Coronavirus en Málaga UGT denuncia a la Inspección de Trabajo la demora en la retirada de mascarillas defectuosas

  • El Ministerio, que las distribuyó, alertó el miércoles de la semana pasada y se usaron unos dos días más

  • Sindicatos y organizaciones profesionales insisten en que más que nunca ahora hacen falta los test masivos

Mascarillas defectuosas. Mascarillas defectuosas.

Mascarillas defectuosas. / M. H.

Las mascarillas Garry Galaxy de envoltorio verde están siendo un quebradero de cabeza para la Administración sanitaria y un posible origen de contagio de muchos trabajadores de centros sanitarios. Un informe técnico concluyó que no tenían capacidad de filtrado suficiente para cumplir su función de evitar contagios, así que el propio Ministerio de Sanidad que las distribuyó ordenó su retirada. Eso fue el miércoles de la semana pasada. Pero se estuvieron utilizando hasta el viernes

UGT puso este lunes una denuncia en la Inspección de Trabajo de Málaga y en las del resto de Andalucía por esta tardanza. "La retirada se demoró. Cuando el Ministerio lanzó la alerta se deberían haber retirado de inmediato. No hubo diligencia y los trabajadores estuvieron expuestos a contagios", argumentó el secretario provincial de Sanidad del sindicato, Vicente Sandoval

No hay datos de cuántos profesionales las utilizaron. CSIF, el Sindicato de Enfermería y el Colegio de Enfermería ya pidieron en días atrás su inmediata retirada. CSIF estimó que casi 1.500 trabajadores del Clínico podrían haberlas usado y alertó que también se emplearon en los hospitales Regional y comarcales de Ronda y Antequera. En declaraciones a la Cadena Ser, representantes de este sindicato también han avanzado que acudirán a la Inspección de Trabajo e, incluso, a los tribunales.

Sandoval indicó que ya se han retirado. No obstante, advirtió que al no haber un inventario de personal al que se le facilitó este material, "se desconoce cuántos profesionales pueden estar afectados, pero hay un montón". Por ello, el representante de UGT recomendó a aquellos trabajadores que las hayan utilizado, que lo notifiquen a la dirección o el área de Medicina Preventiva de sus centros para que se les realice un seguimiento exhaustivo por si se hubieran contagiado. A nivel nacional hay más de 1.000 sanitarios aislados por el uso de estas mascarillas defectuosas. 

Sindicatos y colectivos profesionales hicieron hincapié en que precisamente por este incidente es clave que se inicien "ya" los test masivos en los centros sanitarios para separar a los trabajadores contagiados de los que no lo están. Una demanda en la que coinciden todas estas organizaciones. El presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín, recordó que ya Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió que eran necesarios "test, test y test". Martín recordó que los países que más han atajado la expansión de la pandemia han sido aquellos que han realizados más pruebas de forma masiva.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios