inundaciones Los daños en carreteras, institutos y colegios son de 10 millones de euros

  • Las clases vuelven este viernes al IES Camilo José Cela de Campillos

  • El Consejo de Ministros aprueba hoy un paquete de ayudas

El Consejo de Ministros tiene previsto este viernes aprobar ayudas especiales para las zonas afectadas por las inundaciones del pasado fin de semana, en las que se produjeron numerosos daños en viviendas, empresas, explotaciones agrícolas y diferentes infraestructuras de abastecimiento de agua, carreteras o edificios públicos.

Los ayuntamientos de Campillos y Teba, las dos poblaciones más afectadas por las riadas, han aprobado por unanimidad en sus plenos el solicitar al Gobierno central la declaración de zona catastrófica. También Benaoján ha aprobado solicitarlo por unas pérdidas valoradas en 4 millones de euros.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, por su parte, ha anunciado este jueves en un foro empresarial en Málaga que el primer objetivo de las aportaciones que se destinarán a los damnificados se dirigirán preferentemente a aquellos empresarios que hayan sufrido daños en sus negocios, para intentar que puedan reemprender la actividad en el menor tiempo posible sin que repercuta en la producción y el empleo.

.

La Junta ha cifrado este jueves en cerca de 9 millones de euros los daños provocados en carreteras de la provincia de Málaga por el temporal de fuertes lluvias de los días 20 y 21 de octubre, con especial incidencia en la comarca de Antequera.

Durante un recorrido por algunas de las vías gravemente afectadas por las precipitaciones, el consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, ha anunciado la inminente declaración de emergencia por parte del Consejo de Gobierno de estas obras para "conferir la mayor celeridad y diligencia a la ejecución de los trabajos y así restablecer la normalidad en el tráfico y garantizar la seguridad".

Además, ha asegurado que ya se ha habilitado el crédito necesario para dar respuesta a las reparaciones más urgentes, como la restauración de un puente afectado en el término municipal de Sierra de Yeguas, que tendrá un coste que supera los 1,4 millones de euros.

Los mayores costes en reparación se localizan en carreteras de la comarca del Guadalhorce, concretamente en la A-357, donde una importante avenida de agua y arrastre de materiales provocaron multitud de incidencias entre los puntos kilométrico 0 y 35 de esta carrera, especialmente en las zonas cercanas a los ríos Turón y Guadalhorce

Estos daños provocaron graves erosiones en el arcén, generando un gran socavón en el kilómetro 29,9 y afectaron al muro de tierra armada que cierra el estribo norte del viaducto en el entorno al punto 30,3, lo que obliga a sustituir las juntas de dilatación del viaducto sobre río Grande.

Los mayores costes en reparación se localizan en carreteras de la comarca del Guadalhorce

Además, en todos los pasos inferiores de la A-357 también se han producido estancamiento de agua que ha inundado la calzada, especialmente en el kilómetro 5 y en los accesos a la localidad de Carratraca.

En las carreteras A-92, A-384, A-7278, A-7286, A-7300 y A-7201 de la comarca de Antequera se han contabilizado daños por valor de 1,5 millones de euros, la mayoría en la A-384, donde las lluvias provocaron una importante avenida de agua con incidencias de consideración entre los kilómetros 118 y 85 de esta carretera.

Aquí se ha intervenido rápidamente para eliminar barro, piedras, árboles y demás obstáculos en calzada, si bien otros daños de mayor transcendencia necesitaran de más recursos para su reparación.

En la A-92 se han formado balsas de agua que afectaron a la calzada izquierda en el kilómetro 129, quedado muy afectados los caminos de servicio en unos 500 metros en ambas márgenes.

Por su parte, en las inmediaciones del kilómetro 9,3 de la A-7286 sigue cortado al tráfico porque permanece inundada, mientras que en el resto de carreteras la actuación se centra en limpieza de cunetas y pequeños deslizamientos.

Para la limpieza y reparación de calzadas, taludes y otros elementos funcionales de la carretera A-366, en términos municipales de Ronda, El Burgo, Yunquera y Alozaina se han cuantificado 1,12 millones de euros, mientras que los trabajos en las carreteras A-372, A-2300 y A-7276, en los términos municipales de Ronda y Montecorto los daños se han cifrado en 1,1 millones de euros.

Por su parte, las tareas previstas para la reparación de las carreteras A-369 y A-373, en Alpandeire, Atajete, Algatocín, Gaucín y Cortés de la Frontera, se han cuantifican en 1,05 millones de euros.

Además, en las A-365, A-406 y A-727, en la comarca de Antequera, en se han generado daños que requieren de medidas valoradas en 850.000 euros, mientras que las vías A-405, A-377, A-7150 Y A-7176, que afectan a los municipios de Gaucín, Manilva, Casares e Istán, donde los daños se han cuantificado en 650.000 euros.

También en las carreteras A-367, A-374 y A-397, en Ronda, Cañete La Real, Montecorto, Igualeja, Parauta y Benahavís se han producido daños por valor de 550.000 euros, cifra similar a la estipulada para reparar las A-354, A-366, A-343, A- 7054, A-7077 y A-7078, en la comarca del Guadalhorce.

Más de 200 efectivos del Infoca continúan trabajando 

Unos 225 efectivos del Infoca continúan realizando trabajos de apoyo a los municipios afectados por las fuertes lluvias del pasado fin de semana en diversas zonas de la provincia de Málaga.

Los trabajos se centran fundamentalmente en labores de limpieza y achique de agua. Durante la jornada los bomberos forestales de la Junta de Andalucía están desarrollando su trabajo en Bobadilla (Antequera), Cortes de la Frontera, Jimera de Líbar, Casarabonela, Carratraca, Benaoján, Jubrique, Faraján, El Burgo y Campillos.

Desde que se produjeran los intensos episodios de lluvias el pasado fin de semana en las comarcas de Guadalhorce, Antequera, Costa del Sol Occidental y Serranía de Ronda, los bomberos forestales del Infoca vienen realizando labores de apoyo a los municipios para paliar los daños ocasionados por las lluvias, han recordado desde la Junta.

Especialmente visible fue su presencia en el municipio de Campillos, en el que una legión amarilla y verde se podía ver el diferentes espacios para tratar de acabar con la importante acumulación de barro que seguía existiendo en algunos parques públicos o en el campo de fútbol, en el que hasta cuatro camiones apoyaban estas labores de retirada de barro.

Además, en la avenida de la estación también se podía ver una importante presencia efectivos del Infoca acabando con el barro presente. “La UME y el Infoca, chapó”, señalaba un vecino que reconocía la gran labor que estos dos servicios públicos de emergencias.

El municipio comienza a recobrar la normalidad y recuperó parte del servicio de abastecimiento de agua, al tiempo que el Consistorio anunciaba la reapertura de la escuela infantil.

Los daños en los centros educativos, de 400.000 euros

El patio del colegio en Campillos tras las inundaciones. El patio del colegio en Campillos tras las inundaciones.

El patio del colegio en Campillos tras las inundaciones. / Javier Flores

La Consejería de Educación está trabajando para los que centros escolares afectados recuperen la normalidad "lo antes posible y en las mejores condiciones", estimando que el coste de los daños ocasionados superen los 400.000 euros.

La Consejería está evaluando los daños producidos en los diferentes centros educativos de la provincia. En concreto, los centros afectados, seis colegios de Infantil y Primaria y dos institutos, se encuentran en los municipios de Campillos, Carratraca, Antequera/Bobadilla, Marbella y Ronda.

Educación ha asegurado que se trabaja para tratar de volver “lo antes posible” a la normalidad y anunció que este viernes se prevé que se puedan recuperar las clases en el institución Camilo José Cela de Campillos, uno de los centros más dañados por las inundaciones junto al colegio La Milagrosa, también de este localidad.

Abastecimiento a la capital desde el Guadalhorce

Las lluvias también han causado la obstrucción del canal de abastecimiento que conduce el agua bruta que llega a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Atabal desde los tres embalses que forman el sistema del Guadalhorce.

La incidencia en el canal se ha producido a unos 200 metros del contraembalse de La Encantada, cerca de Álora, al producirse un corrimiento de tierras sobre el canal debido a las fuertes precipitaciones en la zona durante la madrugada del domingo.

Mientras la Junta de Andalucía subsana esta incidencia, Emasa ha puesto en funcionamiento la captación de agua desde otros puntos alternativos como las presas de El Limonero y El Tomillar, en Málaga capital, y la de Casasola, en el término municipal de Almogía, han precisado desde el Ayuntamiento en un comunicado.

Además, la ETAP de El Atabal está recibiendo aportes de agua potable desde La Viñuela. Asimismo, técnicos de la empresa municipal están en contacto continuo con el personal de explotación de las presas y del canal de la Junta de Andalucía, lo que garantiza el suministro a la capital hasta que vuelva a estar en servicio el canal de abastecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios