Málaga

La desigualdad echa raíces en Marbella y Manilva

  • El mapa de la inequidad se completa con Ronda y Nerja, mientras que Cártama aparece como el pueblo con menos desigualdad Rincón es el municipio del litoral de mayor renta per cápita y menor disparidad

Comentarios 1

Manilva y Marbella son los municipios que padecen mayor desigualdad en la provincia. Detrás figuran Ronda, Nerja, Fuengirola, Benalmádena, la capital y Antequera. En el polo opuesto, es decir, las sociedades que disfrutan de un reparto más equitativo de las rentas son Cártama, Campillos y Coín seguidas de Rincón de la Victoria, Archidona o Villanueva del Trabuco. Una investigación sobre renta y desigualdad elaborada por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) desvela severas diferencias que no siempre se pueden explicar por la mayor o menor riqueza o el emplazamiento.

El índice Gini que mide la desigualdad coloca en la misma posición a Manilva y Marbella. Pese a las diferencias que separan el primer municipio (12.250 habitantes y renta per cápita de 5.441 euros), del segundo (locomotora turística de 126.422 habitantes con ingresos medios de 8.221 euros) la desigualdad es tan acusada en uno como en otro. Localidades limítrofes como Estepona o Mijas registran niveles de equidad significativamente mayores.

Ambos municipios, además, tienen la singularidad de ser junto a Fuengirola los pueblos donde menos personas acaparan más. El 1% de los contribuyentes de Marbella tienen en sus manos casi el 15% de las rentas. De las 48.020 personas que declararon en conjunto 1.043 millones de euros, 480 ostentan 155 millones. En Fuengirola este aspecto es incluso más riguroso, puesto que el 0,1% de los habitantes que presenta declaración, o sea 21 personas, ostentan el 5,9% de las rentas (23 millones de euros). El panorama es similar en Manilva porque cuatro declarantes disfrutan del 5,6% de las rentas (3,7 millones).

Ronda también tiene un lugar destacado en el mapa de la asimetría. Es el tercer municipio con mayor desigualdad, aunque ocupa el sexto lugar en concentración de la riqueza: el 1% de los declarantes, o sea 145 personas aglutinan el 10,9 de las rentas (28 millones de euros). Contra todo pronóstico y para sorpresa general, Pizarra figura en el podio de la concentración de riqueza: 30 de 2.919 vecinos que presentan declaración de la renta aglutinan el 13% de los recursos. Sin embargo, esta circunstancia no atiza la desigualdad. De hecho Pizarra es el octavo municipio de la provincia con mayor equidad.

El informe de Fedea, elaborado por Miriam Hortas y Jorge Onrubia de la Universidad Complutense de Madrid, ubica en el ranking de la desigualdad detrás de Manilva, Marbella y Ronda, a Nerja, Fuengirola y Benalmádena, que también ocupan puestos relevantes desde el punto de vista de la concentración de la riqueza.

La capital malagueña se sitúa el octavo lugar en el índice Gini de la desigualdad, si bien desde el punto de vista del acaparamiento de rentas baja hasta la undécima posición con un 1% de declarantes (2.167 personas) que disponen del 10% de las rentas (441 millones).

En el lado opuesto, o sea, en el escenario de la igualdad Rincón de la Victoria disfruta de una posición singular. Es el municipio de Málaga que presenta mayor renta per cápita de toda la provincia (10.213 euros), y mayor renta media por declarante (22.290 euros, por encima, incluso de Marbella (21.723 euros), disfruta de los mejores niveles de igualdad social de todos los municipios del litoral. La concentración de las rentas también es discreta: el 1% de quienes presentaron declaración de la renta (163 personas) ostentan el 5,6% de los ingresos declarados (20 millones de euros).

No obstante, Cártama es el paraíso desde la perspectiva de la distribución de la renta. Su índice Gini está en 0,39 puntos (cero equivale a la equidad absoluta y 1 a la desigualdad total), frente a los 0,51 de Marbella o Manilva y el 0,50 de Ronda. Tras Cártama aparecen Campillos (0,41) y Coín (0,42).

José Luis Torres, profesor de Teoría Económica de la Universidad de Málaga observa cuatro grupos en el mapa de la desigualdad que dibuja el estudio de Fedea. Por un lado están los grandes municipios de la Costa con residentes de rentas altas, donde con casi total certeza la desigualdad es aún mayor porque muchos vecinos de gran poder adquisitivo tributan en otros países.

Otro grupo lo conforman Ronda y Antequera que se benefician de su condición de ser cabeceras de comarca y, por tanto, concentran servicios (desde los despachos profesionales hasta la atención sanitaria). Rincón de la Victoria y, en menor medida, Alhaurín de la Torre, conforman un tercer grupo. Su perfil de ciudades dormitorio las convierte en un punto de asentamiento de las clases medias, circunstancia que les proporciona mucha homogeneidad social.

La distribución de la renta en el resto de los pueblos, a grandes rasgos, se define ya por su emplazamiento en el interior y por tanto una personalidad más rural y equitativa, o en el litoral, o sea localidades urbanas y con peores índices de equidad.

La base de datos de la desigualdad en los municipios españoles de más de 5.000 habitantes elaborada por Fedea, entidad promovida por grandes empresas y bancos, ha tenido en cuenta las declaraciones de la renta de 2007. Es decir, no refleja el impacto de los reveses económicos que previsiblemente se han traducido en mayor desigualdad. Sin embargo, tanto José Luis Torres como el director provincial de Cáritas, Francisco José Sánchez, coinciden en señalar que la desigualdad no solo crece con la crisis, sino también durante los periodos expansivos. "Un fallo de las dinámicas económicas de mercado es que siempre aumenta la desigualdad", teoriza el profesor de la Universidad de Málaga. "Cuando la economía crece quien encuentra trabajo antes es la gente que tiene mayor renta", explica.

"La crisis ha hecho la pobreza y la desigualdad más extensa, más intensa y más crónica", subraya el director de Cáritas en Málaga, Francisco José Sánchez, al tiempo que reivindica "un nuevo modelo social que priorice la atención a los excluidos y los pobres". "Volver a lo de antes me da pavor", confiesa, en alusión a una economía que crece desde la perspectiva macroeconómica, pero en sus cunetas quedan grandes bolsas de personas sometidas a la exclusión.

De hecho, en 2007, antes de que la economía estallara, Cáritas atendió en la provincia de Málaga a más de 6.300 personas y llevó a cabo 17.743 actuaciones. La mayor parte de su presupuesto lo destinó a ayudas para vivienda, suministros básicos y sanidad. Aunque esas cifras quedan lejos de las actuales, con 25.000 personas atendidas en 2013 y un 96% de demandas relacionadas con la alimentación, dan una idea cabal de que la pobreza tiene causas estructurales.

"La crisis ha descolgado a muchas personas del mercado laboral y muchos han entrado en el grupo de mayor vulnerabilidad. Algunos podrán salir, pero para otros será más difícil", resume.

Para el director de Cáritas en Málaga dar prioridad a estos colectivos no es "una quimera" es "inversión social en educación, sanidad, pensiones o rentas mínimas". En este sentido, advierte que es necesario rebajar la sobrecarga que recae sobre los hogares con políticas que permitan a las familias afrontar sus necesidades con recursos propios, cortando los hilos de la dependencia. Recuerda el carácter intergeneracional de la pobreza, su impacto sobre jóvenes y niños, y subraya la necesidad de articular soluciones respeten "la dignidad y la intimidad. No todo vale para ayudar. Hay que evitar los estigmas".

Cáritas, que durante la actual campaña de la renta pide a los contribuyentes que marquen "tanto la casilla de la Iglesia como la de los fines sociales", admite que la desigualdad en estos años ha sido más severa en los grandes núcleos urbanos. En general han sido las familias, "mucho más fuertes de lo que parecía", las que han soportado gran parte del impacto de la crisis. Después "han acudido a los servicios sociales", pero cuando los recursos se han agotado "han recurrido a las asociaciones, descargando sobre nosotros sus últimas esperanzas y expectativas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios