Málaga

La economía de Málaga podría caer hasta el 15% este año, según Unicaja Banco

  • El informe elaborado por Analistas Económicos sitúa a la provincia como la más afectada por la crisis del COVID-19

Llegada de turistas británicos al aeropuerto de Málaga. Llegada de turistas británicos al aeropuerto de Málaga.

Llegada de turistas británicos al aeropuerto de Málaga. / Álex Zea, Europa Press

Lejos de mitigarse el pesimismo que se cierne sobre el presente ejercicio económico, la sensación de desamparo aumenta. El último informe elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco, concluye que 2020 podría cerrarse en la provincia de Málaga con una caída de la actividad que podría llegar a rozar, en el peor de los escenarios el 15%.

Los técnicos encargados del estudio concluyen que Málaga es la provincia que sale peor parada, algo a lo que contribuye su evidente dependencia del sector servicios, claramente asentado sobre una industria turística gravemente herida por el efecto del coronavirus. 

De manera precisa, los resultados puestos sobre la mesa este miércoles por el grupo de trabajo, que pone de relieve como la pandemia ha provocado "la mayor recesión económica desde la II Guerra Mundial", la caída de la actividad malagueña podría oscilar entre el -10,6%, en un escenario positivo, y el -14,7%. Valores que están por encima de las estimaciones para el conjunto de la región, del -9,8% y del -13%, respectivamente. El impacto provincial es igualmente apreciable en Cádiz, con una caída del -10,4% en el escenario favorable y de hasta un 13,9% en el más desfavorable. Almería es la que menos sufriría el efecto, con un -9,2%, en el escenario favorable.

Las estimaciones para todo el año tiene un punto de partida igualmente negativo, correspondiente al primer trimestre. En este sentido, se subraya que entre enero y marzo de 2020, la actividad en la provincia ya sufrió una caída del 5% (frente al -4,3% de Andalucía), y ello en un periodo que no estaba totalmente afectado por el COVID-19 ni por el estado de alarma decretado.

Para alcanzar estas conclusiones ciertamente pesimistas, Analistas Económicos de Andalucía mencionan el descenso en el empleo en los tres primeros meses respecto a la parte final de 2019. Igualmente, se apunta una reducción en las afiliaciones a la Seguridad Social en el segundo trimestre del ejercicio, del 4,8% respecto al trimestre precedente (-7,8% respecto al segundo trimestre de 2019). Una tendencia que varía en junio, donde hay un nuevo repunte en las afiliaciones.

Según el informe, a 30 de junio, el número de trabajadores en situación de ERTE de fuerza mayor en la provincia era de 63.835 personas (31,5% del total en Andalucía), por lo que desde finales de mayo habrían salido de esta situación 43.213 afiliados.Uno de los indicadores que se pone en valor en el informe es el relativo a la construcción.

En este campo se observa un incremento del 49% en las licitaciones impulsadas por las administraciones públicas hasta mayo, con un acumulado de 152,6 millones de euros. Esta subida se relacionaicon con la mejora de accesos al PTA, impulsada por la Junta de Andalucía, y la adecuación de espacios en el Polo de Contenidos Digitales en la capital.

Donde los valores son especialmente negativos es en el inmobiliario, ya que el número de compraventas en la provincia disminuye un 22,4% (-11,3% en Andalucía) debido al descenso de las transacciones de viviendas nuevas y usadas.

En cuanto a la financiación, el número de hipotecas sobre viviendas hasta abril fue de 6.391, un 0,8% superior a la cuantía contabilizada en el mismo periodo de 2019. El importe medio cayó un 8,3%, hasta los 134.440,9 euros (119.484,1 euros en Andalucía). Frente a estos parámetros, ha crecido el valor tasado medio de la vivienda libre un 2,3% (0,7% en Andalucía) en el primer trimestre, situándose en 1.808,9 euros/m2.

De otra parte, el valor de las exportaciones han crecido en la provincia un 11,9% en términos interanuales, en contraposición de lo ocurrido en Andalucía (-12,1%), debido al incremento de las exportaciones agroalimentarias (13,2%), que tienen un peso sobre el total exportado del 54,9%, superior al registrado en la región (44,7%). 

En términos reales el crecimiento ha sido del 20,0%. A lo anterior se suma el descenso de las importaciones (-9,6%), por lo que el saldo de la balanza comercial ha pasado de presentar en el primer cuatrimestre de 2019 un déficit de 1,2 millones de 2019 a un superávit de 158,4 millones en el mismo periodo de 2020.

En el ámbito empresarial, Málaga ha registrado en los primeros cinco primeros meses 1.568 sociedades mercantiles nuevas, lo que supone un descenso interanual del 34,7%, con un aumento del 13,8% con respecto a abril, cuando se produjo una caída del 66,6%.  

En un anterior informe, presentado a finales del pasado mes de julio, Analistas Económicos apuntaban como posible la recuperación, en condiciones normales, en 2021. En este sentido, confiaba en un repunte del PIB andaluz de entre el 7,1% y el 8,2% y del empleo entre el 4,9% y el 7,9%, situándose la tasa de paro en el 23,9% en el primer escenario o el 25,3% en el segundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios