Málaga

El conductor kamikaze pasa hoy a disposición judicial tras estar dos días en el calabozo

  • El detenido, ex guardia civil con problemas psicológicos, tiene antecedentes por homicidio

El agente de la Guardia Civil jubilado A. B. M, de 42 años de edad, previsiblemente pasará hoy a disposición de la autoridad judicial, según informaron ayer fuentes oficiales de la Comisaría Provincial. El detenido está inicialmente imputado de los delitos de homicidio en grado de tentativa y contra la seguridad vial.

El ex agente, además, tiene antecedentes policiales por homicidio doloso y fue jubilado en la Guardia Civil en 2003 por problemas psicológicos. De hecho, se encuentra en la actualidad sometido a tratamiento psiquiátrico. Tras su arresto y una primera auscultación médica, la familia informó a la Policía de que padece problemas mentales, por lo que el sábado también fue reconocido por un psiquiatra.

El detenido ha pasado dos noches en los calabozos de la Comisaría Provincial, mientras que el grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha comenzado las investigaciones para esclarecer todos los detalles que expliquen el atropello múltiple de la calle Larios.

A.B.M. es natural de Alhaurín el Grande, aunque reside en Málaga y su último destino profesional en el instituto armado fue en la región de Murcia.

El vehículo con el que arrolló a las ocho personas en la calle Larios, cinco de ellas de nacionalidad italiana, alemana y finlandesa, y a dos españoles, era de su propiedad, aunque estaba a nombre de una mujer residente en un municipio de la provincia, según confirmaron las fuentes policiales.

A pesar de la aparatosidad de los atropellos, el conductor resultó ileso, circunstancia en la que colaboró el que llevara el cinturón de seguridad abrochado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios