Málaga

Detenido un joven por robar en una tienda de informática vestido de unicornio

  • La Policía Local ya lo había detenido unos días antes al sorprenderlo sustrayendo efectos en una clínica de fisioterapia y osteopatía

Imagen captada por una cámara de vigilancia del joven disfrazado de unicornio. Imagen captada por una cámara de vigilancia del joven disfrazado de unicornio.

Imagen captada por una cámara de vigilancia del joven disfrazado de unicornio. / M. H.

Comentarios 0

Un joven de 20 años y nacionalidad española ha sido detenido por robar presuntamente en una tienda de informática vestido de unicornio. El investigado supuestamente forzó el escaparate de este establecimiento ataviado con una bata con capucha que representa a la criatura mitológica y se le atribuyen otros ochos robos en comercios y vehículos cometidos en Málaga mediante la fractura de escaparates y ventanillas con arquetas arrancadas de la vía pública.

Se llevó una decena de teléfonos móviles y 700 euros en efectivo

El responsable de un establecimiento de informática denunció el asalto por la noche a su local, en el que fueron sustraídos una decena de teléfonos móviles y 700 euros en efectivo y en el que el supuesto autor iba caracterizado con el atuendo de unicornio.

El modus operandi resultó coincidente con el de otras ocho denuncias recibidas la pasada semana por robos en comercios y vehículos en la misma zona, que consistía en usar una arqueta tomada de la vía pública para forzar escaparates de comercios y ventanillas de vehículos.

El joven fue arrestado en dos ocasiones en una misma semana, según indicaron fuentes de la Comisaría provincial. La primera vez, por parte de la Policía Local de Málaga, que lo sorprendió in fraganti robando en una clínica de fisioterapia y osteopatía situada en la calle Juan Cortés. Hasta allí acudieron dos policías pertenecientes a la Jefatura de distrito norte pasadas las 5 de la madrugada tras recibir en la Sala del 092 el aviso de un vecino que aseguraba haber oído un fuerte golpe en la vía pública. Una patrulla de la Policía Local comprobó que la entrada del centro médico estaba abierta y tenía un cristal fracturado. Asimismo, los agentes encontraron a un hombre, de 20 años, que llevaba una caja de cartón y se alejaba del local. Tras preguntarle por la procedencia de los artículos que portaba, reconoció que la clínica estaba abierta y que había sustraido varios efectos.

Según informaron desde la Comisaría provincial, el arrestado pasó a disposición judicial el día 13 y quedó en libertad con cargos. Fue un día después cuando, afirmaron, la Policía Nacional volvió a arrestarle en las inmediaciones de su vivienda como presunto autor de cinco hechos delictivos, entre ellos el de la tienda de informática. Ayer, declaró de nuevo ante el juez, que según las mismas fuentes policiales, dictó su puesta en libertad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios