Economía

Las exportaciones malagueñas solo caen un 3% de marzo a mayo pese al confinamiento

  • Las empresas malagueñas facturaron 519 millones de euros entre marzo y mayo, con fuertes aumentos en el sector cárnico

Empleados de Fujitsu en la fábrica de Málaga en una imagen tomada antes del estado de alarma. Empleados de Fujitsu en la fábrica de Málaga en una imagen tomada antes del estado de alarma.

Empleados de Fujitsu en la fábrica de Málaga en una imagen tomada antes del estado de alarma. / Javier Albiñana (Málaga)

Las empresas malagueñas están bien implantadas en el exterior y una prueba de ello es que, pese al confinamiento generado por la pandemia, las exportaciones de firmas locales entre los meses de marzo y mayo solo cayeron un 3,2%, alcanzando los 519,2 millones de euros. El año pasado, sin coronavirus por medio, las ventas al exterior en esos tres meses sumaron 536,1 millones de euros, según los datos aportados a este diario por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).

El cierre de fronteras y la caída del consumo interno sí han tenido una mayor repercusión en las importaciones, que se desplomaron en Málaga un 21,3% entre marzo y mayo hasta los 457,5 millones de euros. En este sentido, pese a la hecatombe que ha supuesto el Covid-19, Málaga puede presumir, por ahora, de que el saldo de su balanza comercial fue positivo en 61 millones de euros en esos tres primeros meses de confinamiento.

Extenda publicó este pasado viernes el dato global de exportaciones del primer semestre -incluyendo también enero y febrero- y las exportaciones malagueñas se han incrementado un 7% en los seis primeros meses del año hasta los 1.144 millones de euros, lo que representó el 7,8% del total andaluz, aunque se mantiene en la quinta posición de la comunidad por detrás de Sevilla, Huelva, Cádiz y Almería.

La fruta es el producto estrella: 138 millones de euros en tres meses, un 15% más

El comportamiento internacional de la empresa malagueña en esos tres primeros meses de cierre mundial ha sido muy positivo ya que, por ejemplo, entre marzo y mayo las exportaciones andaluzas cayeron un 22,8% hasta los 7.028 millones de euros, y las españolas un 29,4% hasta los 54,3 millones de euros. Dicho de otra forma, Málaga ha mantenido mejor el tipo que otras provincias. Esos tres meses fueron especialmente duros para Cádiz o Jaén, que vieron reducidas sus exportaciones un 37,9 y un 35,4% respectivamente, mientras que en Huelva disminuyeron un 28,4% o en Sevilla un 24%. Almería fue la provincia andaluza que más aguantó el tirón con un descenso del 0,9%.

La exportación de fruta fue el elemento estrella en la provincia de Málaga entre marzo y mayo con un volumen de negocio de 138,6 millones de euros, un 15,4% más que en el mismo periodo del año anterior. El aceite es el segundo producto principal con 101 millones de euros, un 5,6% más, y la carne es la que cierra el podio con 71,1 millones de euros, un 50% más. Cabe destacar como, en pleno confinamiento, el sector cárnico ha conseguido aumentar sus ventas en el exterior un 50% o el de las legumbres y hortalizas lo ha hecho en un 39%.

Francia es el principal cliente y Estados Unidos, pese a Trump, pasa al segundo lugar

Obviamente no todo es positivo. Hay segmentos como los aparatos eléctricos que han caído un 42%, los vehículos un 26% o las máquinas y aparatos mecánicos un 27%. En cualquier caso, la cuenta final, con esa mencionada reducción de ingresos del 3,2%, se puede considerar satisfactoria dada la situación mundial existente. Habrá que ver qué ocurre el resto de meses y si se mantiene esa tendencia o si empeora.

Francia sigue siendo el principal comprador de productos malagueños con una factura de 101 millones de euros entre marzo y mayo, la misma cantidad que el año pasado. Estados Unidos, pese a todas sus restricciones, se ha colocado en segundo lugar con 68,8 millones de euros, un 22% más. Alemania, China, Portugal, Italia, Reino Unido y Países Bajos le siguen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios