Málaga

El control horario arranca en Málaga con la inquietud de los empresarios y el aplauso sindical

  • El Gobierno acusa a las empresas de ignorar esta norma obligatoria, aunque la Inspección de Trabajo dará un margen antes de multar

  • CCOO afirma que se combatirá el fraude y la CEM que va a generar un coste económico y de gestión

Empleados en varias oficinas Empleados en varias oficinas

Empleados en varias oficinas

El primer día del registro horario obligatorio para las empresas estuvo marcado por las críticas empresariales, el apoyo sindical y un rapapolvo del Gobierno a los empleadores por no haber hecho su trabajo en fecha. En el caso concreto de Málaga hubo dudas y aplausos a partes iguales en función de si el interlocutor era la patronal o los sindicatos.

“El sistema va a generar un coste económico y de gestión a las empresas, provocando incertidumbre frente a los procesos renovadores de la gestión de los recursos humanos en las empresas, basados en la confianza y la implicación de los trabajadores. Por otra parte, plantea numerosas dudas acerca de su implantación efectiva, dada la variabilidad en empresas, sectores y procesos de nuestro tejido productivo, y la necesidad de aplicar soluciones adecuadas para cada una de ellas, sin menoscabar el bienestar de los trabajadores, la libertad de empresa, su competitividad y las medidas concretas de flexibilidad acordadas mediante negociación colectiva (jornada irregular, descansos diarios, viajes de trabajo, etcétera)”, apuntaron desde la Confederación de Empresarios de Málaga.

Fernando M. Cubillo, secretario general de CCOO en Málaga, dio una versión totalmente contraria. “Los empresarios no tienen que molestarse con este tema. Desde CCOO estamos totalmente de acuerdo en el control de la jornada de trabajo que ya se hace en muchas empresas y que no hay que demonizar, pues se defiende al conjunto de trabajadores en jornadas parciales que echan más horas de las contratadas”, afirma el dirigente sindical malagueño. Cubillo denuncia que “hay empresas en Málaga que hacen trabajar a las plantillas 12 horas diarias y con este control se quiere perseguir la economía sumergida y el fraude que cometen algunos empresarios”.

El líder de CCOO en Málaga no entiende que las multas no se pusieran directamente desde ayer. “El gobierno da vía libre a las empresas y se puede regular el horario con un folio o con una máquina digital que no vale más de 50 euros. En el teletrabajo, además, hay sistemas informáticos que permiten el control. Sistemas, por lo tanto, hay y no queremos que el Gobierno espere ahora dos meses más para poner las sanciones”, añade Cubillo.

Un trabajador se registra en un control horario. Un trabajador se registra en un control horario.

Un trabajador se registra en un control horario.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, lamentó ayer que las empresas no se “han tomado en serio” la entrada en vigor este lunes del registro de jornada, por lo que la Inspección de Trabajo “dará un margen de maniobra” antes de comenzar a sancionar. Según Valerio, las empresas han tenido “dos meses para planificar”, pero “han esperado al último día” para abordar el sistema con el que van a controlar la jornada.

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) advirtió de las dificultades para el cumplimiento del registro, muy especialmente en las pymes, y criticó que aplica parámetros “ya superados en el siglo XXI, condicionando y perjudicando los mecanismos de flexibilidad laboral y conciliación de la vida laboral y familiar que se ha ido consiguiendo a través del diálogo social y la negociación colectiva”.

En este panorama, y para resolver dudas, el Ministerio de Trabajo publicó una guía explicativa en su página web. En ella, se deja claro que el personal de alta dirección queda expresamente exento de la obligación de registro de la jornada laboral, y también el resto de relaciones laborales de carácter especial.El Estatuto de los Trabajadores considera en esta categoría a los empleados en el hogar, deportistas profesionales, artistas en espectáculos públicos, penados en las instituciones penitenciarias, trabajadores con discapacidad de centros especiales de empleo o abogados en despachos de abogados individuales o colectivos.

El registro es de aplicación al resto de trabajadores por cuenta ajena, por lo que quedan fuera los socios de cooperativas y los autónomos. No hay excepciones para ninguna categoría o grupo profesional, sector de actividad o tamaño de la empresa. Los trabajadores que tengan una relación contractual de libre disponibilidad también están obligados a registrar su horario “aunque se dé por válido que la retribución obtenida por el trabajador en virtud de su disponibilidad horaria ya compensa una mayor exigencia de tiempo de trabajo”.

En relación con las fórmulas de flexibilidad del tiempo de trabajo y de distribución irregular de la jornada, incluido teletrabajo y horario flexibles, la guía dice que el registro horario “ni obstaculiza su operatividad ni constituye impedimento alguno a su continuidad o ampliación”. Por tanto, el registro de jornada sigue siendo exigible, pero a efectos de control deberá contabilizarse el tiempo de trabajo efectivo en secuencias temporales superiores al día, de forma que si el registro horario computa excesos de jornada no se interpretarán como horas extra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios