Málaga

El empresario del Museo Taurino se niega a dejar el edificio y prevé su reapertura

  • Barco dice que ha estado potenciando la colección

  • La Diputación insiste en el desalojo del edificio

Imagen de archivo de Elías Bendodo y Juan Barco. Imagen de archivo de Elías Bendodo y Juan Barco.

Imagen de archivo de Elías Bendodo y Juan Barco.

El pulso que el empresario taurino Juan Barco mantiene con la Diputación provincial de Málaga da una nueva vuelta de tuerca. A la espera de que la institución supramunicipal obtenga la esperada autorización judicial para entrar en el edificio de la Plaza del Siglo, de su propiedad, y proceder a su desalojo, Barco ignora a la entidad pública y asegura que trabaja en "potenciar" la colección para reabrir previsiblemente la semana próxima.

"Nunca hemos estado cerrado, lo que pasa es que hemos estado haciendo unos cambios con la idea de potenciar el museo", dijo el empresario a este periódico en una conversación telefónica en la que dejó claro que no abandonará el inmueble por voluntad propia. "Hay un procedimiento en el juzgado y acataré lo que dictamine el juez", expuso, al tiempo que aseguró que no es su intención "entrar en polémica". Desde la institución, el diputado de Cultura, Víctor González, fue contundente y aseguró que "no se mueve una sola coma" de la decisión de desalojar al empresario.

La defensa que Barco hace de su posición en este conflicto choca de lleno con la de la Diputación. La institución provincial puso en marcha en diciembre de 2016 la maquinaria administrativa para retirarle al coleccionista el derecho de utilización del edificio arguyendo la existencia de una deuda superior a los 153.000 euros, correspondientes al canon anual de 2015 y 2016, así como a los gastos del suministro eléctrico, el agua y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de la sede. Un precepto recogido en el pliego de condiciones económico-administrativas que rigió el otorgamiento de la concesión como un "incumplimiento grave". El contrato suscrito entre Barco y la Diputación, tras varios meses de vacío administrativo, fue rubricado en noviembre del año 2015, incluyendo la obligación para el concesionario abonase un canon anual ascendente a 51.250 euros. Pasan ya casi cuatro meses desde que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Málaga desestimó el recurso de Colección Juan Barco S.L.U. contra el acuerdo de Pleno en el que se acordó revocar la concesión demanial del edificio de la Plaza del Siglo. Esta decisión allanó la posición del ente presidido por Elías Bendodo, que volvió a pedir el desalojo del citado inmueble.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios