Turismo

El convenio de hostelería enfrenta a hoteles y empleados a un mes del verano

  • Ya ha habido seis reuniones, las posturas están encontradas y, aunque aún no se habla de huelga, hay una manifestación convocada

Un camarero atiende a unos clientes en un hotel de Málaga Un camarero atiende a unos clientes en un hotel de Málaga

Un camarero atiende a unos clientes en un hotel de Málaga / Javier Albiñana

El convenio de hostelería terminó en diciembre, los sindicatos lo denunciaron en noviembre y, en pleno mes de mayo, tras seis reuniones previas, no solo no ha habido acuerdo sino que las posturas están muy enfrentadas, algo que empieza a ser preocupante porque se está a poco más de un mes del inicio del verano. No se habla aún de huelga, pero esta amenaza siempre planea sobre el horizonte en la negociación de los convenios y, de llegar a convocarse, sería un varapalo para la Costa del Sol.

Lola Villalba, secretaria de Turismo de Comisiones Obreras en Málaga, aseguró que, por ahora, han pedido permiso a la Subdelegación del Gobierno para hacer una marcha desde el 22 al 25 de mayo entre Marbella y Málaga por la carretera nacional 340. “Si no hay avances organizaremos concentraciones y si es necesario huelga. Sabemos del peligro de la huelga, pero que la patronal no siga diciendo que los trabajadores ganan mucho dinero y que las empresas no explotan”, comentó esta veterana dirigente sindical que lleva ya muchos años de negociaciones a sus espaldas. Villalba aseguró que “los trabajadores están peor que nunca, hay una precariedad total y la patronal quiere hacer un convenio restrictivo”.

La dirigente sindical afirmó que la patronal quiere reducir el descanso a un día y medio semanal cuando hasta ahora hay dos días “y pretenden flexibilizar la jornada haciendo que se pueda estar hasta 14 días sin descansar”. “Quieren que trabajen más de ocho horas al día, hasta 14 días seguidos y descansar uno y eso es explotar”, añadió. Villalba desgranó que las reclamaciones de los sindicatos son, además de mantener los dos días de descanso o evitar esa acumulación de jornadas, una subida salarial anual del 4% porque “ha subido un 4,5% en cuatro años y los hoteles han rentabilizado en ese periodo un 35% el precio de la habitación”; un día más de asuntos propios (ahora hay uno); más formación sobre salud laboral; ampliar las horas de permiso para visitas médicas; o “que no se abuse de los contratos de formación y prácticas”.

Ante las acusaciones sindicales, la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) publicó ayer un comunicado de prensa con un titular llamativo: “la patronal hotelera no es ni quiere ser una explotadora”. Desde Aehcos se indicó que los hoteles “han aguantado la crisis que ha atravesado el país y Málaga de una forma estoica y en ningún momento ha recortado los derechos de sus empleados, han seguido abonando sus salarios de forma religiosa, aguantando las empresas la mala racha y en muchos casos debiendo solicitar préstamos bancarios para atender sus obligaciones. Préstamos que ahora hay que devolver”.

La patronal subrayó que han aumentado las contrataciones un 13,5% entre 2016 y 2017, coincidiendo con el aumento de la ocupación, y aseguró que “nuestros empleados nunca han perdido poder adquisitivo sino todo lo contrario”. Aehcos dijo que entre 2001 y 2017 el IPC subió en España 35 puntos “mientras que los salarios de nuestro convenio han subido en 49,9 puntos”. “Cada vez se hacen las reservas más de última hora y no tenemos previsiones como hace años a largo plazo. Los empresarios hoteleros no pretenden con este convenio quitar derechos a sus empleados. Lo que necesitamos es flexibilidad para poder atender a nuestros clientes”, afirmaron. Mañana miércoles hay otra reunión prevista por la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios