Málaga

La economía de Málaga crecerá al 3% pero da síntomas de desaceleración

  • Economistas sitúan el aumento del PIB de Málaga por encima del nacional (2,7%)

Un camarero atiende, ayer, a los clientes en el Balneario de Baños del Carmen. Un camarero atiende, ayer, a los clientes en el Balneario de Baños del Carmen.

Un camarero atiende, ayer, a los clientes en el Balneario de Baños del Carmen. / javier albiñana

El Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia de Málaga, magnitud que mide cuánto valen los bienes y servicios creados durante un periodo, crecerá en torno al 3 y el 3,1% durante este año. Según el Colegio de Economistas de Málaga, esto es un "crecimiento sano y sin estridencias", aunque muestra síntomas de desaceleración al igual que la economía española, que por primera vez en seis años crecerá por debajo de los tres puntos y se situará en el 2,7%.

El Barómetro Económico de la provincia correspondiente al segundo trimestre de 2018, presentado por el decano, Juan José Robles, el vicedecano, Antonio Pedraza, y el director de Estudios, Fernando del Alcázar, refleja que la economía de Málaga no tiene "señales de alarma" y que "saca buenas notas" respecto a la media andaluza y nacional. Este documento refleja de manera independiente cómo se va comportando la economía respecto a diferentes indicadores: el empleo, la creación y destrucción de empresas, el turismo y los alojamientos, créditos y financiaciones, entre otros.

Los economistas malagueños destacaron como datos positivos que se han creado un 4,27% (252) más de empresas entre junio de 2017 y junio de 2018, en contraste con la bajada del -1,35% en Andalucía y el -2,64% en España. La tasa de mortalidad de las sociedades es de 18,6 puntos: por cada 10 empresas creadas, dos mueren. Esto, según detallaron, podría ser achacable a una mayor creación en años anteriores, aunque esta tasa se encuentra por debajo del nivel andaluz (21%) y español (22,4%).

En cuanto al empleo, la tasa de paro se encuentra en el 20,21%, sumando 159.800 desempleados y sin romper lo que se ha denominado como "barrera psicológica" de los 20 puntos, a pesar de que la provincia haya alcanzado el récord de la serie histórica en afiliaciones a la seguridad social desde el inicio de la crisis: 626.110 inscritos, casi 26.000 afiliados más que julio de 2017. Además, se ha producido un descenso de los contratos a tiempo parcial hasta el 18% del total, cifra que había llegado a estar en el 22,4%.

En el turismo, destacaron el crecimiento de los alojados en hoteles (+1,73%), el tráfico aéreo (+6,4%) y una desestacionalización de este sector al no tener como único aliciente el turismo de sol y playa, demostrable en que de los 18 millones de viajeros que el aeropuerto de Málaga recibe, solo cuatro millones se concentran en julio y agosto.

También han incidido en un aumento de las viviendas visadas (+150%) y finalizadas (+38%, el triple que en 2016). No obstante, el precio de la vivienda libre en Málaga ha aumentado un cuatro por ciento, frente al 1,43% de Andalucía, mientras que el incremento acumulado desde 2013 ha crecido un 16% y en Andalucía durante el mismo periodo solo lo hizo un 3%. Esto es "una subida vertiginosa" que afectaría a estudiantes y a familias. "Está subiendo a 900 o 1.000 euros, y es una bestialidad cuando hace año y medio estaba en torno a 400-500 euros", precisaron.

Aunque los representantes del Colegio apuntaron que no existe "ninguna señal de alarma" debido a un crecimiento generalizado "en todas las magnitudes y por encima de la media", sí han mostrado una especial preocupación en el precio de la electricidad, "una auténtica barbaridad" alcanzando los 80 euros el megavatio por hora, un 51% más que en 2017.

La inflación también preocupa. Situada en el 2,2% afectaría negativamente al poder adquisitivo de las familias, ya que los aumentos salariales no han recogido la pérdida sufrida durante la crisis económica y el precio del carburante se ha elevado, afectando también a la cesta de la compra.

Por último, los economistas indicaron que el ánimo de los inversores ha afectado negativamente a la economía española ya que "la estabilidad política y la seguridad jurídica brillan por su ausencia". La "amenaza" de una subida de impuestos por parte del Gobierno del PSOE y un nuevo rumbo de políticas económicas respecto a las del PP, ofrecen un panorama "no deseable" según la opinión del Colegio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios