Educación

Medio centenar de colegios de Málaga piden soluciones ante "la odisea" del control sanitario

  • En un escrito presentado a la Consejería de Educación desgranan los puntos de las instrucciones que no pueden cumplir por la falta de recursos materiales y humanos

  • "Establecer grupos de convivencia escolar con desdoblamiento de grupos es un quiero y no puedo, una utopía a conseguir", dicen

  • Piden que se ofrezcan opciones para conjugar el sistema presencial y telemático para evitar aglomeraciones

Alumnos en un instituto público de la capital malagueña. Alumnos en un instituto público de la capital malagueña.

Alumnos en un instituto público de la capital malagueña. / Javier Albiñana (Málaga)

Evitar el contagio en los centros escolares se presume más que complicado. Imposible en algunos centros y niveles, debido a su densidad de población, a la edad del alumnado, a la falta de recursos humanos y materiales para poner distancias, para convertir las aulas en algo diferente partiendo de la misma base de siempre. Y ante la impotencia, se han unido en una sola voz. Un total de 52 colegios e institutos de la provincia de Málaga han presentado un escrito ante la Consejería de Educación pidiendo soluciones ante la "verdadera odisea del control sanitario en los centros escolares". 

"Los recursos personales y materiales de los que disponemos, así como los medios organizativos necesarios, no nos permiten ofrecer un entorno escolar seguro al 100%", introducen en su carta. En ella desgranan los puntos de las instrucciones enviadas el pasado 6 de julio que serán de difícil o inviable cumplimiento según las condiciones actuales. "No tenemos los mecanismos y recursos necesarios para que esto sea posible", reiteran. 

"No está en nuestras manos una serie de elementos imprescindibles, que están contenidos en las instrucciones", apuntan. Y el primero de ellos es el de disponer de personal de limpieza suficiente "para que las medidas de higiene y desinfección se realicen en zonas como baños o superficies de uso común". Y explican que, en algunos casos, con una sola persona de limpieza en horario de mañana no se puede desinfectar y limpiar los baños que usan 700 alumnos. 

En cuanto a la flexibilización horaria de entradas y salidas para evitar aglomeraciones, destacan que los centros tienen que ajustarse a las vías de acceso y entradas posible, siendo en algunos casos muy limitadas, y porque hacerlo en distintos tramos haría imposible la conciliación laboral de las familias, más aún cuando tienen varios hijos en distintos niveles. 

En la misiva a la Consejería de Educación hacen hincapié en que "establecer grupos de convivencia escolar con desdoblamientos es como un quiero y no puedo, además de convertirse en muchos casos en una utopía a conseguir". Detallan que los centros sobrepasan en su mayoría la ratio establecida en todos los niveles y que "no disponemos de espacios suficientes, de presupuesto para acondicionar los que tenemos al aire libre, ni de personal docente para atenderlos". 

También apuntan la necesidad de que el material higiénico y de protección llegue a los centros el primer día de incorporación del personal, el 1 de septiembre y que no ocurra como en el periodo de trámites administrativo, que tuvo que ser cubierto por la dirección de los centros. 

La falta de dispositivos electrónicos es otro de los problemas. "Nos vemos con la “cruda realidad” de que no sólo carecemos de materiales informáticos necesarios ante un posible tramo futuro de docencia telemática sino también de tarjetas de datos móviles vitales para la conexión en dicha docencia telemática", apuntan.

Además, "no nos han informado de que se dote de material necesario para cubrir la brecha digital" del alumnado que no dispone de acceso a estos dispositivos. Y aseguran que "resulta inviable sacar este gasto de la partida económica de los centros". 

De un "auténtico desafío" califican la prevención del contagio entre el alumnado y profesorado especialmente vulnerable. Igualmente, destacan que se plantea la dificultad de "prestar especial atención al alumnado con necesidades educativas especiales dado que un docente deberá controlar que todos los alumnos cumplan las normas oportunas". 

Los servicios complementarios y la formación 

Otra de las preocupaciones del colectivo es que ni en el aula matinal y, sobre todo, en el comedor se podrá garantizar la distancia mínima "y se mezclarán alumnado de distintos grupos de convivencia". Este aspecto, comentan, se solucionaría con más turnos pero se dilataría mucho en el tiempo. Aseguran que ninguna empresa se ha puesto en contacto con las direcciones y que "tampoco tenemos conocimiento del aumento de la plantilla de monitores para el servicio". 

"La formación en prevención se ve como una tarea pendiente", explican y subrayan que "no somos expertos en materia de prevención pero se nos exige realizar y aprobar un protocolo que no podemos dejar para el principio de curso". Esperan que "dicha formación llegue con la urgencia que el rema merece. 

Por otro lado, constituir la Comisión Específica Covid-19 "depende exclusivamente de la celeridad en el nombramiento del personal específico", entre ellos una persona representante del Ayuntamiento. el docente que asume la coordinación de seguridad y salud y el enlace del centro de salud de referencia. 

"No contamos con la formación sanitaria pertinente, ni los recursos necesarios, ni las condiciones de infraestructura y de personal acordes a la situación"

"Estamos hablando de la garantía para ofrecer un entorno escolar seguro por personal experto ya que nosotros y nosotras no lo somos, estamos hablando de la necesidad de un visto bueno previo a la aprobación por las Direcciones Escolares y al traslado de la información al alumnado y a las familias", exigen. 

Por último, destacan en un apartado las particularidades de la etapa de Infantil y demandan "pequeños grupos de adaptación" y una nueva reorganización del ciclo ante esta "complicada normalidad". "La escolarización en este tramo debería de ser más flexible para que las familias que opten por no llevar a sus hijos tengan la tranquilidad de que las faltas serán justificadas y no supondrán la pérdida de la plaza". 

En definitiva, reiteran en el escrito que "no contamos con la formación sanitaria pertinente, ni los recursos necesarios, ni las condiciones de infraestructura y de personal acordes a la situación, por lo que no se podría garantizar un entorno escolar seguro". 

Piden que se tengan en cuenta estas consideraciones y que se ofrezcan opciones para conjugar el sistema presencial y el telemático para evitar aglomeraciones en las aulas y, así, ser más responsables con el control de la pandemia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios