Málaga

Los errores del proyecto lastran la videovigilancia en los polígonos

  • El documento señala arquetas que no existen sobre el terreno, lo que está obligando a realizar actuaciones añadidas

Imagen de archivo del centro en el que se controlan las imágenes de la videovigilancia en Málaga. Imagen de archivo del centro en el que se controlan las imágenes de la videovigilancia en Málaga.

Imagen de archivo del centro en el que se controlan las imágenes de la videovigilancia en Málaga.

Los errores acumulados en el proyecto de instalación de la videovigilancia en tres de los polígonos industriales de la ciudad están retrasando sine die la puesta en servicio de una infraestructura largamente demandada por los empresarios de la zona. Las taras detectadas están obligando a la empresa adjudicataria del servicio de suministro y colocación de los dispositivos (una firma distinta a la que hizo el proyecto) a tener que rectificar sobre la marcha y a realizar obras no contempladas inicialmente.

Y ello porque, a modo de ejemplo, los operarios se han topado con el problema de que donde según el proyecto original iba a haber una arqueta ésta no existe, o con que un suelo supuestamente municipal en el que se iba a implantar un poste resulta que pertenece a otra administración. Circunstancias todas ellas que hacen que a día de hoy el Ayuntamiento eluda poner una fecha cierta a la terminación de los trabajos y, por ende, a la puesta en servicio del sistema de vigilancia.

La Asociación de Polígonos se queja de que nuevamente el sistema sufra retrasos

"El proyecto no estaba correcto en algunos puntos y ahora se tienen que estar corrigiendo sobre la marcha", admitía el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ente del que forma parte a día de hoy todo lo relacionado con los polígonos de la capital. "Es la misma empresa instaladora la que ahora está corrigiendo esos problemas; se ha dado cuenta cuando ha ido y ha visto deficiencias", apostillaba. Pero Pomares es cauto a la hora de dibujar un escenario temporal. "Está siendo lo más ágil posible, pro no me atrevo a decir una fecha", dijo.

El acuerdo de adjudicación adoptado por la Junta de Gobierno Local para el suministro e instalación de las 29 cámaras en 17 puntos de Azucarera, Guadalhorce y Santa Bárbara data del 17 de marzo del año pasado. La oferta mejora valorada fue la de la empresa Elecnor, que planteaba un plazo de 90 días para el desarrollo del servicio y un presupuesto de 280.000 euros. Es decir, que ya existe un desfase de al menos seis meses respecto al calendario inicial.

El asunto fue abordado en una reunión celebrada el pasado jueves por Pomares con los responsables de la Asociación de Polígonos de Málaga, Apoma. El presidente de este colectivo, Sergio Cuberos, mostró su malestar por lo ocurrido, y porque el proyecto sufra un nuevo retraso después de que hayan pasado ya varios años desde que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dio luz verde. "Resulta que cuando se adjudica la obra y se dispone del dinero ahora el proyecto no coincide con la realidad de los espacios; donde se dice que hay una arqueta para colocar los cables no está, y si se decía que había un suelo para un poste, el suelo no era municipal sino de Carreteras".

"Le hemos pedido al concejal que pida responsabilidades a la empresa que hizo el proyecto porque no vale; se atrasa todo más porque hay que buscar dinero para los añadidos que hay que subsanar, más los trámites burocráticos", insistió Cubero, quien apunta la posibilidad de que, según lo expuesto por el edil, "en dos o tres meses se puedan adjudicar de nuevo los temas acabar la obra". Sobre esta demanda, Pomares no lo descartó. "Cuando terminemos las actuaciones, si vemos que hay muchos errores le pediremos parte a la empresa", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios