Málaga

El agua más cara se bebe en Rincón, Vélez y Torremolinos

  • La diferencia entre el precio más caro y el más barato se aproxima al 80%. Antequera y Benalmádena tienen las tarifas más bajas. La capital, entre las más asequibles.

Comentarios 1

El agua de Rincón de la Victoria es, con diferencia, la más cara de la provincia. Su precio supera hasta un 77% al que se aplica en Benalmádena y Antequera, dos de los municipios con las tarifas más asequibles. Detrás de Rincón se sitúan a escasa distancia Vélez-Málaga y Torremolinos. La capital, a pesar de la fenomenal polvareda que levantó la revisión de las tasas del agua, figura en el grupo de localidades con precios más baratos.

De entrada, Rincón es el municipio con la cuota de servicio más cara: 4,30 euros mensuales. Este precio, más su IVA correspondiente, es el que se paga en cada vivienda simplemente por disponer de conexión a la red de suministro. En Vélez el precio es muy similar (4,26 euros). El tercero en liza en este caso es Alhaurín de la Torre con una cuota de servicio de 11 euros trimestrales, si bien el resto de los conceptos resultan bastante módicos. En sentido opuesto, Málaga y Estepona son los municipios con la cuota de servicio más asequible (2,50 euros).

Para comparar las diferentes tarifas se ha proyectado el consumo mensual de una familia de cuatro miembros, utilizando como referencia el gasto medio establecido por el INE en la encuesta sobre suministro y saneamiento (142 litros por persona y día). El resultado: 17 metros cúbicos al mes.

Una familia que gaste 17 metros cúbicos de agua al mes en Rincón de la Victoria deberá pagar 16,3 euros netos al mes, 15,8 euros en Vélez Málaga y 15,3 en Torremolinos.

En cambio, en Antequera y Benalmádena la factura ascenderá por este concepto a 9,18 euros, mientras que en Málaga capital, Mijas y Estepona se pagarán 9,9 euros por los 17 metros cúbicos de agua consumidos esa misma familia. Inmediatamente detrás aparece Alhaurín de la Torre con 9,6 euros.

La banda central de precios en los 11 municipios comparados la ocupan Marbella (13,8 euros) y Fuengirola (10,3 euros).

En Rincón, los precios son más elevados que la media prácticamente en todos los tramos en los que se distribuye el consumo. Por ejemplo, una familia con cuatro miembros empadronada en Málaga puede disponer hasta de ocho metros cúbicos de agua al mes por 1,6 euros (a 20 céntimos el metro cúbico). En cambio si esa misma familia vive en Rincón desembolsará 4,7 euros (0,86 por los dos primeros hectómetros y 3,9 euros por los seis restantes), mientras que en Vélez tendrá que pagar 2,8 euros.

Las tasas del gran consumo de agua replican el panorama del gasto modesto. Por ejemplo, en Rincón  se pagan 1,99 euros por cada metro cúbico una vez que se superan los 18 hectómetros al mes, de acuerdo con las ordenanzas publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia en octubre de 2013. En estos niveles tiene la tarifa más elevada de los 11 municipios analizados. En Vélez  se cobran 1,95 euros el metro en el tramo alto, pero solo a partir de los 31 hectómetros. La capital es algo más generosa con el gran consumidor de agua. El precio más elevado asciende a 1,40 euros y no se aplica hasta que, en este caso con una familia de cuatro miembros, supera los 20 metros cúbicos al mes. En Marbella, el tramo más caro se activa a partir de los 18 metros cúbicos y está establecido en 1,50 euros el metro, en Estepona son 1,45 euros a partir de 22 metros cúbicos y en Benalmádena el metro se cobra a 1,35 euros una vez que el consumo sobrepasa los 30 metros cúbicos.

Lo QUE EL AGUA OCULTA

Las significativas diferencias que contiene la factura del agua en los municipios de Málaga no responde solo al heterogéneo panorama de precios públicos. En realidad, el consumo es una parte hasta menor de una factura que contiene otros conceptos, algunos de ellos fijos y otros a elección de cada ayuntamiento, de modo que  la comparación del recibo que emite cada corporación es una gesta quijotesca.

Todas las facturas contienen un canon autonómico de depuración, establecido en la Ley de Aguas de Andalucía. Los vecinos municipios de la Costa del Sol occidental y los de la capital, además, tienen que afrontar un recargo por desalación.

Junto a estos conceptos fijos, los ayuntamientos aprovechan también el recibo del agua para introducir otros servicios. El Ayuntamiento de Málaga incluye junto al consumo, la desalación y el canon autonómico de depuración, otra cuota local también por depuración y una tasa más por saneamiento. El resultado es que una pareja que ha gastado 24 metros cúbicos de agua en dos meses en la capital tiene que desembolsar 55,4 euros, de los que únicamente 20,2 (más IVA) corresponden al agua. Otros 11 equivalen a la desalación, 7,3 al saneamiento (permitir evacuar los residuos líquidos a la red general) y 7,8 son para afrontar la parte local del servicio de depuración, mientras que el canon autonómico de depuración supone 3,8 euros en esa factura.

En Rincón de la Victoria la factura del agua incluye la tasa de alcantarillado y los costes de depuración que se abonan a Axaragua, la empresa de la Mancomunidad que gestiona el agua en alta en la comarca. El efecto es que con un consumo bimensual de 17 metros cúbicos la factura asciende a 40,38 euros, de los que solo 21 más IVA corresponden al agua doméstica consumida. De acuerdo con la información que la empresa gestora del servicio de suministro, Hidralia, proporciona al cliente real de este ejemplo, de los 96 céntimos diarios que supone la factura, 28 corresponden al agua (29%).

Este escenario pone también de manifiesto cómo son en realidad los aditamentos los que definen el importe que se cobra a los vecinos. El Ayuntamiento de Torremolinos incluye en una misma factura las tasas del agua, saneamiento y depuración tanto local como autonómica, además de la basura. El resultado es que en una factura real con un consumo trimestral de 41 metros cúbicos, tras aplicar las significativas bonificaciones establecidas para residentes empadronados, el importe total sube a 104 euros, de los que 30 (más IVA) corresponden a la tasa de basura y únicamente 33 (más 10% de IVA) al agua. La propia empresa suministradora del servicio, Astosam, informa al abonado que de un gasto medio de 1,46 euros, únicamente 0,30 corresponden a agua (20%).

El hecho de que la mayor parte de los municipios analizados no incorporen la tasa de la basura en el recibo del agua no significa necesariamente que no se cobre.  Dos ejemplos paradigmáticos  son Málaga y Rincón de la Victoria. El primero suprimió la tasa de basura en  el año 2000, el segundo tiene establecido un pago único, desvinculado de la factura del agua, que oscila entre los 89,6 euros de un piso hasta los 153,7 que se aplica a las viviendas unifamiliares.

Otro tanto ocurre con las tasas de mejora que incorporan municipios como Estepona o Mijas, mientras que los vecinos de los pueblos a los que les suministra el agua en alta la Costa del Sol tienen, además, que hacer frente al canon de explotación que contiene tanto una parte fija como otra variable.

Por otra parte, la actividad de las dos desaladoras de agua que funcionan en la provincia representan costes diferentes. En el caso de la capital, la desaladora del Atabal retira la sal que llega desde uno de los embalses del Guadalhorce, mientras que en la Costa del Sol la instalación, ideada en sus tiempos por el GIL, tiene la función de apoyar el suministro procedente del embalse de la Concepción en las épocas de mayor consumo y menores lluvias.

En la ciudad de Málaga los costes de desalación son proporcionales al consumo de modo que en la factura real de 55,4 euros pagada por una pareja por consumir 24 metros cúbicos, 11,08 euros corresponden a desalación. Sin embargo, en la Costa existe una cuota fija a la que se suma el precio por metro cúbico que en  el caso de Mijas es de 15 céntimos, en Marbella de 16 y en Estepona de 18.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios