Contenido patrocinado

El caribe, siempre soñado, siempre deseado

La inmensa mayoría de los españoles cuando piensa en las vacaciones perfectas dibuja en su mente arenas blancas, mares azules, playas extensas con palmeras donde colocar la hamaca, un daiquiri en una mano y un libro en la otra. Nos imaginamos meciéndonos suavemente movidos por la brisa marina al son de las olas, tomando el sol y refrescándonos en el mar cuando el calor se hace demasiado presente.

Las islas del Caribe es un enorme archipiélago situado, como cabe suponer, en el mar Caribe, denominado de esta forma por estar poblado por los temibles caribes, o caníbales, en los tiempos de la llegada de los primeros españoles.

Las regiones que las componen son el archipiélago Lucayan, las grandes y las pequeñas Antillas y las islas ABC. El Caribe tiene una extensión de más de 1 millón 705 mil 905 kilómetros cuadrados ubicados en la franja marina del océano Atlántico que separa América del Norte de América del Sur.

Un total de más de 7.000 islas que forman un paisaje único, idílico, de aguas turquesas y playas de arena blanca entre las que caben destacar República Dominicana, Punta Cana, Santo Domingo, las Bahamas, Aruba, Santa Lucia, Islas Caimán, Jamaica… nombres que con total seguridad sonarán en la memoria del consciente colectivo como lugares a los que queremos ir a disfrutar del sol y del mar.

Cada isla tiene su propia idiosincrasia y lugares que descubrir, por eso, si queremos saber qué ver en Santo Domingo, o en las Bahamas o en cualquiera de las otras islas, lo más acertado es buscar información por separado y localizar los mejores parajes y paisajes que cada isla puede ofrecer.

Como sabemos que los que vayan a visitar estas islas van en busca de playas exóticas, especialmente hermosas y atractivas, y a sabiendas de lo complicado que es resaltar una isla de otra en cuanto a belleza e interés, vamos a realizar una pequeña lista con las mejores playas que podemos localizar en este mar, de este modo contribuiremos de algún modo a facilitar la decisión sobre qué isla debemos visitar.

Las playas del Caribe, el sueño de los días de verano

Vamos a empezar este pequeño listado de la mejor de las maneras, con la exótica e inigualable Pink Sand Beach, considerada posiblemente como la más hermosa de las playas del caribe, y es que esta playa tiene una extensión de 5 kilómetros de arenas de color rosa, color que proviene de la presencia en la arena de unas minúsculas conchas pertenecientes a un microorganismo marino con el nombre de foraminífera junto a fragmentos de coral del mismo color.

La segunda playa que vamos a recomendar se sitúa en la Isla Providenciales, dentro del territorio británico de las Islas Turcas y Caicos. En este caso son 20 kilómetros de playas donde se combinan las aguas turquesas con las arenas blancas en un decorado de verdes montañas. Al igual que la anterior, se considera ideal para practicar snorkeling y buceo gracias a la tranquilidad de sus aguas por estar protegidas con una gran barrera de coral.

Cuba guarda en su interior muchas y agradables sorpresas, entre ellas Cayo Largo y su Playa Paraíso que forma parte del Archipielago de los Canarreos. Considerada año tras año como una de las mejores playas de todo el Caribe, fácil de entender porque combina las claves para ser la playa perfecta; kilómetros de arena fina y blanca, aguas cristalinas de un azul intenso, con muy poca profundidad y sin apenas oleaje. Un espacio natural ideal para la observación de los fondos marinos, biodiversidad e incluso numerosos pecios de embarcaciones de la época colonial española.

Los Baños, ubicada en una de las islas Vírgenes Británicas, se destaca por las gigantescas rocas de granito que se reparten en sus playas de arena blanca. Entre medio de estas piedras se crean originales cuevas y piscinas naturales ocultas a los ojos de los turistas que se inundan cuando sube la marea, la preferida por aquellos que no gustan de la masificación del turismo, con solo algunos resorts y villas que mantienen el estado natural del entorno.

Si es esto lo que te gusta, un entorno exuberante de naturaleza, entonces la última recomendación es la más apropiada para ti. Anse Chastanet se localiza en el tranquilo pueblo de Soufriere, ubicado en la Isla de Santa Lucia. No es una playa demasiado grande, de hecho, cuenta con unos escasos 400 metros, pero sus arenas oscuras y aguas azules en un entorno de vegetación abrumadora nos proporcionará una sensación de auténticos náufragos mientras nos extasiamos con las impresionantes vistas de las Montañas Pitons. Destaca también por ser uno de los lugares preferidos por buceadores de todo el mundo para observar sus limpios y maravillosos arrecifes de coral.