Sucesos

Cogen un coche aparcado, que estaba abierto y con las llaves dentro, y lo empotran contra otro

  • El conductor del vehículo no tenía carné y el otro ocupante ha resultado herido tras el accidente

  • Los dos hombres han sido detenidos

Estado en el que quedó el coche que empotraron contra otro. Estado en el que quedó el coche que empotraron contra otro.

Estado en el que quedó el coche que empotraron contra otro.

Dos hombres han sido detenidos por agentes de la Policía Local de Málaga después de que hicieran uso de un coche que estaba estacionado en plena calle y que se encontraba abierto y con una copia de las llaves dentro. Al coger el vehículo los ocupantes tuvieron un accidente de tráfico, empotrándose con otro que se encontraba estacionado en la avenida Joaquín Sorolla de la capital.

Los hechos han tenido lugar a las 07:00 de este viernes, informándose de un accidente de tráfico con dos implicados. Hasta el lugar accedieron efectivos de bomberos de la ciudad y de la Policía Local.

Los hombres al parecer salieron corriendo tras el accidente, siendo localizados en la calle Pasaje de Santa Catalina sentados en la acera y sin dar datos de quién conducía ni de quién era el vehículo. Uno de ellos, además, tenía heridas en la parte izquierda de la cabeza y daños en la dentadura, siendo trasladado a un centro hospitalario bajo custodia policial, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

La propietaria del vehículo no conocía a los hombres y echaba en falta el coche

Los agentes locales contactaron con la propietaria del vehículo, quien les indicó que no conocía a los hombres y que echaba en falta el coche. Los agentes procedieron a la detención de ambos, trasladando a uno a un centro hospitalario y al otro a dependencias policiales, donde confesó que sobre las tres de la madrugada se encontraban robando objetos del interior de coches en la zona este y observaron que el vehículo que posteriormente cogieron estaba abierto y, tras rebuscar en su interior, hallaron una copia de las llaves.

También indicó que fue él quien conducía, algo ya sospechado por los propios agentes de la Policía Local debido a las manchas de sangre en el asiento del copiloto y que se correspondían con el herido. Ninguno llevaba puesto el cinturón de seguridad y el conductor no tenía tampoco carné de conducir. Los agentes trasladaron el vehículo al depósito municipal.

Así, se les atribuye el hurto de uso de un vehículo -ya que estaba abierto- y por conducir sin carné. Además, los agentes investigan si robaron en el interior de otros coches situados en la zona donde estaba estacionado el vehículo que finalmente condujeron y con el que tuvieron el accidente de tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios