Málaga

La empresa del muelle 1 duda de que el plan sea viable sin el 'súper'

  • Recuerda que representa el 18% de la superficie ya comercializada · Linde cree "discutible" que entre en la oferta comercial media-alta exigida para esa zona

Comentarios 15

El supermercado del puerto de Málaga sigue dando que hablar. Tras el rechazo casi unánime mostrado la pasada semana por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga y los principales partidos políticos en la provincia, PP y PSOE, a la propuesta de levantar este local comercial junto a la denominada esquina de oro, el balón se encuentra en el tejado de la empresa concesionaria del proyecto de reconversión del muelle 1, Iniciativas Marina de la Farola, y de la Autoridad Portuaria.

A la espera de que se oficialice la convocatoria de una reunión entre todas las partes implicadas, la preocupación de la alianza empresarial (Edipsa, Myramar, Malika y Unicaja) ante la polémica generada va en aumento. Más aún cuando, según los números que maneja, la implantación de este espacio comercial, promovido por Carrefour, es clave para el desarrollo del futuro centro comercial en el muelle de la Farola.

"Si se cae el Carrefour se cae el proyecto", vino a comentar ayer a este periódico el portavoz de Marina de la Farola, José Domínguez, quien confirmó que si eso sucediese habría que "redefinir al completo" la intervención, con el retraso que ello supondría. En este sentido, indicó que el citado supermercado supone en este momento el 18% de la comercialización total que tiene cerrada la firma, siendo, por tanto, sustancial en la financiación de la operación del muelle 1. "En cualquier centro comercial de Málaga hay una locomotora económica de este tipo", añadió.

Domínguez precisó que la propuesta que se ha hecho para este local, de unos 2.000 metros cuadrados de superficie, no se parece en nada a lo que los vecinos pueden entender como un supermercado de barrio. "La gente puede pensar que lo que se va a levantar allí es centro comercial como Los Patios o un Rosaleda, pero no tiene nada que ver", expuso, al tiempo que apostilló: "Estamos invirtiendo 60 millones de euros y todo son problemas".

Pero lo que en el actual escenario parece claro es que el futuro del establecimiento es más que incierto. Y ello a pesar de que como apuntó Domínguez el pliego de condiciones de la concesión del uso comercial del muelle 1 no impide el uso ahora previsto. "Con lo que firmamos podemos poner cualquier tipo de local excepto una discoteca y siempre que la calidad sea media-alta", recordó el portavoz de Iniciativas Marina de la Farola, quien insistió en defender la bondad de la iniciativa.

La alianza empresarial subraya la trascendencia que ese local tiene para el futuro del muelle 1. "Hay que tratar de que haya gente allí todo el día y este tipo de locomotoras son las que generan esa atracción", dijo, al tiempo que destacó que "todos los locales que se situarán en las proximidades necesitan de una afluencia importante de gente".

De hecho, aseguró que en la última semana, desde que se reabrió la polémica sobre el supermercado, "todas las firmas que ya han cerrado su presencia en el muelle 1 han estado llamando y preguntando por lo que está pasando; incluso advierten de que si se cae lo del local comercial habría que renegociar las condiciones del contrato".

La opinión contraria a esta intervención volvió a quedar de manifiesto. El presidente del Puerto, Enrique Linde, consideró "discutible" que la propuesta de emplazar una instalación de este tipo tenga cabida en la oferta comercial media-alta exigida para el muelle de la Farola en el pliego de condiciones sobre el que se sustentó la adjudicación final. Y en este sentido, añadió que de la oferta finalmente seleccionada "no parecía contemplarse una tienda de alimentación de esas dimensiones".

Linde, no obstante, eludió detallar si la posición del puerto va a ser la de exigir a la concesionaria la retirada de esta propuesta y abogó por iniciar "una fase de entendimiento". "Antes de avanzar más me siento en la obligación de hablar con ellos y valorar esto conjuntamente, ver alternativas...", dijo, al tiempo que admitió ser consciente de la compleja situación económica que se vive en este momento. Asimismo, abogó por no crear "una alarma excesiva" en este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios