Movilidad

Cuatro empresas alquilan ya patinetes en Málaga pero se ignora cuántos circulan

  • La última en llegar a la capital, tras VOI, Lime y Tier, es UFO, con sede en Sevilla

  • Movilidad habla de la necesidad de "controlar" este fenómeno para que "no se desmadre"

Varios patinetes estacionados en el interior del puerto de Málaga. Varios patinetes estacionados en el interior del puerto de Málaga.

Varios patinetes estacionados en el interior del puerto de Málaga.

Casi a la par que crece el malestar de los vecinos del Centro ante la numerosa presencia de patinetes eléctricos de empresas de alquiler aparcados de manera irregular en las aceras, el número de compañías que arriendan estos vehículos de movilidad personal sigue aumentando en la capital de la Costa del Sol. Desde que se formalizó el desembarco de la primera firma, la sueca VOI, a principios del pasado mes de noviembre, son ya cuatro las que mediante aplicaciones de teléfono móvil dan la oportunidad a cualquier usuario a moverse por la urbe con este medio alternativo.

Y ello, por más que desde las áreas de Movilidad y Seguridad tratan de reaccionar ante un fenómeno en aumento, está empezando a generar no pocos problemas a las autoridades municipales. Principalmente por la prohibición expresa hecha por el Ayuntamiento de permitir el estacionamiento de los citados patinetes sobre el espacio público y por la necesidad de que los mismos circulen por las aceras adecuando su velocidad a la del peatón. Extremos en ambos casos que son reiteradamente incumplidos por los usuarios.

La última en dar el salto a Málaga es UFO, una sociedad con sede central en Sevilla, que ya tiene servicio en Madrid, Barcelona, Valencia y la capital hispalense, así como experiencias piloto en otras ciudades europeas. "Málaga es uno de los destinos a los que queríamos llegar; lo hicimos en los dos últimos días del año", explicó el CEO de UFO, Mario Marín, quien informó de que el despliegue se está haciendo de manera "continuada", con una flota inicial reducida para ir aumentándola. No obstante, no precisó el número de patinetes con los que ha llegado UFO, precisando que se irá ajustando al interés generado.

El representante de la compañía de patinetes eléctricos aseguró que el propósito es "trabajar de la mano del Ayuntamiento". En relación a la polémica surgida por el aparcamiento en los espacios púbicos, Marín señala el compromiso de la empresa por "trabajar según las directrices municipales", lo que incluye la firma de acuerdos con negocios privados para disponer de espacios adecuados para el aparcamiento.

La renuencia a detallar la cifra de patinetes que funcionan en la capital se extiende a VOI. "Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido el servicio en Málaga, tanto los malagueños como los visitantes han recibido el servicio con mucho entusiasmo y lo utilizan diariamente", señaló Paula Gallego, representante de la empresa.

Al igual que UFO, VOI insiste en su apuesta por alcanzar acuerdos con negocios para el aparcamiento de los patinetes. "Queremos ser parte de la ciudad y sabemos que esto solo es posible mediante acuerdos con negocios e instituciones; el diálogo está en nuestro ADN corporativo", expuso, valorando Málaga como una ciudad "idónea" para este tipo de transporte.

UFO y VOI son dos de las "diez o doce empresas" con las que meses atrás mantuvo contacto el área de Movilidad con la previsión de que empezasen a funcionar en la capital de la Costa del Sol. "A todas se les dijo lo mismo, que no podían dejar tirados los patinetes en la calle y que tienen que ir por la acera a la velocidad del peatón", dijo la concejala Elvira Maeso.

La edil admitió que se desconoce el número de patinetes que las cuatro operadoras tienen en este momento la ciudad. Y aseguró que el equipo de gobierno está "atento al tema; más que preocupados lo que tenemos claro es que tiene que estar controlado para que no se desmadre".

Patinetes aparcados en la Acera de la Marina. Patinetes aparcados en la Acera de la Marina.

Patinetes aparcados en la Acera de la Marina. / Javier Albiñana

Existe cierta controversia en la interpretación que en el seno del Ejecutivo local se hace sobre la posibilidad o no de intervenir de manera drástica ante los vehículos estacionados de manera irregular. Si en un principio Movilidad habló de que la Policía Local los retiraría de las calles, el concejal de Seguridad, Mario Cortés, rebajó esta capacidad, asegurando que sólo se podría intervenir así en el supuesto de que los patinetes supongan una claro riesgo para el tránsito de los peatones.

Tras disponer de las aclaraciones de los servicios jurídicos, Cortés explicó que los agentes no tienen base legal clara para confiscar los vehículos y que lo que sí se puede hacer es multar a las empresas de alquiler por vulnerar la normativa municipal. La realidad es que la actuación del Consistorio en materia punitiva es mínima, como demuestra el hecho de que hasta finales de diciembre apenas se contaban diez sanciones por incumplir el artículo 22.3 de ordenanza de Vía Pública, que cataloga la ocupación indebida del espacio público con penalizaciones que pueden oscilar entre los 1.501 y los 3.000 euros.

A esta línea de se suma la intención de activar una modificación de la ordenanza de Vía Pública "para incluir una disposición que permita la retirada de cualquier objeto que ocupe la vía pública sin autorización municipal, lo que incluirá este tipo de VMP". Un trámite que, en cualquier caso, necesitará meses.

De momento, la intervención municipal está lejos de lo planteado en Madrid, donde el Consistorio llegó a anunciar la retirada de las autorizaciones de funcionamiento a tres de las operadoras de patinetes por que no impedían, mediante las app, el estacionamiento en zonas prohibidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios