Málaga

Casi 7.400 estudiantes inician la Selectividad sin incidencias destacadas

  • Como cada año los nervios han estado presentes y han hecho que algún alumno se haya equivocado de tribunal

  • En Lengua ha caído 'Historia de una escalera' y un editorial de 'El País'

Estudiantes repasan para Selectividad en la puerta de la Facultad de Medicina. Estudiantes repasan para Selectividad en la puerta de la Facultad de Medicina.

Estudiantes repasan para Selectividad en la puerta de la Facultad de Medicina. / Javier Albiñana

Pegatinas mal puestas, exámenes que se entregan sin firmar y un alumno en una sede que no le correspondía. Los nervios han jugado alguna que otra mala pasada pero los primeros exámenes de la temida Selectividad han comenzado sin incidencias destacadas.

Se abrió el fuego poco después de las 8:30 con Lengua y Literatura y los estudiantes han salido con buen sabor de boca. Las opciones a elegir han sido Historia de una escalera, obra teatral de Buero Vallejo, y una editorial del diario El País. Paula Martín y Andrea Rubio, del instituto Santa María de los Ángeles, eligieron el texto teatral. "Nos ha resultado más fácil de lo que pensábamos, la teoría ha estado bien, pero la gramática ha sido un poco liosa", comentaban en el descanso, con el libro de Inglés abierto para repasar.

Andrea tiene claro que quiere estudiar Enfermería y sabe que la nota de corte se quedó en 10,6 el pasado año. "Tengo que sacar una media de notable en todos los exámenes para poder llegar", apuntaba.

El profesor de Química Luis Palomo, un veterano que ya ha traído a 28 promociones del IES Sierra Bermeja, consideraba que "ahora los alumnos están más presionados que antes, que bastaba con aprobar. El nivel de exigencia es mucho más grande y en tres días se juegan su futuro". Eso sí, a veces, a los estudiantes lo que les falta es una preparación más a largo plazo, opinaba el docente. "Se esfuerzan mucho a partir de la tercera evaluación, cuando ya le ven las orejas al lobo".

Otros llevan todo un año empeñados en subir la nota, como Javier Fernández, alumno del colegio El Pinar. Quiere ser piloto militar y la nota de corte para entrar en el Ejército se quedó en un 11,9. Su 11,2 no le fue suficiente y este curso se ha estado preparando en una academia. "Tengo que partir de cero y sacar prácticamente todo 10", decía mientras repasaba Historia con sus amigos. Ese será unos de los huesos más duros de roer este año. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios