Coronavirus Catas on line para mantener vivo el vino de Ronda

  • Una empresa rondeña está realizando la actividad de forma gratuita para mantener el interés por el sector y darlo a conocer

Cata on line de la empresa Milamores

Cata on line de la empresa Milamores / Javier Flores (Ronda)

Tras la declaración del estado de alarma y la orden de confinar a la población en sus viviendas, las empresas de hostelería y turismo tuvieron que echar el cierre. Desde entonces, en especial los cocineros, pusieron en marcha diferentes actividades para entretener y al mismo tiempo mostrar a sus seguidores la forma de realizar diferentes recetas de un modo sencillo y fácil. Incluso los más reconocidos se lanzaron a esta idea y es habitual ver en sus redes sociales vídeos caseros haciendo elaboraciones. Ahora, la empresa rondeña Milamores, dedicada a la realización de visitas a bodegas y catas de vino, decidió aportar un pequeño granito de arena y esta realizando catas de confinamiento mediante vídeos que suben a los perfiles de sus redes sociales.

El responsable de la firma, Antonio Martínez, explica que la idea surgió tras tener que bajar la persiana y quedarse en casa sin actividad. “Pensamos en cómo podíamos hacer nosotros teletrabajo, y fue entonces cuando surgió la idea de hacer catas de vinos para mantener el interés de los aficionados y al mismo tiempo dar a conocer y mantener el interés por este sector tan importante en nuestra zona”.

Aunque no reciben ningún tipo de ingresos por esta actividad, consideran que es la mejor forma de mantener la inquietud entre los amantes de los vinos para que, una vez que se acabe el confinamiento tengan ganas de conocer estos vinos o las bodegas que los elaboran. “Digamos que es un modo de sembrar ahora para tratar de recoger después”, explica Antonio.

Además, su objetivo es también darle visibilidad a los vinos de la zona de Ronda, que serán principalmente los que aparezcan en las catas, aunque también estarán presentes otros de la denominación de origen Málaga y alguna representación de vinos de Jerez o amontillados.

"Es un modo de sembrar ahora para tratar de recoger después”

Unas catas que se realizan con términos entendibles para cualquier persona que pueda verlas, sin necesidad de que tengan que contar con conocimientos técnicos de vinos. “Queremos que la gente disfrute con el vino”, indica Antonio, que también explica que para que no resulten pesadas de ver tienen una duración aproximada de unos 10 minutos. Y es que el sector del vino, con los sector turístico y de restauración cerrado está sufriendo mucho, ya que las ventas han bajado de forma muy importante.

Por ello, algunas de las bodegas de la zona también se han sumado a la idea de las catas, aunque en su caso han decidido ir un paso más allá y ofrecer la cata telemática de forma gratuita con un experto a cambio de adquirir las botellas que van a ser catadas en la misma y que son remitidas a los domicilios de todos aquellos que compren este producto.

También estas empresas se están sumando a los envíos a casa sin coste para los consumidores para tratar de reforzar sus canales de venta y así tratar de compensar en alguna medida el golpe recibido por la paralización de la hostelería, en la que se encuentra la gran mayoría de las ventas que se realizan de vino. De este modo, desde el sector se busca mantener vivo el interés y el consumo en momentos muy delicados en los que se desconoce si se podrá volver a operar con normalidad dentro de un corto plazo de tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios