de la Torre. / M. H.

"Si pasas droga en prisión, tu próxima visita podría ser en el cementerio". Con ese lema, Instituciones Penitenciarias pone en marcha una campaña para prevenir la entrada de droga y de otras sustancias prohibidas en prisión, dado que su consumo es la segunda causa de muerte de internos.

La campaña, coordinada desde las áreas de Seguridad, Sanidad y Tratamiento, tiene como objetivo reducir el número de presos fallecidos por consumir estas sustancias, así como controlar el consumo de droga en las cárceles y disminuir la demanda entre los internos, según ha informado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Para ello, se colocarán carteles y folletos en los departamentos de comunicaciones, salas de espera, locutorios y otras dependencias de los centros penitenciarios, que recogen las consecuencias que tiene para los visitantes si se les descubre intentando pasar droga.

"¡Me mató la droga que me pasaste!"

Los dípticos llevan, además, un código QR que al escanearlo revela la frase "¡Me mató la droga que me pasaste!".

Según ha detallado Prisiones, la droga es la segunda causa de muerte entre los presos, y ha especificado que pese a que algunos fallecimientos registrados este año siguen pendientes de autopsia, 53 personas murieron a consecuencia del consumo de sustancias psicoactivas, siendo la muerte natural la más numerosa con 77.

Durante 2018, un 16,3 % de internos fallecieron después de comunicar con sus familiares o tras regresar de un permiso y en lo que va del 2019 (hasta octubre) ese porcentaje se eleva a un 20,5 %.

El total de fallecidos en los centros penitenciarios en lo que llevamos de año es de 132, una cifra que sumada a los internos dependientes de la Administración Penitenciaria que fallecieron en el hospital, se eleva a 182, 28 menos que el año anterior.

Durante 2018, un 16,3 % de internos fallecieron después de comunicar con sus familiares o tras regresar de un permiso

En ese sentido, el último informe SPACE del Consejo de Europa recoge que España se encuentra entre los países con más baja tasa de mortalidad de presos, con 19 fallecimientos por cada 100.000 internos, mientras que la media europea es de 31.

En la línea de la lucha contra la droga, Prisiones refiere que en la actualidad más de 2.000 internos reciben tratamiento contra la drogadicción en las cárceles del Estado y que este año han puesto en marcha la primera unidad canina propia, a la que se sumaran otras cinco en los próximos días, una cifra que esperan duplicar en 2020.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios