Plan especial del puerto Retraso de las obras en el muelle 2

La eterna travesía del palmeral

  • El nuevo espacio ciudadano del muelle 2 no será abierto al público hasta inicios de año, casi tres después de lo previsto · El puerto espera acometer en unas semanas la peatonalización de su acceso principal

Comentarios 4

Dijo Benjamin Franklin: "Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea". Y eso mismo deben pensar todos aquellos que son testigos en el último lustro de la eterna travesía que protagoniza el Palmeral de las Sorpresas, proyecto icono del proceso de integración del suelo portuario en la ciudad. Casi cuatro años después de que la Junta de Andalucía adjudicase los trabajos para transformar el muelle 2 (paralelo al Paseo de los Curas) en un vergel de palmeras y zonas de esparcimiento, nadie parece estar en disposición de marcar en el calendario el día en que el mismo será abierto al público. Y ello a pesar de que los trabajos de ejecución de tan renombrada actuación, diseñada por el arquitecto Jerónimo Junquera, tenían un plazo de desarrollo de apenas 17 meses.

A fecha de hoy, todas y cada una de las previsiones realizadas por los responsables políticos de la obra se han quedado en nada. Ni el calendario original del proyecto adjudicado a la firma Tiferca, que debido a sus problemas económicos abandonó la obra después de iniciarla, ni los últimos augurios de la delegada del Gobierno andaluz, María Gámez, quien hace casi un año apuntó que el palmeral sería inaugurado tras este verano, se han cumplido.

Todo apunta, conforme al escenario en el que se maneja en este momento el proyecto, que el hito del corte de la cinta de inauguración no tenga lugar hasta principios de 2011. Este augurio toma como punto de partida la necesidad de que antes de que se produzca su apertura se lleven a cabo los trabajos de eliminación de la verja justo en la entrada principal del puerto (entre el Instituto de Estudios Portuarios y el inicio del palmeral) y la peatonalización de esta franja de suelo.

La apuesta de la Autoridad Portuaria pasa por desplazar el acceso del tráfico rodado a la puerta existente a la altura de la Alameda de Colón. El presidente del organismo, Enrique Linde, precisa a este periódico que la idea es que en "dos o tres semanas puedan empezar las obras", momento a partir del cual habrá que añadir unos dos meses más. "La obra del palmeral está casi al 95% y lo que resta es este acceso", apunta Linde, quien recuerda que esta acción no estaba contemplada en el proyecto de Junquera.

Bien es cierto que el camino de este proyecto, gestionado por la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), dependiente de la Consejería de Obras Públicas, ha sido tortuoso. De inicio, el proyecto hubo de ser modificado seriamente por los problemas de inestabilidad del terreno sobre el que se levantan los tres edificios ya en pie (que previsiblemente albergarán el Aula del Mar, en dos de ellos, y una estación marítima), una circunstancia que obligó a aumentar los plazos de ejecución y, especialmente, el coste. De los 17 millones de la adjudicación se pasó a 28 millones. A este primer escollo le siguió otro no menos engorroso: Tiferca abandonaba la obra por motivos económicos y la cedía, varias semanas después, a la empresa sevillana Heliopol, que es la que mantiene la actuación.

Y el último de los peldaños a subir tiene como protagonista la verja que recorre íntegramente el muelle 2 y que lo separa de la ciudad. Del compromiso asumido el pasado verano por la Junta y por el Ayuntamiento de la ciudad de alcanzar un acuerdo para posibilitar la supresión de la valla, a día de hoy no queda nada oficial. De hecho, la distancia entre ambas administraciones sigue siendo considerable.

La primera insiste en la necesidad de que el espacio ganado en el Paseo de los Curas con el retranqueo de la verja, unos 2,5 metros, sean destinados a uso peatonal, al objeto de mejorar las condiciones de acceso y seguridad al nuevo espacio ciudadano, mientras que el equipo de gobierno del PP en la Casona del Parque considera necesario mantener esta franja de suelo para un tercer carril de tráfico en sentido este, como en su momento planteaba el proyecto de Junquera. Una ocupación viaria más trascendente aún, según el alcalde, Francisco de la Torre, en previsión de la llegada de la obra del Metro al Paseo del Parque.

A la espera de que las dos instituciones sean capaces de eliminar sus diferencias, casi todos dan por sentado que el Palmeral de las Sorpresas será inaugurado con la verja en pie. Pero ¿cuándo?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios