Ocio

Desescalada en Malaga: Masiva afluencia de bañistas en las playas pero a distancia

  • En el primer domingo sin restricciones los ciudadanos han sido cívicos y han respetado la distancia de seguridad

Bañistas con mascarilla en Pedregalejo Bañistas con mascarilla en Pedregalejo

Bañistas con mascarilla en Pedregalejo / MArilú Báez (Málaga)

El primer domingo en el que se puede ir a la playa con total libertad y bañarse en el mar dentro del plan de desescalada está siendo relativamente tranquilo ya que, aunque hay muchas personas, se está respetando en lineas generales las distancias de seguridad.

En las playas de Pedregalejo, por ejemplo, se han visto esta mañana muchas familias con hijos, grupos de amigos y personas solas tomando el sol. La mañana ha sido algo ventosa y había algunas olas, por lo que pocos se han aventurado con el baño. Los más pequeños son los que han disfrutado de lo lindo con algunas olas. 

A las 12:10 un mensaje por megafonía del Ayuntamiento de Málaga recordaba a los asistentes a la playa de Pedregalejo la necesidad de mantener la distancia y se pedía colaboración. Al mediodía había centenares de personas en las playas de esta zona de la capital pero los ciudadanos estaban bien organizados y se veía claramente la distancia, superior a los dos metros reclamados en la mayoría de los casos. 

"He bajado temprano con el niño para coger un sitio, pero la verdad es que está mucho mejor de lo que pensaba. Hay gente pero se está respetando la distancia", ha comentado Blanca Fernández, una vecina de Pedregalejo.

Personas esta mañana en la playa de Pedregalejo. Personas esta mañana en la playa de Pedregalejo.

Personas esta mañana en la playa de Pedregalejo.

En La Malagueta la situación es similar. Mucha gente pese al viento, pero al ser una playa más ancha no se veía sensación de agobio y los ciudadanos, en líneas generales, estaban cumpliendo las reglas. Se ha visto más gente en la arena que en el mar y, eso sí, todos sin mascarilla. Había sombrillas, pero apenas había colocados toldos gigantes. 

En la zona de Huelin y La Misericordia había mucha gente en los paseos marítimos y en las playas, aunque como ocurre en La Malagueña la anchura es mayor. Para garantizar la seguridad, los que han llegado más temprano estaban más cerca de la orilla y los que se han ido sumando al mediodía se iban poniendo por detrás, llegando a estar incluso cerca del propio paseo marítimo. 

"La gente está guardando la distancia en la playa que da gusto. En la arena muy bien, en el agua y la orilla se juntan un poco más pero la verdad es que estoy sorprendida del comportamiento de las personas. Pensaba que nadie iba a cumplir la distancia pero se está haciendo", afirma Rocío Aja, que ha bajado con su marido y sus dos hijos. 

El primer día fuerte de playa se ha superado, por ahora, de forma satisfactoria y se confía en que se mantenga el civismo lo máximo posible para evitar la propagación del coronavirus y la posibilidad de que haya nuevos rebrotes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios