Málaga

La entrada a la cueva de La Araña, tapiada para cumplir con la legislación

  • Tras las inspecciones se debe tapar la entrada para proteger la cavidad

Interior de la cueva en una imagen publicada por los agentes que la inspeccionaron.

Interior de la cueva en una imagen publicada por los agentes que la inspeccionaron. / Agentes de Medio Ambiente de Andalucía (Málaga)

Después de inspeccionar el interior de la cueva hallada en la cantera de La Araña explotada por la cementera FYM-Heidelberg y a la espera de los informes que determinen si en su interior hay valor arqueológico o geológico, la entrada a la cavidad fue tapiada a fin de proteger la misma y evitar que nadie pudiese entrar y manipular o deteriorar su interior, según marca la legislación vigente. 

La oquedad permanecerá tapada hasta que se emita el informe y se tomen medidas, si así lo recomendasen los técnicos encargados del mismo, y desde el momento que acaba la inspección. Del mismo modo, la actividad de la cementera sigue parada y no se espera su vuelta hasta que se tome una decisión por parte de la Junta de Andalucía, una vez estudiados los informes pertinentes.

La cementera por su parte se remite al comunicado que emitió el pasado 13 de agosto en el que se muestra completamente colaborativa con la Junta de Andalucía y anuncia el cese de la actividad en la cantera a fin de no dañar la cueva y hasta que la administración no se pronuncie en base a las conclusiones de los citados informes. 

La cueva se encuentra junto al conjunto kárstico Navarro IV, declarado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC). Este conjunto alberga uno de los registros geológicos y arqueológicos más importantes del Mediterráneo occidental para documentar el periodo que transcurre entre el Pleistoceno Medio (hace unos 150.000 años) y el Holoceno Antiguo (hace 4.000 años). 

En la Cueva Navarro IV, el hallazgo de piezas líticas y restos de moluscos aporta evidencias de su utilización durante el Paleolítico Superior. Pero el principal interés de este abrigo viene del arte rupestre de sus paredes, en distintos tonos de rojo y negro y con motivos geométricos (curvilíneos, de puntuaciones, líneas de puntos, trazos pareados y haces rectilíneos y cruzados).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios