Ismael fernández · Autor del cuento 'La burrita baldomera'

“El éxito de 'Baldomera' ha saldado la deuda que yo tenía con mi pueblo”

  • El cuento infantil basado en el emotivo reencuentro de la burra de la Axarquía con su dueño tras el confinamiento consigue el tercer premio en los 'Latino Book Awards'

Ismael Fernández con la burrita ‘Baldomera’.

Ismael Fernández con la burrita ‘Baldomera’. / María Ramos (Málaga)

El entrañable vídeo de la burrita Baldomera durante el reencuentro con su dueño superó en mayo de 2020 las 50 millones de reproducciones y en septiembre del mismo año la historia quedó recogida en un cuento infantil que ha sido traducido en seis idiomas. Más de un año más tarde, el relato consigue el tercer puesto en los premios estadounidenses Latino Book Awards como uno de los mejores libros ilustrados de ficción por ser “una buena historia de fortaleza moral con mensaje de amor”, según el jurado. Ismael Fernández, coautor de la obra, periodista y dueño de Baldomera, narra el trayecto para que una conmovedora relación entre la burra y su amigo haya viajado desde el municipio de la Axarquía de El Borge a una gala celebrada telemáticamente en Los Ángeles.

–¿Cómo se siente tras haber recibido el galardón?

–Es un regalo que jamás pensé que iba a recibir, para mí ya es un sueño que el libro llegase a Estados Unidos. Cuando conocí que éramos finalistas ni me lo creía, de hecho no era ni consciente de que podríamos aspirar a presentarnos al certamen.

–¿Tenía expectativas de conseguir ser premiado?

–Desde que el vídeo se hizo viral, todo ha sido espontáneo. Después se me presentó la oportunidad única siendo periodista de escribir un libro de una historia que me apasiona. Para mí esto ya era un regalo, por lo que no he tenido nunca expectativas de ser premiado. La anécdota lleva un año proporcionándome oportunidades que pienso aprovechar y con las que únicamente pretendo disfrutar.

–¿Qué le está aportando a su vida personal el fenómeno que está viviendo?

El éxito de Baldomera me ha permitido devolverle a mi pueblo todo lo que me había dado él. Yo pasé aquí mi infancia y me tuve que ir a la ciudad, pero siempre he sentido que aquí había aprendido y que había sido muy feliz. De alguna manera he conseguido saldar mi deuda y no tengo ninguna pretensión económica, pero sí pretendo poder exprimir todos los beneficios que puedan nutrir a mi comarca. También me ha permitido unir dos de mis mundos favoritos: la comunicación y el campo.

–Después de todo el éxito, volvamos al inicio, ¿cuál es el mensaje principal que quiere transmitir con la historia?

–Pretendo explicar el bienestar animal entendido desde una perspectiva basada en la realidad. Creo que las redes sociales han provocado que el animalismo se esté entendido mal en la sociedad, ya que se están difundiendo ideas como que en el ámbito rural se proporciona un trato negativo a los animales. Mi pretensión es desmentir estas creencias y dar a conocer que uno de los factores más importantes de la vida de las personas que residen en estos entornos es el cuidado y respeto a los animales, ya que tienen un papel dentro de las familias y realizan funciones como todos los miembros. Mi intención con esta historia es explicar el buen trato animal, sin los aspavientos y rodeos del mal llamado animalismo.

–Siendo un cuento infantil, ¿cree que el libro puede proporcionar algún aprendizaje a los adultos?

–Sí, la burrita Baldomera deja un espacio a la imaginación del niño para que pueda interpretar parte de la obra, pero también se puede convertir en una oportunidad para que los padres y madres empiecen a dialogar con estos sobre algunos temas como la soledad o el abandono. Puede ser una herramienta que sirva para encontrar un punto común de habla y escucha entre padres e hijos.

–¿Por qué cree que La burrita Baldomera traspasa con facilidad las barreras territoriales?

–Uno de los motivos por lo que el vídeo logró tanta repercusión fue porque se iba haciendo viral en los países en el momento que se abría el confinamiento, por lo que el fenómeno se extendió a lo largo del tiempo. Aun así, creo que el principal motivo es que el vídeo está realizado en el lenguaje universal, el lenguaje de los sentimientos. La historia es sencilla y pura, por lo que se entiende en cualquier sitio. Esta es un reflejo de la sencillez del amor, ya que son dos amigos, uno animal equino y otro animal humano, que lloran de alegría al reencontrarse. El cuento puede tener muchas lecturas y perspectivas, pero la pureza de la historia principal es lo que hace que llegue a todo el mundo.

–¿Podremos leer más historias de la burrita Baldomera?

Ojalá algún día, mi idea es que la saga de Baldomera continúe. Tengo gran cantidad de animales y podría sacar un cuento diario de lo que aprendo de ellos. Recientemente he acogido a Ruperta, otra burra y sorprende la manera en la que están llegando a entablar relación las dos burras, ya que es semejante a cuando nace el segundo hermano en una familia y se dan las comunes situaciones relacionadas con los celos o con el compartir un espacio que antes era propio. Ser portavoz de los animales es un honor para mí y podría decir que actualmente tengo entre manos una historia real que espero que se pueda llegar a convertir en el segundo cuento, aunque pretendo que Baldomera, aparezca en todas las publicaciones que se lleguen a dar.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios