tribunales

Declaran culpables a los acusados de matar a un conocido y tirar su cadáver en el paseo marítimo de Málaga

  • El jurado considera al individuo el autor y a ella, cómplice estimando la circunstancia que atenúa la pena de miedo insuperable.

El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio. El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio.

El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio. / Daniel Pérez | EFE

El jurado popular ha declarado culpable de un delito de asesinato al hombre y a la mujer acusados de matar a un conocido, al que se encontraron una noche de fiesta, y dejar su cadáver en el paseo marítimo de Málaga. Así, a él lo consideran responsable en concepto de autor; mientras que a ella como cómplice estimando la circunstancia que atenúa la pena de miedo insuperable.

Así lo han informado a Europa Press fuentes del caso. La Fiscalía ya modificó en sus conclusiones definitivas la pena que solicitaba para la mujer, considerando que se debe aplicar dicha atenuante y ella declaró en el juicio que no denunció lo ocurrido por miedo a su entonces pareja, lo que ahora ha sido estimado por los jurados.

Los hechos sucedieron en la noche del 29 al 30 de diciembre de 2018 en la capital, cuando los acusados salieron a cenar con otra pareja y se encontraron en un bar con la víctima, que se unió al grupo, siguiendo por otros locales hasta que cerraron, sin que se produjeran discusiones ni problemas. Según la acusación, el procesado conocía al fallecido del barrio y de prisión.

Las acusaciones han sostenido que cuando se quedaron los tres en una playa, el acusado cogió un cuchillo, salió del coche, fue donde estaba la víctima y, supuestamente, "de forma sorpresiva y por la espalda", la emprendió "a puñaladas con él, quien apenas pudo hacer nada para defenderse". El joven recibió hasta 18 puñaladas.

Pero, estas lesiones no le produjeron de forma inmediata el fallecimiento, sino que "acabó muriendo desangrado" en los minutos siguientes en el maletero del coche donde supuestamente el procesado y su pareja, que "había presenciado toda la agresión", lo metieron. Cuando llegaron al paseo marítimo, detuvieron el coche y sacaron el cuerpo, "dejándolo en medio de la calzada".

Tras esto, los procesados pasaron semanas desaparecidos, cambiando de ubicación para no ser descubiertos. En enero de 2019, la acusada salió de su escondite y fue detenida; mientras que el hombre lo fue igualmente en marzo de dicho año pero en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios